cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
La Suite H
Suspense |
17.03.21
  • 5
  • 3
  • 702
Sinopsis

Las violaciones repetidas en una habitación de un hotel indican que el violador es un muerto.

                                                        LA SUITE H

Estelio Morejón fue condenado a 20 años de prisión por violar a dos niñas en su tierra natal en la provincia de Camaguey, Cuba. Por su buena conducta le fue otorgada la libertad al cumplir los diez años. Sabía que no podía volver a su tierra porque los familiares prometieron matarlo si lo veían. Por esa razón, decidió quedarse en Isla de Pinos donde estaba el Presidio que había acabado de abandonar y donde nadie lo conocía. Supo que estaban buscando obreros para trabajar en la construcción de un Hotel frente a la Bahía de Siguanea y para allá se fue. Se habían construidos para los trabajadores foráneos pero se ganó la confianza del Ingeniero Jefe y lo dejaban dormir en lo que iba a ser la Suite H.

Un día, Estelio fue encontrado muerto en esa habitación sin causa aparente. Su muerte fue silenciada, pues no convenía que se supiera que alguien había muerto ahí. Fue trasladado y enterrado con el mayor secreto posible, aunque siempre se rumoraba y algunos, con el tiempo, creían que se trataba de una leyenda.

El treinta de Diciembre se procedió a la inauguración del que se llamó Hotel Colony. Vinieron personalidades del ámbito político, social y económico del país, así como algunos estadounidenses que tenían acciones en el edificio.

Después de la comida y los discursos pertinentes, comenzó el baile con una orquesta relevante en el ámbito nacional e internacional. Una niña, apenas de doce años, hija de un matrimonio de New York, no le gustaba el baile y se fue a su habitación, la Suite H, la más grande de la ocho existente y que estaba situada al final del pasillo de la segunda planta Cuando se terminó todo y los padres regresaron a la habitación, se encontraron a la hija que había sido golpeada y violada. La policía no tenía ningún sospechoso. Todos los empleados tenían coartadas al igual que los visitantes. Lo que sorprendió a todos fue que al mostrarle las fotos de empleados y trabajadores de la construcción, la chica identificaba, como su agresor, a Estelio Morejón. Eso provocaba ciertas sonrisas maliciosas. Aquel suceso no trascendió porque sus padres temían un escándalo social.

A los dos meses de estar funcionando el hotel, ocurrió un caso similar en la misma suite. Esta vez se trataba de un niño de doce años que sus padres habían ido a practicar submarinismo. Los padres, con muchos contactos en las altas esfera del Gobierno, lograron que enviaran, para investigar el caso, al Inspector Pelly.

El Inspector procedió, como se hizo en el anterior suceso, interrogar y comprobar las coartadas de todos los empleados, trabajadores y huéspedes. Al igual que en el caso anterior, el niño identificó a su agresor como Estelio Morejón.

El Inspector tomó muy en serio la declaración de la víctima y procedió a buscar una orden de exhumación del cadáver de Estelio y averiguar toda la familia de éste por si había algún pariente o hermano que se le pareciera. Nada de eso dio resultado positivo y entonces decidió instalar una cámara oculta en el pasillo que se podía ver la entrada a la habitación, sobre todo en el horario de doce a seis de la mañana. El monitor se encontraba en la habitación contigua observado por dos policías del Servicio Secreto y que aparecían como huéspedes de larga duración por estar haciendo las labores de terreno como ingenieros en la construcción de lo que sería el Hotel de diez planta y entonces el Colony pasaría a ser un club. Después de varios meses, se hospedaron dos jóvenes procedentes de La Habana. A la segunda noche, una de ellas recibió una llamada telefónica y salió de la habitación, pero la otra se quedó. Entonces, pocos minutos después se vio, en el monitor, a un hombre que entraba en la habitación. Con gran rapidez, los policías detuvieron al sospechoso.

Se trataba de un camarero que sabiendo la historia de Estelio y siendo pintor aficionado, había confeccionado una capucha que se ajustaba a la cara, perfectamente pintada con el rostro de Estelio y quien aprovechaba el factor sorpresa, dejando en penumbra la habitación y así no podían ver los detalles de la falsificación.

Fue condenado a una larga condena de cárcel.

 

Pcfa

 

(Relato de ficción)

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Obrero del transporte vinculado a la literatura a través de obras escritas de teatro para colectivos obreros. Ha escrito tres libros: "Amor entre Azahares", Cuentos y Poesías de Celestino y La Sangre que Regresa (titulo anterior: El Leon Rojo Memorias de un Combatiente) .Actualmente está jubilado.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta