cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

16 min
Talaq
Reales |
06.09.19
  • 5
  • 2
  • 71
Sinopsis

Hªs. engorrosas alrededor de los mundos de Laura

A Lina, mamá de Laura, le reconcomen un par de ideas: "Yo tengo un problema serio que consiste en que creo no tener ningún problema serio. Ando bien de salud, mis hijas son moderadamente felices, llego a fin de mes y tengo unas cuantas amigas y amigos. Txolo, la mascota de Laura, resiste. Sin embargo, tengo una piedrecita en el zapato que no consigo arrancar del todo y que consiste en que todavía creo “necesitar” que los demás me quieran. -¡Pues vaya cosa! –pensarán muchos y dirán otros tantos. –¡Eso le pasa a cualquiera!- Y no digo que no, a fin de cuentas nadie es especial aunque lo quiera parecer. Por un lado, está el amor que siento por un ramillete de personas que me corresponden con los mismos bandazos con que yo les ofrezco mi amor; es decir, como humanos que fallamos tantas veces. Y por otro lado está el reconocimiento “general”, la aprobación social que está aposentada en algún lugar del ego y que es lo que mueve hacia adelante a quienes desean emprender, colaborar, trabajar o, simplemente, inventarse un reto para sentirse más vivos. Da lo mismo que el proyecto consista en formar una familia que trabajar para “levantar el país”; da igual si es algo más íntimo y personal con meras vinculaciones de tipo emocional o espiritual. El caso es que cuando nos despistamos en un cruce y perdemos el norte existencial… deberíamos ser capaces de reconocerlo. A cambio, esgrimimos la panoplia completa de excusas tradicionales; que si el trabajo es estresante, que si el cansancio es recurrente o que no conseguimos ahorrar para el viaje soñado. Si tenemos un trabajo estresante, hay un problema. Si siempre estamos cansados, también. Y si no dominamos la economía de bolsillo, ya estamos rematando la faena de mala manera. Quizás sería el momento de afrontar cada situación por separado y analizar si ese trabajo “estresante” vale la pena; si no será que ese cansancio continuo es consecuencia directa de una mala gestión de la salud y que, al final, gastamos lo innecesario para paliar la prisa, la falta de tiempo y compensar de alguna manera toda esa infelicidad que llevamos en la mochila. Como ejemplo me pongo yo misma de cuando me ofrecieron prejubilarme reduciendo mis ingresos casi a la mitad. ¿Quién quiere eso? Pero a cambio dejé de tener un trabajo estresante, mi cansancio desapareció barrido por un buen viento y ya no tuve que gastar dinero en comprar ropa para ir a trabajar ni llenar el depósito del coche. Digamos que durante años me había negado a admitir que tenía problemas y vino el azar (la crisis, la oportunidad) a solucionármelo sin consultarme, por las bravas. Desde entonces he aprendido a no esconder bajo la alfombra los problemas polvorientos sino a eliminarlos a escobazos (bueno, en realidad tengo un robot barredor por aquello de mis lumbares) antes de que sean ellos los que hagan telarañas en mi mente (o en mi alma). Si algo me quita el sueño lo pongo bajo los focos y busco la grieta. Si mi cuerpo está cansado le preguntó por qué mientras me tumbo sobre la cama y dejo que corra el aire. En cuanto al dinero he dejado de buscar  en qué gastarlo (ropa, viajes, comidas, ocio) y voy despacito dándome lo que creo que necesito que, curiosamente, es cada vez menos. Ahora los problemas me duran medio telediario porque no les dejo que hagan nido en mi interior, ni siquiera los que tienen que ver con las relaciones interpersonales. Se van como vienen a picotear en otros egos si no encuentran qué comer en el mío… De niña y adolescente, odiaba el mes de septiembre. Supongo que era porque odiaba la rutina disciplinaria de madrugar, ir al colegio, volver del colegio, hacer los deberes, cenar todas las noches lo mismo, acostarme pronto para recuperar las fuerzas (que no la ilusión) y vuelta a empezar al día siguiente. Nueve meses como losas en el calendario hasta que junio volviera, como todos los años, a rescatarme. Esa supuesta “ilusión” de reencontrar a las compañeras de clase –la mayoría insoportablemente alineadas y alienadas-, ese temor –casi siempre certero- de que monjas y profesores seguirían ese curso igual de poco felices que el anterior y lo pagarían con quien a mano estuviera, mayormente una alumna rebelde o una sumisa. Septiembre de uniforme a estrenar o con el dobladillo absurdamente largo o ridículamente corto. Forrando los libros con un hosco papel azul tinta, sin que estuviera de moda todavía que te compraran una cartera nueva o un estuche con sus lápices Alpino –para eso había que esperar a los Reyes y así se mataban dos pájaros de un tiro. Septiembre donde dejaba de ser “Li” para convertirme en “Lina”. Cuarenta o cincuenta años después creo que no hemos cambiado demasiado excepto en las posibilidades consumistas que en los años sesenta estaban gestándose y ahora están ya medio moribundas. Antes había poco dinero y ahora la pescadilla se muerde la cola. Pero no quiero escribir un post de añoranzas o lamentos nostálgicos sino compartir la idea de que, cada año, cada nuevo mes de Septiembre, “empezamos nuevo curso en lo estrictamente personal y emocional”. Ahora puede ser el momento para cambiar la rutina de tantos lustros, abrir la puerta a ese sueño que pugna por salir, darle un tirón a la cuerda invisible que nos ataba a una noria que tan solo existe en nuestra mente y nuestro conformar. Septiembre, el mes de los divorcios por excelencia, -separaciones sentimentales, profesionales, vitales-, un tiempo en que (¿por qué no?) está abierta la “matrícula” para poner en práctica ilusiones almacenadas, el momento de buscar un sitio, una plaza que lleve nuestro nombre y poder, de una vez por todas, cumplir ese deseo, que no es que estuviera oculto sino relegado por mor de circunstancias, responsabilidades y limitaciones. Septiembre es un folio –qué digo un folio, una resma entera- en blanco donde empezar despacio y con buena letra a escribir la etapa de la calma, el momento larguísimo de la lucidez, el tiempo irremediable de volver a la casilla de salida pasando por la postal de palmeras y mar azul o reposando en una suite de Bach. Con más de cincuenta años, con los sesenta cumplidos, con la jubilación llamando a la puerta –o dentro ya de la casa interior-, Septiembre nos abre sus brazos. Nunca habrá otro mes como este. Ni un día como el de hoy para tomar decisiones, comprar un billete o escribir una carta de amor…o de despedida. Para este “nuevo curso” voy a intentar que sea “nuevo” lo más posible. Empezando por mí misma, sin ir más lejos. Tengo muchas ideas danzando entre mi corazón y mi mente..."
Laura medita: "Si esto es un naufragio, los hay que flotan sobre nosotros en yate o jet privado. Se nos está informando minuto a minuto acerca de la espectacularidad de la caída y de la profundidad a la que llegaremos, pero carecemos de datos sobre quienes la propiciaron en su provecho. Si esto es un naufragio, no debemos olvidar —ni perdonar— que quienes ahora nos ahogamos lo hacemos para asegurar el bienestar de ese pequeño porcentaje de traficantes que se están apoderando de la mayor parte de la riqueza del mundo. A cambio de hundirnos, la Banda Internacional de los Ejecutantes se ha hecho con los sueldazos, las indemnizaciones, los bonos, los intereses, el capital y los calzoncillos. Los Gobiernos socialdemócratas empezaron a preparar el terreno, con esa pusilanimidad que les caracteriza. Las derechas lo hacen mejor: resueltamente. Entre tanto, nos venden la película de que fuimos nosotros quienes destrozamos el barco. Todo este catacrac forma parte de un plan deliberado para convertir a los europeos —empezando por el Sur: pero espera, Alemania— en chinos de los de antes, de cuyos beneficios, un trabajo de mierda pésimamente pagado hasta la muerte, serán eliminados quienes no se conformen con comer solo el arroz necesario para poder seguir currando, los demasiado viejos, los que no estén sanos, los que no trabajen demasiado rápido. ¿Y por qué no también las mujeres, que pueden quedar embarazadas, y los homosexuales, que pierden tanto tiempo acicalándose? Cualquier barbaridad es posible para estos nuevos hunos que asuelan Europa. Asnos ávidos de dinero y de brillo social, convertidos en ejecutivos, pisotean nuestros restos. Cargarse nuestra capacidad de consumo ya no les preocupa. Solo les importa la suya. Yates, jets, fincas, fiestas, chorradas de marca con las que sobrevuelan placenteramente el naufragio. Es la nueva Peste, y la vacuna, llamada Transparencia, también fue robada."
Tras una larga sesión, los jueces declaran inconstitucional la extensa costumre del divorcio unilateral por parte del marido con solo pronunciar o escribir tres veces la palabra "talaq" en La India. Un joven se pierde en un bosque italiano y lo narra hasta que muere a través de Instagram: "Ven, toma mi mano, guíame en la oscuridad, cúbreme mediante tu lúgubre manto. Cansada estoy de la vida en tan escaso vivir, llévame al reino de la nada donde el silbido del viento choca contra el peñasco de la desesperanza, donde la ilusión de la cordura gobierna" ( Nymphetamine). Barbie crea una muñeca igualita a la princesa Leonor, mientras Dani Stix, estrella del baloncesto en silla de ruedas, nació con pocas probabilidades de sobrevivir, hoy, disputando el Campeonato Europeo junto a la selección española: "Ser como el ave fénix cuantas veces sea necesario, resurgir de las cenizas, dominar los cielos, ¡ renacer!; ¿ hundida?, ¡ jamás!; ¿ inerte en el fango?, ¡ nunca!; ¿ cejar?, ¡ de ningún modo!; ¿ detenerme?, ¡ en absoluto!;..." ( Dama del Silencio). Proponen incluír en la Quiniela de fútbol los partidos de La Liga Femenina y, las pinacotecas museísticas, superan un machismo secular sacando a sus pintoras de los sótanos de la historia del arte; el Prado comienza la pauta dedicando las muestras de  Sofonisba Anguissola y Laviana Fontana, rarezas del Renacimiento y del primer barroco italiano; el Reina Sofía programa Musas Insumisas; el MACBA abre temporada monográfica moderna y constructivista, conceptualismo y performance, de Posenenske, mientras Tim Robbins, protagonista de American Beauty, confirma la capacidad de transformar el mundo a través del arte y, un congelador submarino, llena, de nuevo, de hielo el Ártico contra el aumento del nivel del mar: "Esa intensa frialdad que hiela, que no deja el menor atisbo de calor que irradia el cuerpo mismo que de tanto enfriarse se congela, tal vez por la enorme pena que deja en mi tu despedida, porque te vas como ave que emigra pero, tú no vuelves, como aquella." ( Alejandro Díaz Valero). Laura promociona una línea de ropa hecha de las ortigas del huerto de Carlos de Inglaterra. 
Aguas arriba, el Turia discurre por gargantas y cañones, pinos y sabinas, águilas y halcones. Chelva guarda trazados urbanos sobre peñascos de callejuelas inclinadas y, en un lateral, el barrio judío del Azoque. La reserva abarca hasta Santa Cruz de Moya, con chapuzón en Tuéjar y el firmamento de Aras de los Olmos. " A nadie cuento mis penas, las escribo con el fin de que cobren vida y vivo dos vidas, la mía y la de la enfermedad que me controla y gana la partida de mis razones" ( Blanca Fernández Ochoa). La fiebre del oro arrasa la Amazonia venezolana en regiones controladas por mafias y grupos guerrilleros: "A Baco pide Midas que se vuelva oro cuanto tocare, ambición loca, vuélvese en oro cuanto mira y toca el labrado palacio y vende selva; la boca quiere también que en oro se resuelva" ( Lope de Vega), mientras, las redes sociales chinas, acusan a Zara de apoyar las protestas de Hong Kong. Los perros aún pueden darse un chapuzón en laspiscinas municipales de Pinto y Parla, con su documentación en regla: "Regalaron a los niños un cachorro de seis días que casi no andaba ni veía. Le criaron con biberón y puré de salchichas pero no le acariciaban, le estrujaban. El perro, a los niños, les hacía niñerías; los niños, al parreo, le hacían perrerías. Creció el prro paso a paso y, los niños, ya no le hacían caso" ( Gloria Fuertes) Portugal inicia la Escuela de Pastores para revitalizar el entorno rural, mientras, las figuras en bronce de Rodin se subastan no por menos de setenta mil euros y, el colegio católico St. Edward de Nashville, después de que el pastor que dirige el centro asegure, que, las maldiciones y hechizos que aparecen en sus páginas, son reales: "El amor realizado aguza en nuestros ojos del imposible anhelo la trémula saeta y es paso que prolonga, en cruel hechizo mágico, ante la plata laxa la cansadera meta... Amor, perfecto guía para ir al encuentro del dolor apostado al fin de cada senda" ( Josefina Pla) 
La oenegé Música sin Fronteras realiza un recogida de material musical para los campanentos de refugiados sirios, mientras el laureado chef donostiarra Arzak es protagonista de la muestra "El mundo entero pintado en cuatro colores", sensaciones de alta cocina desde su faceta más artística; vista, oído, olfato, tacto, gusto y sentido del humor. Laura posa dentro de tal exposición mediante uno de los relojes transparentes de cristal de zafiro. Historia, ficción, caballeros y dragones se hallan en el castillo de Santa Florentina de Canet de Mar, escenario de Juego de Tronos, construído sobre unas domus romanas. Ramón de Montaner i Vila encargó su ampliación a base de motivos modernistas como vitrales, mosaicos, hierros forjados y dormitorio real con arco gótico. Laura destaca el Festival Santa Florentina de Música, mientras, después de su récord mundial de horas planchando, Jimmy De Freme, pasa más de cinco días con su sentada en una taza de inodoro antes de los representates de Guinness Records. El actor Kevin Spacey, maltratado en EEUU por falsas demandas de abusos sexuales, pasa de apestado de Hollywood a cantar La Bamba junto a la tuna de Sevilla. En pleno matonismo congresistas, Johnson llama a Corbyn "nenaza" o "gallina colorada": "Hubo un fantasmón tan arrogante que en cuerpo enano y voz gigante susto y terror de los contornos era..." ( Manuel de Palacio) La Justicia condena al periodista por insultos hacia la política de Podemos Irene Montero; Losantos deberá pagar tres mil euros, retirar el contenido de los archivos y leer el fallo de la sentencia al inicio del programa durante tres días: "De momentos aún sin versos solo espero que algún órgano viperino contamine los oídos de su máscara y yo, hecha o destrozada, pueda servirme de grietas en las cuales dejar mensajes y, jugando a ser callada, me mordí la lengua" ( Sabrina Lagos) El cmbio climático reduce un 50% la producción de secano en el sur de Europa, mientras Laura promociona a la nueva modista de Letizia, Juliana Awada y, Berlín, inaugura las cabinas de sexo contra la prostitución callejera. Zamora inaugura el impuesto canino por poseer perros a 9 euros anuales, recaudación de unos noventa mil euros más para dicho Ayuntamiento. Las chicas no pagan matrículo en Ingeniería, mas, los chicos sí en Enfermería: "El editor de Ojo de Pez antes se llamó Patricia. Ser trangénero forma parte de la evolución del ser humano y, hasta debería, ser festivo" ( Tijuana)
Laura sigue la ruta de Ulises, según Homero, plantándose, una vez más, en Ítaca, con Kefalonia, la isla más grande de las Jónicas, para tomar dirección a Troya hasta Comedores de Loto, de frutos con sabor a miel y, de allí, a Italia por Sicilia, Córcega y Cerdeña. Laura posa de la Ferragni en plena alfombra de La Mostra. Miles de libros de textos con presiones en su contenido de las autonomías: "Quisi cantar para olvidar su vida verdadera de mentiras y recordar su misteriosa vida de verdades" ( Octavio Paz). Las Harleys se transforman gracias a Ágatha Ruíz de la Prada, festival de colores y corazón rojo en nueva vida. El Ayuntamiento de San Sebastián repone las placas de víctimas de Eta y, las primeras imágenes de Patria se verán en la inauguración del Festival de Cina donostiarra. Un niño rociado y quemado con gasolina por sus propios compañeros de colegio y no existen, en España, protocolos empresariales contra el acoso laboral. Debido a la presión social, se anula en Irán la boda de un adulto con una niña de tan solo nueve años y, un hombre de 63 años es detenido por depositar intencionadamente salchichas para perros envenedadas pillado in fraganti.
Victoria Abril volverá a emborracharse de champán nocturno bañándose desnuda en la playa de La Concha durante el Zinemaldia vasco, mientras, Bibiana Fernández, a la que le gusta tomar el sol, no se atreve a ir a tan preciosa playa, atestada, por temor a que le pisen alguno de sus pechos que tanto sudor y dinero le han costado; las chicas Almodóvar pasan por el Festival de Cine en carrera hacia los Óscars;...
... Gracias por tu paciencia,
    KF/San Sebastián, Gipuzkoa/septiembre- 2019.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

kerman fdez mlez/av.navarra65-3iz.20100ErrenteriaGipuzkoa/34081199Y/kermanfdez@hotmail.com/943518298/ldo.CcInfc,Psico,BArtes UPV.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta