cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Las apariencias engañan.
Varios |
17.06.18
  • 4
  • 7
  • 625
Sinopsis

Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

Primer día de mayo, eso quiere decir que hoy es día de comunión.

La iglesia abarrotada pues al ser un pueblo pequeño solo se confirman 20 niños, por ello solo hay una celebración donde por ser padres o familiares o amigos de alguno de los niños todo el pueblo acaba congregándose cada año.

  • ¡Hay pero que mona va esta niña!, dice una señora mayor sentada en uno de los bancos al ver pasar a una de las confirmadas, hija de una de sus amigas.
  • ¡Umm!, replica la niña con cara de pocos amigos.
  • Si parece una novia pequeña con ese vestidito blanco, sigue insistiendo la señora mayor.

La niña sonríe mientras su familia se adelanta dejándolas a solas momentáneamente con la señora mayor, aunque eso no es del todo cierto con toda la iglesia en pleno bullicio una vez acabada la celebración, digamos más bien que nadie les prestaba atención.

La pequeña con cara picara le enseña a la señora un pequeño bolsito rosa.

  • Mira, si tiene un bolsito y todo, ya eres toda una mujer.

La niña mira a su alrededor y comprueba que efectivamente nadie les presta atención.

Tan solo fue un segundo el tiempo que tardo en angelito en sacar el punzón que llevaba guardado en el bolso y dar una estocada mortal al corazón de la pobre ancianita, que seguía sentada en el banco creyendo que la niña le iba a enseñar algo que tenía en el bolso, guardándolo con igual rapidez antes de que nadie se diese cuenta.

Un pequeño hilo de sangre casi imperceptible empezó a traspasar la rebeca de la pobre mujer, mientras la niña disimuladamente se acercó nuevamente a su familia para disimular aquel hecho deleznable.

Un grito que hace que todo convulsione, una llamada del policía del pueblo a la capital….

  • Inspector no se lo va a creer usted, un nuevo asesinato en el pueblo idéntico a los otros tres, y con la iglesia llena.
  • Bien deje que los niños se vayan a sus casas y retenga a todos los adultos allí hasta que llegue el contingente de hombres que voy a mandarle, seguro que el asesino se encuentra entre alguno de sus vecinos.

Aunque quien iba a imaginar naturalmente que la asesina era una de aquellos niños que fue mandado a su casa, nadie naturalmente, pues como bien sabemos a veces las apariencias engañan.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muy bueno Cometa...:)
    Genial. ¿Puede ser que sobre el último párrafo? Cuestión de gustos, quizás. Saludos.
    Deliciosamente perverso. Una pequeña asesina en serie con apariencia de ángel. Una realidad que solo la literatura puede crear. Buen texto, pero si cambiaras las bolitas por los guiones largos, se vería mejor. Un abrazo.
    Disfruto mucho leer lo que escribes, realmente buenísimo. Saludos querido Cometa :-*
    Como bien dices las apariencias engañan...nadie se podría imaginar que la culpable del asesinato fuera la niña. Sorpresa total....buen relato.
    Muy bueno. Un gusto leerte. Saludos
    Me gusta mucho leerlo señor Cometa.
  • Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

  • 1081
  • 4.59
  • 47

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta