cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
La ventana de Ángela
Reales |
24.11.05
  • 0
  • 0
  • 733
Sinopsis

La ventana de Ángela

La habitación de Ángela tiene una ventana dibujada en la pared. A veces nos asomamos después de hacer el amor y, desnudos y abrazados, gritamos al horizonte: ¡Mentira! Bueno, más que gritar, movemos los labios sin emitir sonido alguno, porque un día decidimos que la mentira no suena, sale.
-Dentro de poco es navidad –le susurro al oído mientras mi mano se desliza entre sus muslos -¿Hacemos alguna buena obra?
-Ter-ter-mina la obra que estás haciendo, que, que no está siendo muu, uuy buena, y deja que cada cada uno se las arregle, que no somos ri-ricos -me riñe a la vez que se le acentúa su tartamudez como cada vez que hacemos el amor.
-Este año te voy a llevar a París –le prometo mientras me pongo el condón.
-Sí, sí, a Pa-parís. Que no soy tonta –protesta y quitándome de encima, se dispone a tomar ella la iniciativa.
Pese a que hoy estamos bajo cero en las calles, la habitación de Ángela parece un horno en pleno funcionamiento. Es muy apasionada y, después de una hora con ella, acabo reventado. Como siempre, le dejo los cincuenta euros en su mesilla y le ayudo a levantarse para que me acompañe a dar nuestro grito de guerra en su imaginaria ventana.
Ángela tiene tanto carácter que, en “La Magdalena”, dejan que vaya por libre y yo, como cliente favorito que soy, puedo incluso quedarme a dormir con ella. Es la mujer más interesante que conozco y, como su tartamudez y sobre todo la agudizada cojera con que carga, hace que no tenga muchos clientes, obtiene un sobresueldo publicando relatos bajo seudónimo en una revista local.
-Ayer leí tu último relato “El ramillete marchito” y me ha inspirado para hacerte un regalo por nuestra relación, princesa –le comento.
-No seas cur-cursi. No me llames prin-prin-princesa. ¿Qué relación? Después de un a-año viniendo a visi-si-tarme lo que me has hecho es algo más ri-rica –aclara estropeando el romanticismo que le quería poner a la situación.
-Pero somos muy buenos amigos. ¿Qué me dices de nuestras conversaciones sobre la vida, el fracaso del éxito, o incluso aquella que te inspiró un relato sobre la belleza de las cucarachas? ¿Y cuando te doy un masaje en las piernas los días de lluvia que es cuando te duelen más, o cuando me acaricias si me pongo melancólico por la muerte de mi esposa? Y no te digo de nuestros pequeños secretos incluido el mentiroso grito silencioso que damos abrazados desde tu ventana, y...
-Vale, vale –me interrumpe poniendo su mano en mi boca –Ya sabes que no so-soy muy romántica pero ti-tienes razón. Es la pri-prime-primera vez que me hacen un regalo, no sé como reaccio-cionar –me explica emocionada.
No estoy acostumbrado a verla tan conmovida, así que aprovecho para darle el regalo. Le mando cerrar los ojos mientras voy al abrigo y cojo el ramillete que le tengo preparado.
-Ya puedes abrirlos –le digo sonriente.
Se queda mirando el ramillete de cables eléctricos metidos en un florero y la boca se le abre y se le abre mientras lo mira embobada. Cuando logra reaccionar me suelta una bofetada que me deja estupefacto.
-El primer regalo ro-romántico que me me hacen y son unos cables eléctricos –protesta muy enfadada.
-Pero había pensado hacerlo por tu “electrificante belleza”-le explico con voz temblorosa con miedo a recibir otra bofetada.
Me mira fijamente, me agarra de la cintura y me da un beso en los labios a la vez que acaricia mi pelo. Ángela tiene estas cosas, es capaz de cambiar de comportamiento en menos de un minuto.
-Gracias, eres un an-an-ángel.
-Y tú una Ángela.


La habitación
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 2
  • 3.0
  • -

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta