cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

13 min
Lo que su familia y ella cuentan
Reales |
11.12.19
  • 5
  • 6
  • 202
Sinopsis

Hªs. engorrosas alrededor de los diversos mundos de Laura que son los nuestros

Lina se confiesa: "Acabo de hacer un espeluznante descubrimiento sobre mí misma. Y todo gracias a Tamara Falcó. Desde no hace mucho, mi lado marujón hace que me interese por ciertos personajes de las revistas del cuore. Podría decirles ahora que estoy haciendo un estudio sociológico o antropológico y quedar como los ángeles. Pero es mentira. Lo mío es una pulsión cotilla que hace que, por ejemplo, cuando veo noticias sobre esta señorita, pinche inmediatamente en ellas para saber qué dice; algo, por cierto, que no me ocurre con Naty Abascal. Y aquí viene mi inquietante descubrimiento. ¿Por qué me interesa Tamara, que me parece sobreactuada, oportunista y ni siquiera guapa, y no en cambio Naty, a la que considero inteligente, sensata y mucho más atractiva en todos los sentidos? Como soy la primera y la más azorada observadora de mis contradicciones, decidí estudiarme y ver cómo reaccionaba frente a otros personajes de la crónica rosa. ¿Leía preferentemente noticias relacionadas con gente que me caía bien o por el contrario me inclinaba por las andanzas de otros que deploro? La respuesta fue que los segundos ganaban a los primeros por goleada. Entonces se me ocurrió hacer una lista de individuos e individuas de vidas nada edificantes que llaman mi atención y pude comprobar lo siguiente: Que unos eran zafios, deslenguados y trepas; otras (en este apartado, siento decirlo, las mujeres son mayoría) son personas que no han hecho nada de mérito salvo coleccionar maridos y novios ricos; luego hay otro grupo que tiene cuentas con la Justicia mientras que un cuarto escuadrón lo integran vendedores de humo como blogueros e influencers. Reflexionando un poco más decidí consultar a mi otro yo, el serio, el no-frívolo y hacerle la misma pregunta que a mi coté marujo: ¿A ti qué tipo de personaje te interesa? Y la respuesta fue tranquilizadora. Mi yo sensato seguía teniendo los mismos referentes razonables de siempre. No había cambiado a Goya por Jeff Koons, ni a Churchill o Mandela por Boris Johnson y Matias Salvini. Tampoco a Jane Austen por la autora de Las cincuenta sombras de Grey ni a María Callas por la representante de Israel en Eurovisión 2018. Un poco más reconfortada con este retazo de información, seguí observándome y decidí que mi parte más racional se interesa por personas de valía a las que admiro y respeto. Pero mi lado primitivo funciona de otro modo. ¿Se deberá a eso que llaman nuestro cerebro de reptil? No  lo sé, no soy neuróloga. Pero, según he podido informarme, esta parte de nuestro coco controla los comportamientos más básicos y ancestrales como la agresividad o la territorialidad. Estimulan por tanto esta parte de nuestro cerebro sentimientos muy elementales que producen filias y fobias. Y curiosamente son tan fuertes y tan gratificantes las filias como las fobias, de modo que, por ejemplo, en mi caso, me hacen leer con morbosa fruición todo lo que cae en mis manos sobre Tamara Falcó (con todos mis respetos), viviseccionar sus estilismos, o admirarme de cómo consigue imponer su voluntad un ser tan poco interesante. ¿Es posible que lo feo, lo grotesco y lo reprobable sea tanto o más atrayente que lo bello, lo bueno y lo positivo? Por eso me he atrevido a hacer  en público esta confesión tan poco favorecedora sobre mí misma. Díganme por favor que no soy la única a la que le ocurre  algo así  y, mientras tanto, y como penitencia, prometo no leer nada más sobre Tamara Falcó. Tampoco sobre su padre, ni siquiera sobre su madre… Mea máxima culpa. Acto de contrición y propósito de enmienda, lo juro por la santidad de mi madre, de mi marido y de mis hijos"

Lagun se autoentrevista: "Me gustan los recuerdos vivos. También me apasiona vivir el presente, aunque hay evocaciones que nutren y enseñan. No sé si es más delicioso leerle o escucharle… Gracias, muy amable. Aunque soy mucho más tímido de lo que pudiera llegar a pensar. Cuando empecé en esto de la literatura, hablar en público para mí era el suplicio máximo. Quién lo diría… Pero descubrí que había un sistema buenísimo para hablar con confianza, y no es otro que decir la verdad. ¿La verdad? Dicen que está pasada de moda… ¡Ja, ja, ja! Faltando a la verdad se puede llegar a ser el hombre más poderoso del planeta: el presidente de Estados Unidos. Quizá estemos en tiempos de la posverdad, pero a mí me encanta la verdad. No hace demasiado tiempo, posverdad fue la palabra del año para el diccionario de Oxford… Lamentablemente, puede ser un reflejo de nuestro tiempo, y con ello tenemos que acarrear. Su padre fue embajador , ¿por qué se quedó a vivir en España? Vine a España con 12 años, buscando mis ancestros en el País Vasco. Enviaron a mi papá a Rusia. Yo regresé y me casé. Usted se expresa bien en euskera, en francés, en italiano, en ruso, en portugués y en inglés, pero ama el español. ¿Qué encuentra en el idioma de Cervantes? Decidí expresarme en español porque es uno de los idiomas más ricos que existen, permite muchos matices. ¿Cómo nació en usted la inquietud por escribir? Es la consecuencia del niño acomplejado que era yo. Ha cambiado mucho… No, eso no se cura. Se aprenden trucos para que no se note, para disimular. Yo era una niño muy feo en una familia de guapos. ¿Feo? No me lo puedo creer… En serio, me refugiaba en mi cuarto y escribía. Les debo mucho más a mis defectos que a mis virtudes. Todo se lo debo a mis defectos. Esto de ser feo tiene su aquel… Usted no es feo… En fin… Continuamos… ¿Por qué comenzó expresándose a través de un género tan complejo como el cuento? Porque pensé que escribir para niños era más fácil, y eso es mentira. Es muy difícil. Tuve suerte: con lo primero que publiqué me dieron un premio. Por qué nunca se refugió en la poesía? Porque desconocía la métrica. El verso libre es delicioso… Reconozco que nunca me atreví. ¿Se puede salir indemne de la lectura de un libro? No, nunca sale la misma persona tras leer un libro. Casi siempre sale uno mejorado, nunca igual. Un libro es una terapia, una catarsis, un vómito… Tiene muchísimas connotaciones físicas. Siempre afecta a nuestro estado. ¿Un libro abierto es un cerebro que no habla? Un libro cerrado, ¿un amigo que espera? Un libro es un amigo que no te juzga, que siempre te enseña, un espejo, un exorcismo… ¿Conocer perfectamente el idioma es la máxima expresión de libertad? Qué buena pregunta… Nunca lo había pensado. Desde luego, un vocabulario reducido es una prisión para expresar una idea. También se puede viajar a través de la literatura. Qué mejor nave que un libro, nuevas travesías para llegar hasta la felicidad o hasta la infelicidad más constructiva y creativa..."

Leti, cuenta cuentos terapéuticos para su niña hiperactiva, como, por ejemplo, éste: "Ina era una niña delgada, bajita y muy muy inquieta. Casi siempre estaba moviéndose, siempre estaba haciendo cosas, y hablaba mucho y muy deprisa. Ina tenía un gran corazón y muchas buenas ideas, era una niña muy buena y muy lista, pero a veces le costaba hacer amigos porque era muy inquieta. En el cole le costaba estar sentada en la silla y escuchar al profesor o profesora, aunque lo intentaba no siempre podía controlarse, y tenía que hablar, o moverse, o mirar lo que hacía otro compañero. Cuando tenía un examen, le costaba pensar en el resultado de las preguntas, con solo ver las primeras palabras creía saber la respuesta y tenía que responder. Además a veces se distraía sin saber porque y cuando se daba cuenta no tenía tiempo para terminar los ejercicios o el examen. Y por eso, a pesar de haber estudiado y de saberse las preguntas, Ina no siempre sacaba buenas notas. Los profes no paraban de reñirla, decían que era muy distraída y que nunca hacía caso a lo que le decían. En casa, la cosa era igual o peor. Ina sacaba todos sus juguetes, jugaba con muchas cosas, a veces tenía muchas ideas a la vez en su cabeza y pasaban muy rápido. Así Ina se movía de un lado a otro, saltaba, corría, lanzaba cosas. Cuando estaba haciendo algo se le ocurría otra cosa que podía hacer. Y como esto era así a Ina se le olvidaban muchas cosas, a veces rompía cosas y también se hacía daño ella o se lo hacía a su hermano pequeño. Siempre la estaban riñendo y pidiéndole que se estuviese quieta y tranquila. Con sus amigos Ina también tenía problemas, a veces quería contarles muchas cosas a la vez, le costaba escuchar a los demás y también esperar su turno en los juegos. Por eso, aunque no se lo decían muchos niños y niñas no querían jugar con ella. Además, Ina tenía problemas con sus emociones, a veces estaba muy alegre y no podía contenerse, reía a carcajadas, saltaba, bailaba y quería hacer muchas cosas. También le sucedía lo mismo con sus enfados, a veces se enfadaba y gritaba, contestaba, no paraba de moverse y decía cosas de las que luego se arrepentía. Ina estaba triste y nadie la comprendía, y cada vez le costaba más estar quieta, mantenerse serena y tranquila. Ina sentía que nadie podía entenderla y no sabía qué hacer para que las cosas cambiasen. Entonces llego un niño nuevo a su clase, Rudi. Rudi en seguida se hizo amigo de Ina. Rudi le explico a Ina un secreto: Yo antes era como tú, y todavía lo sigo siendo. A veces mi cabeza se llena de ideas, a veces me cuesta esperar mi turno, a veces tengo el impulso de moverme y hacer muchas cosas a la vez. Cuando eso ocurre mi cabeza va muy deprisa y no me doy cuenta de lo que hago. Ina le miraba sorprendida, se sentía tan identificada. Pero, ¿qué has hecho?- ahora no se te ve tan inquieto. –preguntó la niña. Me di cuenta de todo eso, gracias a una persona que me ayudo. Se trata de conocer como reaccionas y aprender a controlarlo. Ahora, cuando tengo impulsos, me quedo quieto, y cierro los ojos si puedo, cuento hasta 20 o 30 y observo lo que ocurre a mí alrededor y así puedo decidir. Al principio tienes que hacer un esfuerzo, pero poco a poco aprendes y lo haces casi sin darte cuenta. Yo puedo ayudarte. Y de esta manera gracias a su amigo Ruti, Ina aprendió a conocer sus impulsos y aprendió a controlarlos. Al principio le costó bastante esfuerzo, pero poco a poco lo fue logrando". ¿Tú también fuiste un niño o una niña hiperactivo; sigues siendo una persona hiperactiva?

Irún será reconocida, a iniciativa de Unicef, Ciudad Amiga de la Infancia, mientras buscan voluntarios para abrazar a bebés prematuros en la UCI. Laura se desplaza hasta Ciudad de México, donde se decreta la alerta por violencia sexual en el transporte público, vestida del esquí de Andorra y de relax termolúdico Caldea; surrealista siempre... Amplían a otro año más de vida para las cabinas telefónicas en desuso, "para escuchasr poesía, llame al 659861032. Bardem se disculpa ante el alcalde Almeida: "el insulto ilegitima cualquier discurso". La Gran Manzana invita a morder planes irreverentes o a visitar el Time Squire donde miles de personas esperarán el descenso de la gran esfera luminosa cubierta con 504 triángulos de cristal que marca el cambio de año, mientras Laura se documenta sobre Bárbara Rubin, pionera de la contracultura, amiga de la Velvet Underground. A Laura le acaban de regalar un cuaderno tan bonito como venenoso, una libreta Leuchtturm 1917 negra, sobria, de tapa dura, goma lateral y epígrafe impreso en la página de papel de ochenta gramos de cortesía, "Al final lo que importa no son los años de vida sino la vida de los años"; un diario pensado para anotaciones durante... ¡el próximo lustro! Vértigo atroz ante 1827 días entre hojas blancas, pliegues, sorpresas, ¿las mínimas o las máximas, por favor?... Motivación, flexibilidad o aprendizaje es lo que buscan en un empleo las nuevas generaciones, mientras fracasa en nuestras escuelas "Un portátil por niño. Laura, a lo ángel de Charlie Farrah Fawcett, encumbra las locas creaciones de Adam Savage, en recreación de todo tipo de aparatos, máquinas o trastos a lo largo de su vida y, El Buscón de Quevedo, llega a la India a través del cómic: "Me dedicaré a la sarcástica; aunque no escriba de amor yo diré sin disimulo que me sale para el culo y lo tomo con humor" (Lukas Enfant Terrible) Una madre denuncia en redes que una sala le ha prohibido llevar la comida para su hija diabética, ¿puedes introducir tu propia comida en el cine? Laura observa ensimismada la decoración navideña y artística de Los Ángeles, mientras, Will Smith, dona su rap a los sintecho y, el actor Josh Brolin, se quema de urgencias al intentar broncearse el ano. La protectora Os Palleiros no dejan adoptar perritos durante estas fechas porque "los animales no son un juguete". Groenlandia se derrite siete veces más rápido que en los 90. Melendi: "la hija de dos borrachos que solo pudo ser enfermera" y, ya vamos organizando las comidas y cenas de Nochebuena y de Nochevieja para que nadie esté solo. "No hay razas de perros peligrosas sino dueños peligrosos que no lo merecen" y "por qué a estas alturas siguen distinguiéndose los juguetes para niños y para niñas" (se pregunta Aritz), mientras se investigan decenas de muertes al volverse en erupción un volcán en Nueva Zelanda: "Un volcán en erupción así es lo que nos ata, es fuego que nos mata; lava que calcina hasta adentro de nuestro ser..." (Mario Recamier);...

... Gracias mil,
    K. Fernández/ dic. 2019 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Yo creo que sí que el hecho de que seduzcan más gentes como Falcó que los sensatos se deba al sentido emocional reptilíneo que tenemos; al morbo. En ello hay el histrionimo de la presentadora que llama la curiosidad. No me hace gracia que EL BUSCÓN sea un cómic. A lo mejor es que soy demasiado clásico. Y sí la Literatura enseña sin juzgar. Muchos que escribimos lo hacemos para compensarnos de nuestra timidez. Aunque uno adquiere otro modo de ver la vida, y la gente no te comprende porque lo que tira es precisamente la Falcó.
    Jeje, hoy en día hay medios suficientes para seguir la vida de cualquiera en las redes sociales y sī, claro, algunas son tan llamativas que no nos dejan hablar de los vecinos...
    Pongo de ejemplo a Tamara Falcó porque está de actualidad por su presunta relación con el cocinero Jordi Cruz, tras ser ganadora de MasterChef en TVE, hija menor de Isabel Preysler, su mamá que ahora está en relación consolidada con Vargas Llosa. A mi me cae fenomenal, es la esencia de la pija liberal en España, pero a Lina no, no la encuentra méritos. Podría haber puesto a Rosalía en su encuentro con nuestro ministro de Cultura al que no reconoció tras su concierto en Madrid; la esencia es: ¿mientras cotilleamos de los famosos dejamos de hacerlo sobre nuestros vecinos?; mi respuesta es que sí, por lo q cumplen su función en esta sociedad mediocre... se abre debate, si interesa...
    No puedo opinar de la Falcó porque no sé nada de ella. Solo que existe y punto. En cuanto a la literatura, no solo te permite viajar, te permite sentir, sentir diferente, de mil formas que no podriamos llegar a sentir en una vida. Dislexia y lo que ahora llaman TDA, antes bos llamaban torpes, lentos... cada uno espabiló como pudo. Por esto y por el resto, gracias Kerman. Un besazo
    Magnifica reseña. Me disculpa la ingenuidad kerman, pero su verbo, su pluma y su salero al escribir es de lo mejor. Como redactor de publicación, usted debe ser muy leído. 5 estrellas Un saludo, amigo.
    A los 61 años fallece Marie Fredriksson, cantante del duo sueco Roxette, después de una lucha de 17 años contra el cáncer. Algunos como yo bailamos sus enérgicos temazos de la forma más divertida y loca durante años quemando las pistas de baile en pubs y discotecas. Rompiendo estereotipos, de rostro inmaculadamente bello y pelo pincho decolorado. Para ella, este humilde relato. Con amor y devoción, entre mis musas. K. Fdez.
  • Hªs engorrosas alrededor de los mundos de Laura que son los nuestros

    Hªs. engorrosas alrededor de los mundos de Laura que son los nuestros

    Hªs. engorrosas alrededor de los mundos de Laura que son los nuestros

    Hªs. engorrosas alrededor de los mundos de Laura que son los nuestros

    Hªs. engorrosas alrededor de los mundos de Laura que son los nuestros

    Hªs. engorrosas alrededor de los diversos mundos de Laura que son los nuestros

    Hªs. engorrosas alrededor de los mundos de Laura que son los nuestros

    Hªs. engorrosas alrededor de Laura

kerman fdez mlez/Gipuzkoa/kermanfdez@hotmail.com/ldo.CcInfc,Psico,BArtes UPV.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta