cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Los días díficiles (Homenaje a los abuelos caídos)
Amor |
29.03.20
  • 4
  • 2
  • 197
Sinopsis

Un poema de Roberto Sosa, de los míticos poetas latinoamericanos, que hace mucho murió anciano y de barbas blancas pero con las botas puestas y la mente preclara. Lo extraje de su poemario "Un mundo para todos divididos". Es mi humilde homenaje a los abuelos que ahora caen por miles, pero luchando, ante el ángel de la muerte que cruelmente nos abate. Lo superaremos.

 

                                                            -oOo-

                             

                                             Los días difíciles

 

                    De joven creía que podía morir y renacer

                    de mis propios despojos.

 

                    Es una larga historia.

 

                    Fui marinero de la medianoche. Escalé

                                                                       /montañas

                    con un cadáver atado a un tobillo.

                                                          /Falsifiqué mi efigie

                    a cambio de un plato de bellas falsedades.

                                                                                   /Fijé

                   mi residencia en el lado oculto de la

                                                            /realidad. Allí viví

                   diez años cometiendo abominables

                                                    /crímenes: escribí

                   a favor de la insolencia de los poderosos

                                                             /novios purísimos

                   de la barbarie y agrimensores de la oblicua

                                                             /eternidad; elogié

                    la suavidad de las manos pausadas

                    de los ladrones de bancos; asesiné -Por

                                                        /órdenes superiores-

                    el jardín de mi hermano mayor, que era su

                                                                    /único tesoro.

 

                    Defendí con mi vida

                    las creencias de los mercaderes, ensalcé sus

                                                              /burlas sangrientas,

                    a lo desconocido y su espantosa alegría de

                                                             /monos superiores.

 

                    Yo era entonces muy joven y creía que

                                                               /podía conservar

                    sosegada en su hondura mi barba

                                                                        /mitológica.

 

                    He envejecido.

                    Hoy avanzo con dificultad; es imposible

                                                  /no lastimar con mi peso

                    los seres frágiles que transiten bajo mis

                                                           /zapatos, por la falta

                    de luz en mis ojos; mi camino está hecho

                                                          /de vasos estrellados,

                    falsas alarmas de incendios y ataques,

                                                     /telarañas desordenadas

                    en los cuatro puntos cardinales cruzadas

                                                   /por ondulantes miradas

                    (que adivino enemigas)

                    procedentes

                    de los bajos fondos

                    en donde la poesía

                    se acuesta a dormir

                    y se levanta sumamente pálida, y en donde

                    el contacto

                    con una hoja

                    del nido de una víbora

                    puede matar.

 

                                                        -oOo-
 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Bueno Valentino. Es un gran poema, y me solidarizo contigo respecto a las personas mayores que mueren de una manera tan cruel por esta enfermedad. Son gente que han pasado muchas situaciones difíficiles, y no se merecen ser víctimas de lo que está pasando.
    Comparto tu homenaje, Valentino. Un gran saludo
  • Hoy quiero celebrar la voz de la mujer. Y que mejor homenaje que a la voz de Clementina Suárez (1906-1991), poeta y gran promotora de la plástica centroamericana y musa de pintores y poetas, lo que le granjeó el célebre mote "de ser la mujer más pintada del mundo". Se caracterizó por desafiar los convencionalismos sociales. Sus libros eran leídos por las jóvenes a escondidas de las madres, ya que incluían poemas de tema erótico amoroso: El vibrante goce sensual, en impulso o realización, está siempre presente.​ Su decisión de vivir la vida de acuerdo con sus propias decisiones se reflejó también en la relación fuera de matrimonio que sostuvo con el escritor hondureño Marco Antonio. Sola frente a la sociedad se dedicó a escribir... como obedeciendo a un impulso interno. Fue combatida por clérigos, por hombres con psicología propia del harem, por nacos, "evangelicos", fanáticos religiosos, simplones, memos, idiotas, conservadores estúpidos y por todo aquello que huele a pre-historia, herrumbre, status quo, maldad manifiesta y estupidez. ​

    Dos poemas en honor a Roberto Bolaño, el creador del movimiento infrarrealista, esa misma que mejor la definen los de la revista "CC": "Los Infrarealistas bebieron de los simbolistas, de los vanguardistas europeos, de los haikus japoneses, de los beats norteamericanos y, cómo no, hasta del nadaísmo colombiano. Estaban armados con letras insurgentes que necesitaban ser expresadas, eran la voz de los exiliados, como Bolaño, y de la generación que sobrevivió a la masacre de Tlatelolco." ¡Larga vida al infrarrealismo!

    Un humilde trabajador es víctima de una mofa que termina mal para todos los asistentes.

    Dos versos del género electrónico "No-poemas" extraídos de la Ciberpoesía, desde la perspectiva de la contemplación de la Naturaleza Muerta. Espero les entretenga. Advierto, estos ciberpoemas sólo podrán leerse en una pantalla de computadora. No será posible verlo en celulares por la deformación de las formas.

    Dos versos del género electrónico "No-poemas" extraídos de la Ciberpoesía, desde la perspectiva de la Inteligencia Artificial. Espero les entretenga. Advertencia: solo puede leerse en pantalla de computadora y no en celulares por la deformación de las letras,

    Hará unos 6 años cuando, inspirado por un "amigo poeta virtual", me sumergí al estudio de los poemas japoneses, especialmente los "haikus". Ilusamente pensé que sería fácil para mí crearlos. "¿Qué tan difícil podría ser plasmar una experiencia de vida en unas cuantas palabras?", me dije estúpidamente. Era harto difícil. Escribí unos cuantos pero no tuve el valor de publicarlos. Luego seguí con mi empeño de perfeccionarme y seguí y seguí buscando, hasta que me topé con la "Ciberpoesía". Fue un abrir de ojos maravilloso. Lastimosamente, ningún sitio web actual tiene la capacidad para soportar esos formatos electrónicos, visuales, sobre todo. Sin embargo, se puede medio hacer con los más pequeños. Advierto, este ciberpoema sólo podrá leerse en una pantalla de computadora. No será posible verlo en celulares por la deformación de las formas. Sólo postearé dos.

    Un joven director teatral decide llevar el surrealismo a la vida real. Las consecuencias resultan ser catastróficas.

    Para superar el bloqueo, decidí hacer un ejercicio mental divertido que era muy utilizado como técnica narrativa por los surrealistas a inicios de los años 1900's. Se trata de ir pasando un papel a cada uno de los participantes quien anotará una palabra al azar. Luego se une cada una de las palabras, una tras otra, para armar un relato. Por supuesto, aparecerán oraciones sin sentido pero tendrán en otros casos y en el fondo un tono profético; otros afirman que es la revelación de inconsciente colectivo del grupo participante. Es divertido pero a la vez macabro. Esto es lo que resultó de la suma de títulos tomados al azar de los relatos publicados en TusRelatos.com del mes de abril.

    Cuando la mente se estrella contra el temible bloqueo.

    El joven periodista Bergámo se enfrenta a la cruel visión de la muerte.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta