cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
La verdadera amistad
Reflexiones |
11.02.13
  • 4
  • 7
  • 1307
Sinopsis

Esta es la historia de un niño que demuestra una gran amistad para su amigo, porque el estuvo en todos los momentos buenos de su amigo, y ahora no lo podía abandonar en los peores.

Un niño llega del colegio, su madre al verle tan decaido le pregunta que le a pasado, el niño con voz tenue y una triste mirada le responde, madre, mi amigo a tenido un ascidente de tráfico, está en el hospital y quiero ir a verle, la madre le contestó, hijo, el hospital es un sitio triste, no creo que tu amigo esté para visitas, el niño le volvió a responder, mamá los amigos están en las risas, pero también en las lágrimas, la madre a pesar del ímpetu del niño, le prohibió ir a ver a su amigo.

El niño ignoró los consejos de su madre, y cada día terminaba los deberes e iba a ver a su amigo con la escusa de que iba a jugar a la calle.

Día tras día le leía cuentos, le contaba historias y anécdotas, le describía lugares maravillosos, olores y situaciones, haciendo así que su amigo se sintiese fuera del hospital. Al lado de la cama había una pequeña mesita con un jarron en el que el niño iba poniendo cada día una flor, cada una de diferente tipo y color, para cargar el ambiente de felicidad. Así durante semanas y meses.

Un día estando en la habitación, el amigo le miró, sonrió y dijo gracias amigo, cerró los ojos, pero esta vez no era para dormir, era para siempre, se había ido y había dejado de vivir.

El niño rápidamente llamó a los médicos para intentar volver a ver otra vez a su amigo, pero ya nada podía hacer por su vida, su amigo ya había fallecido y nadie podía hacer nada para remediarlo.

El niño rápidamente volvió a su casa pálido y con lágrimas en sus ojos, con el ramo de flores en sus manos y una pequeña nota que había encontrado en el jarron, en ella decía: Gracias amigo por las sonrisas, por el tiempo que me has dedicado, por todo lo que has hecho por mí , ahora me toca cuidarte a ti desde el cielo. La madre al ver la cara del niño, comprendió lo que le pasaba y le dijo, ¿Ahora qué, ya te sientes bien después de verle morir?, el niño se secó las lágrimas, puso una gran sonrisa y le contestó, sí madre, porque he hecho todo lo que podía hacer por él, le he creado mil sonrisas, le he leído cien historias, le he acercado mi hombro para que llore en él y lo más importante, he estado hay cuando nadie quería saber nada de él. La madre al ver las palabras de su hijo fue corriendo a darle un abrazo y nuevamente le dijo, gracias hijo por enseñarme esta valiosa lección.

El ramo de flores fue depositado en el nicho del amigo para recordar todos los momentos que habían pasado juntos esos días, fuesen buenos o malos y... que estoy segura que el niño nunca olvidará.

 

Espero que os guste esta historia, soy principiante en todo esto, si teneis alguna sugerencia o veis algún error decirmelo, nadie es perfecto y tenemos que aprender de nuestros errores, un saludo a todos :)

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Trasluces tus sentimientos, tus vivencias....
    Muchas gracias a ti :) un saludo.
    Lo de la ortografía ya lo corregirás poco a poco. Sigue con tantas ganas :) Un saludo
    Muchas gracias, es que lo tenía escrito en papel y al pasarlo a ordenador se me han escapado alguna que otra... :)
    Tierno y emotivo. Pero cuida la ortografía. Me gustó.
    gracias, yo también sigo siendo una niña, tengo catorce años y estoy empezando a escribir ahora... pero lo tendré en cuenta para mejorar :)
    Una gran lección. Ojala todos los niños fueran como el de tu relato, es una pena que se haya devaluado tanto la amistad. La redacción me parece un poquito infantil pero me gusta.
  • Este es un relato que escribí hace poco para un concurso en el que pienso inscribirme aunque no estoy muy segura ya que no sé si está bien o no el relato...

    Mis sentimientos escritos en palabras.

    Aquí os dejo algo que escribí entre cambio y cambio de clase, ya que no consto de mucho tiempo. Espero que os guste ya que este sentimiento invade en estos momentos a mi corazón.

    las palabras se me quedan cortas para explicarte todo lo que siento pero espero que con esto comprendas que si no es contigo, no es con nadie.

    Mis experiencias por dejarme engañar por palabras...

    esta es la letra para una canción que compuse, es corta pero expresa lo que siento.

    Esta es una experiencia que tuve hace poco, esto es lo que siento por alguien que se fue dejando un hueco vacío en mi interior...

  • 39
  • 4.49
  • 398

Me llamo Eva, tengo 15 años, expongo mis palabras con el fin de mejorar cada día más. Me gusta escribir, practicar ballet, cantar, pintar y tocar el piano, son algunas de mis distracciones :)

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta