cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
La soledad que me envuelve
Amor |
08.01.21
  • 4
  • 4
  • 124
Sinopsis

Después de la agonía que me dejó el velo de tus besos. Hoy llevo la poesía escondida, que a media voz busca perfumar las flores que remedian tu figura. Pero solo vi un mar de hojas del cerezo tendidas en la hierba, pretendiendo cubrir la tristeza que aún recrudece el recuerdo de tu amor.

Ahora voy por el largo camino del retorno en memoriales y observo tu sonrisa escondida en “La Gioconda de Da Vinci”. La misma sonrisa marcada que se paseó a mi lado por el pasillo y graderías del liceo. La misma que aquella vez sentí vacía, hecha de hielo y que se abandonó para darme a conocer mi propio llanto.

Miro este cuerpo que rotula las huellas por donde pasaron tus caricias. Siento ganas de llorar, al sentirme pecador inconsciente de tus dolores. Mi mente se nubla y te veo interina reflejada tu expresión en el dolor de Jesús. 

Han pasado soles y lunas, lluvias y amores, pero tu ausencia aún desvive mi corazón. Presiento cercano el ocaso de la juventud y una soledad se cierne sobre mí.

La sensibilidad se me desnuda y devela la crueldad con que a veces el pensamiento te separó de mi presencia. Pero siempre fiel te acercas con tu pigmentada aureola, calmas mis pesares y te alejas con dulzura, del féretro donde reposa mi cuerpo y alma antes de morir. 

Sabes bien de este amor eternizado, que venció el recuerdo de los imposibles y anhelos rendidos. Un amor que no le importó el olvido o la indiferencia, que se sucede al sombrío arrebato de la muerte y hoy delata los recuerdos heridos por la memoria.

No quedaron espacios en blanco entre tu amor y el mío, por eso ahora te escribo en prosas para de nuevo tratar de mirarte a los ojos y sentir que tu voz se devuelve en el tiempo.

 

Aquí te dejo estos claveles rojos y un deseo: Espera siempre por mí.

 

 

 

Código Safe Creative: #1702172……

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Gracias por tu comentario, Ana. Mario siempre Mario. Su poesía, su prosa poética mucho me ayudaron a intercambiar versos por besos con novias, en días de liceísta.
    A veces mente y cuerpo requieren alejarse de una realidad extrema y el recuerdo ayuda. Claro sin darle sostén para la apropiación. Un saludo Francesc.
    Eleachege, "La soledad que me envuelve" retrata un sentimiento de posteridad, de cómo el sentimiento alcanza la eternidad. Me hace evocar, la prosa de Mario Benedetti: " Si la vida fuera otra y la muerte llegase entonces, te amaría hoy, mañana...Por siempre...Todavía". Congratulaciones !! y has que esa soledad se transforme en felicidad.
    Un relato de un maraviloso y sutil romanticismoque está en relación con una imágen soñada. Conozco muy bien esta sensación, pero he visto que que la realidad contrasta con ella, y este es el dolor de la soledad que ésta nos causa.
  • Esta página cada día y desde hace unos cuatro años, tiene más aspecto de una casa de celebración de velorios donde se llora, se canta, se ríe y poco se valora a lo escrito, como etapa para corregir. Al parecer más daño hacen “las sociedades de los poetas muertos” que los mismos Trolls. La furia contra lo que hacen los Trolls es momentánea no deja huellas. Pero el endiosamiento enferma (tomando en cuenta que no todos tienen la misma escala de sentimientos y emociones), porque se juzga por solidaridad, sin importar la escala de calificación que pueda merecer realmente el escrito del asociado, casi siempre con el mismo tema y argumento y casi los mismos personajes. Hace menos daño, dejar pasar y no valorar, que maxi valorar un escrito que no lo merece. Puede haber otras creencias, verdades o medias verdades, Doy fe de que no tengo interés personal, soy una veleta que se va y viene dentro de esta y otras Webs, pero hay escritos noveles que merecen estímulo, y están vedados hasta no contar con la anuencia de la Dead Poets Society – Carpe Diem. Por supuesto, hay sus excepciones a quienes envuelve la marea. Dios me tome confesado, no trato de dañar, todo lo contrario. Es que no hay otra forma de que se entienda, sino se dice.

    Eva necesita examinar su vida. Nada mejor que una retrospección psiquiátrica. Pero tiene dudas. Recién ha leído “Más Platón que Prozac” de Lou Marinoff.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta