cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

10 min
Las marujas de mi pueblo
Humor |
10.06.12
  • 5
  • 3
  • 2241
Sinopsis

De como las marujas insulsas hacen repaso al personal sin mirar de puertas hacia dentro.

Me levanté algo aturdida, como siempre un poco tarde, desde que me despidieran del trabajo alegando despido objetivo (aunque sinceramente creo que la empresa se acogió a la nueva ley para despedir a gente pagando el mínimo posible, como todo en la reforma laboral benefician a unos pocos en detrimento de los pobres desgraciados que no tienen dónde caerse muertos). Ahí estaba yo, en mi piso que no lo era sino del banco, con facturas pendientes de pago y con la desidia del desempleado desfaenado que no sabe como ocupar el inmenso tiempo libre de que dispone. Al principio me lo tomé con calma… pse, no sería tan difícil encontrar un nuevo empleo, tengo una amplia experiencia en el sector, nunca fue difícil encontrarlo, me recorrí todas las empresas de Valencia, envié mil cv por internet, llamé a conocidos y amigos (que no lo son tanto cuando les pides un favor), y el resultado fue…. Número de entrevistas: CERO. Ahora ya echo el currículum para lo que sea, pero el resultado es el mismo, porque como no tengo experiencia en otra cosa, en definitiva, aquí estoy yo, esperando a que las deudas sean tantas que termine siendo famosa en páginas de morosos del país y que el banco me quite el piso, ya creo que me da todo igual, estaba pensando en mis cosas esta mañana (ni siquiera me había levantado todavía de la cama) las horas y los días se me antojaban todos iguales, de ahí mi gran aturdimiento. Recuerdo el año pasado, el mismo día que me llamaron los altos cargos de mi empresa para literalmente darme la patada en el culo y si te he visto no me acuerdo, mi novio me abandonó, mejor así, los palos todos de una, que se sufren a la vez y pasa más rápido el amargo trago, ¡toma ya!. Me refugié en los amigos que para eso estaban, ¿no? Pues no me he comido yo agonías en esta vida y he escuchado el mismo discurso en bocas diferentes, y yo ahí, aguantando el tirón, porque para eso están los amigos, ¿no? Para lo bueno y para lo malo, en la salud y en la enfermedad, como un matrimonio, pero se ve que a la inversa no funciona porque mis penas las pasé sola, pero la moraleja de todo ésto es la siguiente: No me vuelven a tomar por psicóloga, que cada uno aguante sus penas, su duelo o lo que sea… ea!.

Después de meditar sobre mi triste vida, decidí levantarme lentamente, llegué a la cocina y sorprendida me hallé al comprobar el día en el que estábamos (14 de Febrero). Pues mira que bien, si es San Desamor, menuda cutrez, quién inventaría el día de los tortolitos, será San Capullín rico por inventarse un día de consumismo y celebración, me pregunto si se llevará comisión, en fin, me preparé un colacao y me senté a la mesa, seguía sumida en mis más profundos pensamientos y no sé por qué se me antojó ir a la piscina a nadar un poco, por lo menos ocuparía un poco el tiempo, así que me puse a buscar mi horrendo bañador y el gorrito a juego para ir a nadar, uff, misión imposible, dónde carajo habría yo metido el dichoso bañador, ¡claro! (pensé) si hace mil siglos que no hago deporte, como voy a encontrarlo entre las cuatro cosas que me pongo día sí y día también, habría que escarbar un poco más en el armario, ahí me encontraba escarbando en las profundidades y voilá, allí hecho un higo en un rinconcito debajo de la montaña de bikinis exuberantes de mi repertorio "enseña chicha" del verano. Ahora tendría que depilarme, porque claro, que no tuviera vida social ni vida "intima" no era excusa ni plan el presentarme en la piscina cual mujer-loba cualquiera, como decía una conocida mía, nunca se sabe dónde te puede llegar el amor, hay que ir limpia, depilada y dispuesta a todo las 24 horas del día, 7 dias a la semana. Así que cogí mi maquina depilatoria y empecé por la pierna izquierda, Ay Ay Ay Ay, cada pelo arrancado era una tortura, Ay Ay Ay Ay!!!!!¿ Merecía la pena tanto sufrimiento para un simple baño?, mecagüen en mi conocida y en el que pensó que las mujeres depiladas eran más atractivas, ¿acaso hace 100 años alguien se depilaba?, el glamour estaba en el pelo, ¡cuanto más, mejor!, o es que no habéis visto imágines de antiguas películas porno dónde las actrices levantan el brazo y ahí está, el enjambre de pelos negros y largos simbolo de su femeneidad... eso si que eran mujeres, ¡coñe!.

Por fin terminó mi calvario y pude poner rumbo a mi baño, deporte, o lo que sea, llegué a la piscina y gracias a Dios no había mucha gente, me repatea muchísimo tener que compartir calle con alguien, porque por lo general nadan más rápido que yo y me dá vergüenza que me doblen dos o tres veces, me metí en el vestuario y allí estaban las marujas del pueblo que salían de la clase de aquafitness, ¡madre mía! ¡qué arpías! no dejaron títere con cabeza, así fue como me enteré que el de la tienda de ultramarinos se había liado con el floristero, menudo escándalo, despues de 20 años de matrimonio cada cual con su parienta resulta que son homosexuales!!, la hija del ricachón del pueblo, resulta que es una inutil para los estudios,no sabe hacer la O con un canuto, con la de millones que tiene, la carnicera se ha separado de su marido y ha abandonado a sus hijos para fugarse con un negro dotado de... ejem... bien dotado, Pepita la que vive en la calle guadassuar, salió en pijama y borracha como una cuba persiguiendo por la plaza a Demetrio (el tonto del pueblo pero un mozo de muy buen ver) alrededor de la fuente porque se lo quería llevar al huerto, el hijo de Josefa se casa con Paulita la de Juan, pero sólo porque le ha hecho un bombo como una catedral a la muy suelta, lo ha hecho para pillarlo porque en realidad el hijo de Josefa está enamorado de Merceditas, la hija de la catecista, lo que pasa es que ésta es una estrecha y claro el pobre cansado ha tenido que desahogarse con la guarrilla del pueblo, Merceditas según cuentan las malas lenguas se ha vuelto un poco loca o trastornada o como quieras llamarlo y amenaza con el suicidio (¡Jesús, María y José!), han tenido que internarla en un sanatorio para ver si se cura, aunque su futuro está en el convento, no puede hacer otra cosa después de haber quedado deshonrada para siempre.... (BASTA), no podía con las chismosas, me puse el bañador, el gorrito y salí a darme un chapuzón, braza por aquí, braza por allá... que bien se está en el agua!!! y de repente BOOM, choque frontal con mi compañero de calle, si es que eso de no llevar las gafas y estar cegata perdida...

-  Lo siento, perdona.

-  No, perdona tú, no te había visto, lo siento.

-  No, ha sido culpa mía.

-  Que noooo, en serio ha sido culpa mía.

-  En fin, ¿te apetece un café al terminar para remediar mi error?

-  No sé, no hace falta en serio.

-  Que sí mujer, luego nos vemos a la salida y nos tomamos un café, es lo mínimo que puedo hacer después del chichón que te he hecho.

-  Bueno, vale... (jolín qué pesado).

Después de la ducha salí a encontrarme con el hacedor de chichones, la verdad es que es más guapo sin el gorro, lo cierto es que no está nada mal, ¡¡qué carajo!! ¡¡está tremendo!! así da gusto chocarse en la piscina, nos tomamos un café y concertamos una cita para cenar, luego nos vimos al día siguiente en la piscina y al otro y al otro.... qué feliz era, hasta que llegué un día y me encontré con el nido de vívoras alcahuetas y empezaron a contar una historia.... La Valentina, hija de Pedro se chocó en la piscina con el forastero, que tiene fama de mujeriego, menudo chichón se hizo la pobre, se les vió en la cafetería y volviendo a altas horas de la noche, claro está que esta Valentina es una suelta y el forastero un canalla, dentro de nada la vemos con el bombo y abandonada, sin trabajo y sin oficio ni beneficio, pero le está bien empleado por irse con el primero que le hace un chichón, las chicas fáciles no las quiere nadie, desde que la abandonó el Josito no ha dado pie con bola, normal que se cansara el pobre, porque es tan rara e independiente, no sé como su madre no le echa un sermón, no es digno de una señorita salir todas las noches con amigos... y de repente.... silencio... ups... hola querida ¿cómo estas? precisamente estabamos hablando de la mala suerte que tuviste con el accidente de la piscina, pobrecita, menos mal que el chichón ha remitido, haces muy buena pareja con Dylan, siempre nos han encantado los extranjeros. QUÉ TENGAS BUEN BAÑO, CARIÑO!!!

A lo que yo respondí.... Señora Eulalia, no sé si sabe que su marido está liado con la bibliotecaria desde hace años, lo cual no debe sorprenderle ya que es del dominio público, y usted señora Raimunda, el otro día me encontré a su Toñi, liándose con tres maromos en la discoteca para luego irse juntitos a hacer una orgía de las buenas, angelito de Dios, Señora Quitina, su hijo el ingeniero resulta que es asiduo a los locales de ambiente que suele frecuentar con el de los ultramarinos y el floristero, su marido le pone los cuernos con la farmacéutica y con la del quiosco el muy rufian, ah!!! y no sé si saben que todo el pueblo las considera unas víboras charlatanas, amargadas e infelices que no tienen otra cosa que hacer que poner verde al personal porque su vida es tan insulsa e insoportable como ustedes mismas, por cierto no creo que las clases de aquafitness les esté haciendo efecto porque siguen tan gordas como siempre, lo único que parece tomar forma musculosa es su lengua de tanto ejercitarla, QUÉ TENGAN BUENA TARDE, SEÑORAS.

Me puse el bañador y el gorrito e hice 10 largos seguidos, qué bien me encontraba esa mañana.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Escribe tus comentarios...Y a gusto que se quedó la protagonista, jejeje.
    En general siempre es así, los verdaderos amigos se cuentan con los desdos de las manos.Saludos
    No me extraña, que se (¿te?) quedase genial la protagonista. Eso es lo que hemos deseado hacer todas más de una vez. Muy bueno.
  • Tal vez el final sea el comienzo de una nueva ilusión

    Haciendo limpieza y buscando entre viejos escritos he encontrado ésto, lo escribí hace años, creo que cuando tenía 21 o 22 pero releyéndolo me ha traido recuerdos, va en mi linea de relatos angustiosos así que he decidido publicarlo. ¿por qué no?. En la realidad ésta historia tuvo un buen final, duró sólo un par de años, pero ganó el amor, como debería de ser siempre... por muy distante que se perciba la meta, al final siempre la terminas cruzando ;-)

    A mi sol, cuyos rayos dan calor a todo aquél que alcanza.

    Ya no hay rayitos de sol ni nadie que pueda ayudarme

    la distancia nos separa pero las letras nos unen

    Cuando la melancolía se aposenta cómodamente dentro de tu ser, difícilmente puedes hacer algo para animarla a marcharse y dejarte tranquila

    No quiero dejarme llevar por espejismos que te ciegan y no ver la irrealidad que esconde.

    Espero no me juzguen por lo que a continuación me propongo relataros, comprendo que es fácil juzgar si las cosas se observan desde la lejanía, acomodados en un mullido sofá viendo la noticias por la televisión, pero les aseguro queridos lectores que vivir las cosas en primera persona es harto distinto.

    Tranquila, no pasa nada, eres una mujer fuerte, una mujer de mundo, independiente, sensata, ésto lo tienes controlado, más que controlado, pse...

    Mirando las estrellas buscando respuesta a lo que ni ella misma sabe todavía.

  • 24
  • 4.55
  • 64

Apasionada de los libros de misterio, Adicta al tabaco, siempre en compañía mientras me tomo el quinto o sexto café del día, me gusta el mar, los libros y su olor, pasear sóla por Valencia y dejar a mis pensamientos vagar a sus anchas, la naturaleza, escuchar, meter mi narizota en todo, organizar viajes y cenas, amar, compartir, soy lo que ves, sincera, llana, cariñosa, leal.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta