cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

4 min
Los de en medio. (Choque)
Drama |
19.12.16
  • 0
  • 0
  • 68
Sinopsis

Ocho nietos. Ocho distintas personalidades. Ocho formas de ver la vida. Viñetas. Choques.

Trianna/ Sebastian

Fastidiosa. Era la única palabra con la que podía describir a Trianna sin caer en insultos. Lo exasperaba de una manera que nadie más podía hacerlo, y ella lo tenía presente y ambos sabían que el fastidio era mutuo.

No sabían desde cuando había comenzado su enemistad, pero ambos siempre habían sabido que ninguno iba a congeniar. Él sabía cómo sacarla de sus casillas, con un leve empujón o un comentario lleno de burla cruel. Ella sabía cómo romperle su orgullo, con una simple ironía que dejara ver la verdad del asunto. Pero ninguno sabía, que eran demasiado iguales que sus personalidades chocaban.

Eran caprichosos, consentidos y desde pequeños tenían cosas con las que sus primos mayores soñaban a su edad. Ambos amaban pasarse horas jugando encerrados con una consola, ambos amaban sentirse destacados de una u otra forma. Y ambos estaban envueltos en una disputa que lleva años cocinándose, una disputa que a ellos no les pertenece. Una disputa que envolvía a sus padres y de alguna manera los había jalado.

Todos los viajes suponían una pelea, una discusión que terminaba en acusaciones sin sentidos y uno que otro lloriqueo por parte de alguno. Peleas sin sentidos que siempre fastidiaba a uno que otro de la familia. Pero… ¿qué les podían hacer? A fin de cuentas, era sólo un juego de niños.

Habían armado una competencia insana, para ver quien tenía más, quien tenía el juego más bonito, quien tenían la marca de ropa más cara. Y ninguno ganaba.

Conforme  pasaban los años, el mundo para ellos crecía, pero su círculo vicioso seguía intacto. No eran capaces de tener una relación formal sin caer presa de los insultos que se aglomeraban en su garganta. Se habían convertido en personas despectivas, arrogantes y hambrientos de atención. Habían soñado con alejarse de todo el mundo en un momento dado, pero ninguno tenía la valentía para decirlo en voz alta.

A sus ojos tenían dos ejemplos bastos, y aunque admiraban a cada persona de manera diferente, si sus primos mayores habían caído en el juego del distanciamiento, no sabían que les esperaba a ellos.

Pero en los últimos meses, se habían ignorado. No era raro decir que todos estaban sorprendidos de la manera en que habían dejado las peleas atrás. Todos creían que habían empezado a madurar, que habían empezado a pensar realmente las cosas, pero muy en el fondo no era así.

Cada acción o comentario que el otro decía, hacía que su cerebro maquinara en diferentes insultos sólo para que cerrara la boca. Pero ambos estaban heridos. Con el orgullo roto y la dignidad caída. Porque entre broma y broma la verdad se asoma. Y entre ellos nunca había existido la amabilidad, nunca habían sido cercanos. Siempre habían buscado la forma de destrozar al otro. Y esa vez al parecer lo habían logrado.

Porque aunque sus primos pequeños no lo dijera nunca en voz alta, Dhasia sabía que ambos estaban heridos, con la ironía atorada en la garganta hasta el punto de desviar la mirada cuando el otro hablaba.

El problema era que sólo ellos dos sabían que había pasado para ese cambio tan repentino de carácter.

El problema era que el “juego de niños” se había transformado en una sarta de insultos que ninguno de los dos quisiera volver a repetir.  

Porque ellos sabían la razón. Pero no sabían que eran tan iguales, que sus personalidades chocaban.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Ocho nietos. Ocho distintas personalidades. Ocho formas de ver la vida. Viñetas. Choques.

    Ocho nietos. Ocho distintas personalidades. Ocho maneras diferentes de ver la vida. Viñetas. Choques.

    Le dijo que la amaba y que era la mujer de su vida, y yo sonreí, porque eran felices.

    "Y aunque la espere, su presencia siempre es reemplazada por tres panecillos de mora."

  • 4
  • 4.75
  • -

17 years old. Ficción, histórico, fantasía, terror. Biología genética.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta