cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

8 min
Less Class (Capitulo 1)
Fantasía |
22.07.16
  • 0
  • 0
  • 493
Sinopsis

Qué pasaría si tu vida fuese igual que un juego de RPG, pero revivir no está permitido. La historia comienza cuando Gall asiste a su asignación de clase para poder ser un Aventurero, los cuales son encargados de explorar el mundo, un mundo el cual se basa por tu nivel, además de números que representan tus atributos, los cuales son grabados a tu Ficha, es en la Cuidad de Stabla, su país natal, en la cual asiste a clases, ahí vivió una vida plena, hasta que sus padres murieron y quedo solo, con la única esperanza de tener su clase él ha sobrevivo, pero aun no entiende mucho del mundo ni de la personas, pero que pasaría si el destino te da otro rumbo y tiene otra meta para ti.

Cap. 1: Sin clase

 

   ¿Dónde estoy? - esa pregunta siempre me la hago cuando tengo este tipo de sueño.

   Es un lugar, oscuro pero se pueden distinguir al alzar mi vista  varias sombras en el horizonte, en el piso se pueden notar las baldosas de colores blancos y negro, como si se tratase de un tablero de ajedrez, empiezo a caminar y así alcanzar las sombras tan distantes, siempre el mismo sueño el cual termina cuando toco una de estas sombras y todo mi cuerpo sucumbe ante el frio, ahí despierto.

 

   ¡Maldición! - es la única palabra que sale de mi boca al despertar.

 

       El frio me paraliza, no entiendo el porqué siempre que tengo ese sueño, me invade una sensación de tristeza, como si solo estuviese, sé que mis padres han muerto, traicionados por sus compañeros de equipo, desde entonces solo he liado con todo, siempre me ha aburrido esta vida que llevo, como si todas las cosas que quiero  me son arrebatas de mi lado.

 

     Donde vivo es la cuidad más grande, la cual pertenece a Reino de Stabla, Cuidad la cual es neutra en términos de política, guerra o sociedad, he aquí donde los niños son entrenados para así conseguir su profesión y de ahí son distribuidos a los cuatro grandes Facciones:

 

   Warden: Ciudad de guerreros

   Rhisis:    Cuidad Élfica de Arqueros

   Eden:     Cuidad de magos

   Eluim:   Cuidad de Sanadores

 

     Las clases empiezan temprano y terminan cuando el reloj central marca las 12 de la noche, ahí donde los estudiantes son transportados  a sus casas, pero hoy    es distinto, las clases empezaran justo  a las 12 de la noche.

   ¡Mierda! - exclame al mirar el reloj, ya faltaban 15 minutos para que fuésemos trasportados a clases y yo aun en cama, aun sintiendo frio, me apresure lo mas que pude y en el proceso caí de la cama.

   - jejeje  /una estúpida risita se me escapo mientras me levantaba, mire la foto que estaba en el escritorio eran mis padres y yo al medio de ellos/.

   -  Padre, Madre hoy es la asignación de clase denme su bendición - decía mientras juntaba mis manos como una oración.

   Habiendo ordenado todo lo necesario para ir a clases, el reloj marco las 12 y se abrió el portal afuera de la puerta de mi donde vivo, entre y fui transportado a  la entrada de la escuela, aunque es la única que hay en la cuidad.

   !Ains! - un suspiro deje escapar, había mucha gente, claro no por nada hoy era un día especial donde la familia se reunía.

   Odio este día, pero es importante  /decía en mi mente / y claro no tengo familia, mis padres eran huérfanos que se casaron a temprana edad y  me tuvieron cuando ellos ya tenían 30 años y cuando paso ese horrible suceso, yo tenía 12 recién había entrado a clases, temeroso por el hecho de que veía a todos con sus padres y yo el único "solo", en clase siempre me senté atrás y aunque tenía buenas calificaciones nunca destaque en nada y menos en tener amigos, jamás tuve uno, siempre lo encontré fuera de lugar, siempre sentí repulsión hacia las personas, siendo yo mismo una de ellas.

  Aaaass - tome aire me arme de valor y entre.

 

  En la primicia de la escuela había un tablón en donde tenias que buscar tu nombre para saber dónde ir, ya que siempre te cambian de sala

 

  Nombre: Gall                Sector: Ala sur 30

 

  Ahí estoy, Ala sur 30? jamás escuche ese nombre - (repique mientras entrecerraba las cejas) - aunque era razonable jamás salía a los descansos me quedaba en clase  leyendo.

!Ains! - suspire y me abrí paso entre la gente, entre mas buscaba menos gente encontraba y pensar que el Ala norte estaba infestado de personas que el Ala sur, mientras mas caminaba menos había por los pasillos.

   - quizás es para personas con casos especiales donde me dirijo - pensé

  Al llegar, abrí la puerta, era una salón normal, pero nadie estaba ahí.

 

  Abran pasado 2 horas, la verdad no tenía idea, estaba echado el pupitre con los ojos entrecerrados

 

  /clash/ - la puerta se abrió de golpe

  Me asuste, me levante de golpe, era una estudiante

  - Tu no mas has llegado -  me dijo.

  - Si ya han pasado más de dos horas y aun no viene la persona que nos dirá que clase tenemos - conteste

  - con una expresión de duda se le escapo un - Esto es raro ya todos se fueron.

 

  - Soy Gall, ¿tú eres? - tenia curiosidad por saber su nombre - jamás había interactuado con otras personas.

  Eso no te incumbe - con una voz seca y fría me respondió como si me odiase por querer saber algo, me senté y me volví a echar en el pupitre mientras en mi mente repetia.

 -Perra de mierda-

  Pasaron los minutos cuando entro una persona alta, vistiendo un atuendo elegante, se paro al frente y exclamo:

   "La persona que tenía que venir no le dio el coraje para decir sus clases, ya que ustedes dos los la basura de la basura, pero yo les diré"

                "USTEDES NO TIENEN CLASE"

   Se retiro riendo.

  Mi cabeza estaba hecha un lio, era primera vez que escuchaba que alguien no tuviese clase y quien era él, jamás lo vi, sé que es un Máster y será verdad que no tenemos clase,  porque sucede esto ahora, justo cuando tenía una leve esperanza de salir de aquí esta se derrumba, quise entrar   en pánico, pero por alguna razón me detuve, ya que  mire a aquella estudiante.

Ella estaba tranquila, es mas tenía una expresión de alegría, me miro –

   Eso es bueno, por fin  tendré una vida tranquila  - exclamo mientras miraba  el cielo.

 

Se levanto de golpe y se fue.

 Perra Loca - exclamaba en mi mente.

 

   En un estado de shock salí de la sala mirando el piso, ya no tenía nada - Familia, amigos, conocidos, Ni clase - que diablos voy a hacer.

 

   /Splash/ - sentí un golpe en mi espalda, caí al suelo rápidamente me levante.

 

    Hola bastardo – /lo decía mientras me miraba con desprecio/ era Dentor un alumno modelo de nuestra clase y siempre el estaba al mando cuando de agredirme se refería al mirarlo me percate que decía arriba de su nombre.

 

        {Dentor Clase Guerrero  lvl 15}

 

   Me mordí los labios mientras pensaba - estaba basura de ser humano tiene clase y yo no, que injusto.

 

      Detrás del, salieron 3 personas más, las cuales no alcance a divisar,  escuche a Dentor decir riendo - eres un SC, la basura de la basura, pero tranquilo pronto  tu sufrimiento desaparecerá

 

  ¿Cómo sabía que yo no tenía clase?, me acorde de aquella estudiante la cual también no tenia clase.

      - Maldita Perra /Grite/.

    Un gran puñetazo alcanzo mi cara, este bastardo me asesto un golpe en la cara, empecé a perder el sentido.

      Sentí muchas personas alrededor mío, abrí los ojos y vi un panorama desagradable, tenia atado los pies y las manos sentando al medio y rodeado de todos los integrantes del curso, todos tenían clase,  todos eran nivel 15 y yo un simple SC nivel 5 escuche de todo, pero a este paso ya nada me sorprende, mi vida carecía de  sentido, todos reían, hasta piedras me lanzaban.

  Se acerco Dentor me tomo del pelo y me dijo:

 

       - Nadie sabrá que hoy morirás, eres un SC, una basura.

 

   No entendía porque tanto odio si jamás les hable, jamás hice algo que les molestara, pero que mas daba ya no tenía nada, entre cinco me cargaron como si de rehén de tratara.

 

   En la cuidad había lugares los cuales la gente no se atrevía a pasar, puesto que ese mundo era algo que no debía existir, Hablo del mundo Etero, un mundo donde las  bestias mágicas viven, es ahí donde me llevaban al portal el cual te envía a ese mundo.

 

   Forcejeando y pensando en escapar o que ellos me mataran, así era más simple.

  /clash/  Dentor me asesto otro golpe en la cabeza.

   Abrí lentamente mis ojos y para mi sorpresa aun estaba vivo, pero para mi suerte abajo a mis pies estaba el portal.

 

   Antes de ser enviado ahí, mire al horizonte donde estaban todos mis compañeros de clase, ellos movían sus manos despidiéndose  y lo último que escuche fue:

 

   - Sufre animal, te enviamos ahí para que mueras, porque si te matamos, nosotros  mancharíamos nuestra clase y honor, además nadie quiere eso.

 

  Mientras ellos movían sus manos, el portal se ilumino y fui transportado al Mundo Etero.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Interludio

    Después de luchar contra el Elder Lich y librarse del congelamiento gracias a la ayuda de Endor, Gall entra a la sala, la cual está bajo llave y se encuentra con un extraño ser esquelético crucificado, el cual solo podia mover una mano.

    Gall continúa abriéndose camino por el castillo, después de ese extraño encuentro con aquella túnica rara negra llamada Endor.

    Al descender del barranco y después de matar a los esqueletos, incluyendo el que tenia aquella extraña túnica, Gall se percata que esta le habla, indicándole que lo saque de ahí.

    Segunda parte, que empieza desde que Gall despierta luego de haber encontrado un lugar donde dormir.

    Gall habiendo entrado al castillo que estaba frente del cuando llego al mundo Etero, siendo su única alternativa, después de encontrarse con un lobo fantasmal, decide entrar a la fuerza al castillo, así comienza su rumbo por aquel castillo.

    Qué pasaría si tu vida fuese igual que un juego de RPG, pero revivir no está permitido. Sabiendo que desde ahora sería una persona sin clase alguna, Gall fue enviado por sus compañeros al mundo Etero, tal mundo era habitado por Bestias Mágicas, seres que pueden usar magia, además de ataques elementales.

    Qué pasaría si tu vida fuese igual que un juego de RPG, pero revivir no está permitido. La historia comienza cuando Gall asiste a su asignación de clase para poder ser un Aventurero, los cuales son encargados de explorar el mundo, un mundo el cual se basa por tu nivel, además de números que representan tus atributos, los cuales son grabados a tu Ficha, es en la Cuidad de Stabla, su país natal, en la cual asiste a clases, ahí vivió una vida plena, hasta que sus padres murieron y quedo solo, con la única esperanza de tener su clase él ha sobrevivo, pero aun no entiende mucho del mundo ni de la personas, pero que pasaría si el destino te da otro rumbo y tiene otra meta para ti.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta