cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Less Class (Capitulo 4)
Fantasía |
23.08.16
  • 0
  • 0
  • 441
Sinopsis

Al descender del barranco y después de matar a los esqueletos, incluyendo el que tenia aquella extraña túnica, Gall se percata que esta le habla, indicándole que lo saque de ahí.

 

   Cap. 4

                                       

                                               La túnica rara negra llamada Endor

 

   (Gall)  - ¿Quién eres tú? /lo decía mirando la túnica rara negra que estaba puesta en el esqueleto partido en dos/

 

   (Túnica rara negra) - Eso no te incumbe. 

  (Gall) -  Bueno.

  Me di vuelta y pensé en seguir hacia la puerta que esta al fondo de esta sala.

  (Túnica rara negra) - Espera, enserio me dejaras aquí.

 

 (Gall) - Si  /le dije mientras fruncía el ceño/ *me recordó aquella estudiante, la cual le pregunte por su nombre y la  maldita  me dijo exactamente lo mismo,  aun la recuerdo y me enerva los huevos*

   (Túnica rara negra) - Bueno... bueno... nos vamos a presentar, creo que empezamos con el pie izquierdo, soy Endor Una de las fundas mágicas creadas por el mago Membras y  tu ¿quién eres?

    - Soy Gall

   (Endor) - Dios no puedes ser menos frio.

 

    ¿Mágicas? - /pensaba/, que de mágico tiene esta cosa rara - *recordé que no le afecto el root y quise saber si estaba en lo correcto.*

   

     (Gall)- Jejeje Tu empezaste - / lo decía mirando hacia aquella túnica rara negra /

    (Gall)- Solo eres una túnica rara negra /mirándolo con desprecio/

     (Endor)- Eres muy engreído, Intenta sacarme de aquí y veras que no podrás.

 

    Sus palabras de desafío me calentaron y con pasos golpeados camine hacia él, cuando llegue me puse de rodillas y proseguí a quitarle la túnica al esqueleto, cuando  logré sacársela, esta túnica como si estuviese asustada se alejo más o menos dos metros de mí, parecía un fantasma lo cual me causo bastante gracia y exclamando  me decía:

  

   (Endor) - ¿Qué demonios eres?

   (Gall) - Soy Gall ya te lo dije jejeje.

   (Endor) - ¿me refiero a tu Raza?

  (Gall)  - La verdad es difícil de explicar.

  (Endor) – No sabes ni tu Raza.

  (Gall) - A verdad... una pregunta.

  

    /Endor se paro poniendo atención/

   

    (Gall) - ¿Tu negaste el efecto del root en el esqueleto?

   (Endor) - Y si fui,  planeas matarme.

   (Gall) -  Eh... no, solo quería saber, está mal tener curiosidad al menos.

   (Endor) -  No fui yo.

   (Gall) - Lo sabia fuiste tú.

   (Endor) -  Que no fui yo, el esqueleto era resistente al hielo solo eso

 

   “Pero Gall al mirar la túnica se percato, aunque esta no fuese un humano, que estaba mintiendo.”

  

   (Gall)- ¡Wow! que increíble túnica ¿donde compro una?

   (Endor)- Acaso me estas jodiendo. 

   (Gall)- ¡ains! /con un suspiro empecé a caminar/

   (Gall) - Nos vemos, adiós Túnica rara negra.

 

   Se escuchaba decir: maldito mocoso me llamo Endor...  ENDOR... mientras camina hacia la puerta que estaba al final de la planta. Abrí la puerta y...

 

  (Gall)-  Mierda  escaleras... pero al menos no esta tan oscuro como arriba /reclamaba/

  

Mientras Gall caminaba hacia la puerta, Endor se percato que este llevaba una extraña espada en su cintura, aquella espada tenía en su empuñadura las letras “EN”, ahí comprendió que el sujeto que lo saco de aquel esqueleto no era una persona normal, cuando cruzo la puerta, sintio  curiosidad por él y  decidió seguirlo sin que se diese cuenta.

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Cap. 4.1

                          Bajando las escaleras

                                                                          ¿Es raro?

 

Endor quien seguía a Gall con total cuidado, recordando donde había visto esas letras, bajaba por las escaleras, cuando se acordó que quizás era una de las espadas del Estero Negro y probando intento establecer contacto con la espada, si esta era una de ella existía la posibilidad de que le respondiese.

 

   (Endor)- Oye me escuchas.

   (Cielo claro)- Si… ¿quién eres tú?

    (Endor) -  Endor.

   (Cielo claro)- Endor *pausa* ¡aahh! la túnica rara negra.

   (Endor)- Me llamo Endor maldita sea, eres igual que tu amo.

   (Cielo claro)- ¿Acaso quieres morir?

   (Endor)- eh… no estoy bien así.

   (Cielo claro)- ¿Porque nos sigues?  

   (Endor)- eh... tengo curiosidad. 

 

     (Pausa)

 

   (Endor)- Acaso ¿no te parece raro?

   (Cielo claro)- ¿Qué cosa, a que te refieres?

 

   (Endor)- Ósea me refiero porque él pudo tocarme sin que yo le diera mi consentimiento, no te parece fuera de lugar, además que hace el aquí, porque te tiene no es mucho para él, por lo que vi, el solo no podría derrotar a esos esqueletos y menos al esqueleto el cual yo protegía de  debuff. 

 

   (Cielo claro)- Mi amo tenía razón Fufufufu tu ayudaste a ese esqueleto.

 

   (Endor) - eh no si... Ya si... yo lo ayude, tengo esa habilidad, pero volviendo al caso, el es raro y me causa una cierta curiosidad, es decir aaaaa maldición esto carece de sentido.

 

   (Cielo claro) - mmm, tienes razón, pero a mí me parece normal, es como si siempre hubiese estado con él, ahora que lo mencionas es extraño, pero aun así no me preocupo, el ahora es mi amo y con eso me basta, si quieres nos puedes seguir  como acosador y quién sabe,  podrás saber porque Gall te causa curiosidad.

 

   (Endor) - No sé, aunque nada tengo que hacer, asique no le digas que lo sigo.

   (Cielo claro) -  Tienes razón podría matarte.

  (Endor)- Porque eres tan fría conmigo.

   (Cielo claro)-  No se Fufufufu.

 

     Ahora con aun más curiosidad, Endor continúo siguiendo a Gall mientras bajaba por las escaleras, ahora sabia que la espada era del Estero Negro, pero el porqué él puede usarla, es un misterio para el.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Interludio

    Después de luchar contra el Elder Lich y librarse del congelamiento gracias a la ayuda de Endor, Gall entra a la sala, la cual está bajo llave y se encuentra con un extraño ser esquelético crucificado, el cual solo podia mover una mano.

    Gall continúa abriéndose camino por el castillo, después de ese extraño encuentro con aquella túnica rara negra llamada Endor.

    Al descender del barranco y después de matar a los esqueletos, incluyendo el que tenia aquella extraña túnica, Gall se percata que esta le habla, indicándole que lo saque de ahí.

    Segunda parte, que empieza desde que Gall despierta luego de haber encontrado un lugar donde dormir.

    Gall habiendo entrado al castillo que estaba frente del cuando llego al mundo Etero, siendo su única alternativa, después de encontrarse con un lobo fantasmal, decide entrar a la fuerza al castillo, así comienza su rumbo por aquel castillo.

    Qué pasaría si tu vida fuese igual que un juego de RPG, pero revivir no está permitido. Sabiendo que desde ahora sería una persona sin clase alguna, Gall fue enviado por sus compañeros al mundo Etero, tal mundo era habitado por Bestias Mágicas, seres que pueden usar magia, además de ataques elementales.

    Qué pasaría si tu vida fuese igual que un juego de RPG, pero revivir no está permitido. La historia comienza cuando Gall asiste a su asignación de clase para poder ser un Aventurero, los cuales son encargados de explorar el mundo, un mundo el cual se basa por tu nivel, además de números que representan tus atributos, los cuales son grabados a tu Ficha, es en la Cuidad de Stabla, su país natal, en la cual asiste a clases, ahí vivió una vida plena, hasta que sus padres murieron y quedo solo, con la única esperanza de tener su clase él ha sobrevivo, pero aun no entiende mucho del mundo ni de la personas, pero que pasaría si el destino te da otro rumbo y tiene otra meta para ti.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta