cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

13 min
Los castillos más bonitos de España
Reales |
22.05.20
  • 5
  • 2
  • 57
Sinopsis

Divulgativos mundos de Laura

Laura: "Campbell se convirtió en la primera modelo negra en aparecer en la portada de la edición francesa de la revista Vogue (hito que después repetiría en otras cabeceras como Time). Era 1988 y, a pesar de que la británica ya era por entonces una modelo de referencia, la publicación parisina rechazaba contar con Campbell para su portada. Según confesó ella misma en 2017, cuando le contó lo sucedido a Yves Saint Laurent, este llamó a la revista y amenazó con retirar toda la publicidad de la misma. A los pocos días, la londinense conseguía hacer historia. En uno de sus primeros trabajos como modelo en París, con tan solo 16 años, a Campbell le robaron todos sus objetos personales. Sin dinero ni contactos en la capital francesa, fue una compañera –Amanda Cazalet– la que la invitó a acudir con ella a unas pruebas en la casa del diseñador. Cuando la joven le contó la situación, el diseñador Alaïa la invitó a quedarse con él. El modisto la introdujo en su círculo más cercano y, a partir de ahí, ella pasó a tildarle como su "papá". Ha sabido reinventarse - Campbell celebra su medio siglo de vida manteniéndose como un icono cultural inalterable por el paso del tiempo. Mientras algunas de sus compañeras daban un paso al lado, la londinense no solo se ha mantenido vigente, sino que ha sabido trasvasar sus talentos a las redes sociales. Acumula nueve millones de seguidores en Instagram, tiene un interesantísimo canal de Youtube y un formato de entrevistas (No filter with Naomi, ‘sin filtro con Naomi’) por el que han pasado las mayores personalidades del sector: Anna Wintour, Cindy Crawford, Marc Jacobs o Pierpaolo Piccioli, autor del impresionante vestido de plumas que lució en la gala Met del pasado año... En una polémica relacionada con su peso se ha visto envuelta una vez más la cantante londinense Adele. Tras siete años junto a Simon Konecki, ex broker y padre de su primer hijo, en 2019 decidió poner punto y final a su vida conyugal y a un estilo de vida alejado de lo saludable. Las malas lenguas siempre han hecho referencia a los excesos en el mundo de los artistas, pero la experiencia nos indica que en ocasiones el cambio radical ha venido precedido de un divorcio o una pérdida cercana. En el caso de Adele fue el fin a un matrimonio aparentemente idílico lo que provocó sustituir las cervezas y las pizzas por el agua y el ejercicio de alta intensidad. Su ex entrenador ha confesado cuáles fueron las razones por las que la cantante contrató sus servicios y en qué ha consistido todo el proceso. Tras lanzar su álbum "25" y con una gira mundial de 13 meses por delante, había que preparar el cuerpo y la mente. Al margen de sumar el ejercicio a una rutina diaria, hubo que reconducir hábitos muy descuidadosy la polémica dieta 'Sirtfood' se podría resumir en ingerir 1000 calorías diarias, muchos zumos y alimentos prohibidos. Y esto, unido a las largas sesiones de entrenamiento, ha hecho que la artista reaparezca con 70 kilos menos. Tras publicar una fotografía por su 32 cumpleaños con un corto vestido negro, las redes se incendiaron... Llegados a este punto, encontramos dos lecturas para explicar semejante huracán mediático: los que se percatan de la espectacular pérdida de peso, se alegran por ella y siguen premiando su voz y carrera musical; o los que solo atienden a una pérdida de peso más que obvia y se creen con el derecho de opinar, criticar y juzgar. Así destruyen los denominados gordofóbicos del siglo XXI a través de sus comentarios en redes sociales: "ha bajado peso porque se veía como una foca", "no ha bajado demasiado", "vaya piernas se le han quedado" o "este ha sido el mayor logro de Adele". ¿El mayor éxito mediático que ha alcanzado esta estrella con 15 Grammy a sus espaldas es bajar notablemente de peso? Si es así, me avisan porque yo me bajo de la rueda. Basta ya de juzgar, mayoritariamente, a la mujer. Nuestro físico, nuestro cuerpo... somos algo más que lo que refleja un espejo. Tenemos estudios, ambiciones y metas. Muchas veces, a raíz de un comentario desafortunado o un titular malintencionado, surgen los fantasmas del pasado. TCA, malas praxis... Y os lo digo por experiencia: es un camino oscuro del que cuesta salir. Al igual que el movimiento 'Realfooding', que aboga por alentar la comida real, podríamos hacer lo mismo pero con las mujeres. ¡Bien por las mujeres tal cual son, tal como quieren mostrarse! Y dejemos de juzgar y echar leña al fuego. Bastante tenemos con la política, las pandemias y el actual contexto socio-económico como para poner ahora en primera línea este tema tan aburrido y machista que por un momento pensé que lo habíamos superado" 

Lina: ""La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia la debilidad del fuerte" la cita de Inmanuel Kant vuelve a cobrar todo su sentido en estos tiempos de coronavirus en los que las muestras de impaciencia están a la orden del día desde que se ha puesto en marcha la desescalada. Toda la demostración de paciencia que muchos hicieron durante las durísimas semanas de confinamiento se ha ido al traste en solo unos días: terrazas abarrotadas de gente que no respeta la distancia de seguridad, hosteleros que ha optado por cerrar de nuevo sus locales ante la imposibilidad de controlar la 'marabunta' de gente que se amontona en las barras de los bares…¿dónde está hora toda esa paciencia, esa capacidad de saber esperar, de tolerar el sufrimiento de la espera, de posponer la gratificación?, ¿no hemos aprendido en este tiempo que la paciencia es una gran virtud y una fuente de bienestar? Está claro que siete semanas de confinamiento y de ralentización de la vida no han sido suficientes… el viejo patrón que teníamos instalado en nuestro mapa de conexiones neuronales sigue tan vigente como antes del confinamiento. Seguimos queriéndolo todo para ya. Este patrón neuronal que tenemos la mayoría de los seres humanos que vivimos inmersos en el mundo digital, ha sido descrito por la psicología como impaciencia cognitiva. Es un fenómeno que tiene mucho que ver con la cultura del click, del 'facilismo' y de la inmediatez. Las cosas que verdaderamente merecen la pena, requieren tiempo. Esto es lo que nos impide quedarnos mucho tiempo con la atención en una misma cosa. Esto es lo que nos ha convertido en personas fundamentalmente ansiosas en todos los ámbitos de nuestra vida, no solo en aquello que tiene que ver con la tecnología. Por citar sólo un ejemplo; muchos psicólogos y terapeutas de pareja insisten en que el aumento exponencial de los divorcios en los últimos años tiene mucho que ver con este patrón de impaciencia, porque muchas veces los problemas de pareja enquistados necesitan tiempo para ser resueltos y no hay muchas personas hoy en día dispuestas a esperar. Tenemos poca tolerancia al 'sufrimiento' de la espera pero, lo peor de todo, es que esta nueva manera de vivir tan relacionada con la cultura digital, se ha ido instalando en nosotros de manera silenciosa…tan silenciosa que muchos somos ciegos a ella. A pesar de esta ceguera generalizada, la crisis del coronavirus ha vuelto a poner sobre la mesa lo valioso, importante y lo útil que es cultivar la paciencia para nuestro bienestar personal y social. La impaciencia genera ansiedad, la ansiedad es una de las principales causas de estrés, el estrés es uno de los mayores males de nuestro tiempo y la causa de múltiples enfermedades. Aprender a generar espacios de calma y tranquilidad en los que cultivar la paciencia en medio del caos de un mundo acelerado, es lo que llevan décadas haciendo muchas culturas orientales. Por más excusas que nos queramos poner, sí se puede cultivar la paciencia en una capital europea en pleno siglo XXI. No hace falta escapar a ningún lugar silencioso y remoto…de hecho el verdadero desafío es aprender a hacerlo en medio de la cultura del click. Por lo demás, reflexión y cierto entrenamiento físico. Si vemos por internet un vestido que nos encanta y en menos de dos segundos estamos haciendo click en 'comprar ahora', o si tenemos hijos…¿eres de los que está todo el tiempo diciendo venga come, que vas a dos por hora? etc…"

Lagun: "La semana pasada, en una tertulia de radio, alguien dijo "a la remanguillé". No sé ni quién fue ni de qué estaban hablando; únicamente recuerdo que el corazón me dio un vuelco. Era una de las expresiones favoritas de mi madre. Fue como si me tiraran la magdalena de Proust a la cabeza. "A la remanguillé" hay que decirlo más. Sirve para describir esta desescalada, que entre el desmadre de unos y la irresponsabilidad de otros está siendo desordenada y descuidada. Y loca: pedir la dimisión del Gobierno en la parte de atrás de un descapotable conducido por un chófer era lo que nos faltaba. Puestos a epatar al respetable, tenía que haber contratado a una choferesa negra "de buen ver y mejor palpar", como hizo Cela en su segundo viaje a la Alcarria. Cela no repitió el viaje caminado porque le sobraban cuarenta años y cuarenta kilos. Al tipo del Mercedes, también. Que el exceso de peso no te impida manifestarte. Se recuperan viejos términos, se añaden otros nuevos: The New York Times recoge, en un bot de Twitter, las palabras que se publican en el periódico por primera vez. Aparece hasta el "aprovechategui" que Mariano Rajoy le dijo a Albert Rivera cuando éste amagó con dejar de apoyarle en la aplicación del 155 por no recurrir el voto delegado de Puigdemont. Aquellos tiempos del cuplé. O del 'procés'. Ahora que ya no está Rajoy para refrescarnos el diccionario, en The New York Times le han dado vía libre al coronavirus: coronadivorce, coronacoma, coronababies. Mi favorita es covidiots. En esta desescalada a la remanguillé han proliferado como los champiñones. Sólo hay que mirar por la ventana. Por la virtual y por la física. Se te quitan hasta las ganas de salir"

Leti: "Los castillos más bonitos de España: 1. Peñíscola (Castellón) Construido entre 1294 y 1307, su habitante más célebre fue Benedicto XIII, el Papa Luna, que lo convirtió en sede de su papado y refugio. Situado en una roca sobre el mar, sirvió de escenario de la serie Juego de Tronos. 2. Peñafiel (Valladolid), dominando la región de Ribera del Duero. En la actualidad acoge el Museo Provincial del Vino. 3. Olite (Navarra), un espejismo. 4. Manzanares el Real (Madrid), construido en el siglo XV por la Casa de los Mendoza con influencias de gótico flamígero, el castillo madrileño se eleva majestuoso entre el embalse de Santillana y la Sierra de Guadarrama. 5. Loarre (Huesca), desde un espolón rocoso a 1.071 metros de altura. 6. Jarandilla de la Vera (Cáceres), erigido en el siglo XV por Fernando Álvarez de Toledo, conde de Oropesa. 7. Coca (Segovia), construido en gran parte durante el siglo XV y reformado en varias ocasiones, el castillo de Coca está considerado uno de los mejores ejemplos de arte gótico-mudéjar de España. 8. Butrón (Vizcaya), torre fortificada medieval. 9. Bellver (Mallorca), construido por el rey Jaime II a partir del año 1300. 10. Almodóvar del Río (Cordoba), edificada en el siglo VIII por los musulmanes, reformada en el siglo XIV y restaurada en el siglo XX, la fortaleza domina el valle del Guadalquivir. Los creadores de Juego de Tronos rodaron también en ella parte de la séptima temporada"

Aritz: "La perspectiva de un verano en casa, sin vacaciones y sin playa, como consecuencia de las limitaciones impuestas para desplazarse entre provincias durante la desescalada, ha disparado la venta de piscinas desmontables. "Hay una auténtica fiebre, no damos a basto a fabricar para cubrir la demanda que tenemos", explica Eduardo Córdoba, de Manufacturas Gre, uno de los principales fabricantes de este tipo de piscinas en España. Una fiebre que también viene provocada, principalmente en las zonas del interior, por la incógnita sobre si abrirán o no las piscinas comunitarias y municipales. Después de 20 días paradas por la alerta sanitaria, las fábricas de piscinas, han visto como se les han acumulado los pedidos. Además, se encuentran con que no tienen material suficiente, una gran parte procedente de China, para seguir trabajando en las cadenas de montaje. "Es una bola que cada vez se está haciendo más grande. Hace dos meses fue el papel higiénico y ahora son las piscinas desmontables", asegura Eduardo Córdoba. Un desabastecimiento que sufren los clientes, desesperados por encontrar una de estas piscinas para combatir el calor del verano, pero sobretodo para evitar el aburrimiento de los más pequeños de la casa. "La gente está viendo la que les espera con los niños sin poder salir de veraneo y todo el que tiene un pequeño terreno quiere una, aunque vamos a ver piscinas hasta en los balcones", afirma Guillermo Catalá, gerente de piscinas Euca. En esta empresa de venta y montaje de piscinas, cuentan ya con lista de espera y el plazo de entrega e instalación es de cuatro semanas. "Dada la situación, a los clientes ya les da igual la forma, los acabados o la medida, lo que quieren es asegurarse que tendrán la piscina cuanto antes", explica. Lo que sí que se mira son los precios de estas piscinas, que van desde los 1.000 hasta más de 7.000 euros, dependiendo de las medidas y de los materiales utilizados. Además, del precio, el otro gran inconveniente es la instalación. "Los más manitas pueden montar algún modelo, pero la gran mayoría requieren que un técnico las instale e incluso hay algunas que necesitan una pequeña obra", explica Diego Hernando de Urbanpool. Piscinas hinchables: la opción más económica... Aritz ya no sabe dónde buscar más chistes sin caer en la poca educación. Lo sentimos, pero no está por la labor de echar mano de los chistes de mariquitas a modo Arévalo"

Gracias mil, como siempre; Kfm

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 55
  • 4.56
  • 158

kerman fdez mlez/Gipuzkoa/kermanfdez@hotmail.com/ldo.CcInfc,Psico,BArtes UPV.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta