cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
La singularidad de la especie
Reflexiones |
24.03.20
  • 0
  • 0
  • 53
Sinopsis

Siempre nos hemos preguntado como hemos llegado hasta este punto. Esa gran capacidad de adaptación y supervivencia innata de los humanos. Muchos no dudan de destacar el espíritu pujante y la resiliencia del hombre para aventurarse hacía lo desconocido y descubrir el mundo a su alrededor.

No es tampoco vano destacar que todos nos vemos motivamos a sobrevivir y a tener curiosidad. Esa curiosidad la manzana del Edén es lo que mantiene al hombre queriendo siempre más y adentrándose en terrenos que antes no podían ser ni imaginados.

Puede ser que la existencia sea mera casualidad o suerte. O que incluso sea obra de alguna divinidad. Todos tendrán una creencia distinta de cual exactamente es la razón de estar en este mundo. Pero quizá nadie puede dudar que la civilización ha ido forjando su propio destino.

Es por eso que en este punto donde todos nos encontramos ante la posibilidad de que todo cambie a nuestro alrededor. Viendo nuestras costumbres y modo de vida ser amenazados. Solo en este momento es cuando realmente nos damos cuenta de que somos tan frágiles como cualquier especie.

El hecho de haber logrado llegar a la luna, no implica que podamos derrotar al más simple de los más males a la más pequeña forma de vida, que vale aclarar no ha sido aún ratificada como forma de vida a pesar de que se replica.

Lo que nos hizo fuertes como sociedad es la convivencia y es justo lo que no tenemos hoy. Es más que tan frágil es el sistema económico basado en que la gente consuma, cuando la gente no puede consumir.

¿Será momento de replantearnos nuestra forma de vivir? ¿Habrá una mejor forma de convivir con nuestro planeta y esperar que nuestra especie sea duradera?

Pues de lo que podemos estar seguros es que este simple hecho ha colapsado el mundo, cientos de economías y personas dependientes del continuo sistema de consumo. Del crecimiento continuo. Ya muchas empresas y países sienten que fracasan cuando no han crecido con respecto al año anterior. ¿Es necesario el continuo crecimiento de la economía y son infinitos los recursos de la tierra como para afrontar este sistema?

Francamente lo que podemos aprender de todo esto es que o aprendemos a vivir bajo los términos de esta tierra o seremos algo más que deambulo en este mundo, pero nada más.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Dicen que las musas se olvidaron del hombre. Yo pienso por el contrario que los hombres olvidaron a las musas. Sin embargo, algunos las recuerdan y aquí se plasman sus sonidos. En hojas de papel, en textos y en canciones.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta