cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Lo que te conté mientras te hacías la dormida
Amor |
22.05.13
  • 4
  • 2
  • 1154
Sinopsis

¿Por qué no hay ninguna regla universal que pueda atrapar al amor?

Nunca he creído en el destino, ¿sabes? Me parecía una absurda forma de justificar cualquier cambio en nuestra vida, de abandonar al caprichoso azar la autonomía del ser humano. Tampoco creas que defienda el antropocentrismo, ni mucho menos. De hecho pienso que somos de los seres vivos más ignorantes que existen en este mundo. ¿Por qué si no íbamos a pasar por encima de tantas cosas bellas sin ni siquiera mirarlas?

Pero no nos desviemos. Ahora te veo ahí, delante de mí, abrazando fuertemente la almohada con las uñas apretadas contra las sábanas, blancas. Rodean tu cuerpo desnudo al estilo griego, tapando las partes precisas para rezumar elegancia; pero aparte de eso, eres completamente distinta a cualquier figura helenística. Tu piel, tostada al sol, es lisa, pero está cubierta de pequeñas pecas que endulzan cada curva. Siempre frunces el ceño cuando te digo lo preciosa que eres. Un mohín infantil que me provoca sonrisas de burla sin poder evitarlo.

Es tan cierto…

Eres bella, duende de fuego. Los mechones rojizos se han colocado caprichosamente a tu alrededor cuando te tumbaste. Todos dicen que me he enamorado.

Nunca he sabido qué es el amor exactamente. Si realmente existe, ¿por qué cada persona lo define de una forma? El sol es un astro brillante que emite gases a elevadas temperaturas, y es así en España, en China y en Australia.  Incluso la tristeza es un sentimiento de desánimo y desasosiego en todos los lugares del mundo. ¿Por qué no hay ninguna regla universal que pueda atrapar al amor?     

Buenos días, pequeña.

Dani.                                          

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muchísimas gracias J.M. Boy por tus bellas palabras :D Si hay algo que he aprendido en mi aún corta vida es que con provocar algo bonito en alguien, ya ha merecido la pena. Gracias :)
    Texto tan brillante como el título, inmejorable. Los sentimientos del narrador (claros para todos menos para él, que sabe que está enamorado porque se lo han dicho) están muy bien expuestos. Esa pequeña estratagema de hacerse la dormida es deliciosa, y el juego de amor que se traen los dos personajes, que saben que el sueño de ella y el monólogo de él son ficticios, memorable como el primer beso. Felicidades.
  • Nada como las tardes de domingo

    En la calle de los exámenes finales de junio, Internado de la Santísima Esperanza, a 4 de junio de 2013.

    ¿Tú piensas alguna vez cómo vas a morir? Seguro que no. No sabes cuál va a ser tu final, pero supongo –si perteneces al 99,99% de la población- que tampoco tienes mucho interés por saberlo. Por eso no le has dedicado un tiempo a pensar, que tal vez, hay algunos (y por supuesto, me incluyo como el que más) que tenemos que asumir la fecha de nuestra muerte.

    Tal vez algún día lo comprendiera.

    Era un día gris, brumoso.

    Ella le mira con curiosidad, mientras que los ojos de él buscan algún punto lejano, tal vez donde las montañas se besan con el lago.

    ¿Por qué no hay ninguna regla universal que pueda atrapar al amor?

    ¿Puedo hacerlo? Claro que sí. Sólo un salto para cumplir mi sueño y volveré a la oficina. Prometido.

    Y mientras él colocaba mecánicamente los abrigos en la maleta, yo continuaba pensando cómo frenar aquella hemorragia en mi vida.

    Nada puede resumir el vacío de un hombre.

  • 12
  • 4.28
  • 589

Escritora en vías de desarrollo, buscadora innata de la suerte. Del club de los soñadores.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta