cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Los Hermanos no siempre son de Sangre
Reflexiones |
17.05.17
  • 5
  • 3
  • 471
Sinopsis

"A la final, no tuve hermanos, pero si amigos, muchos amigos, que poco a poco se esfumaron y solo quedaron los verdaderos, los que me han apoyado día a día, los que me han visto llorar, reír, caer y levantarme"

Hoy me di cuenta de muchas cosas, no creo que sea mi culpa pero a veces me siento culpable, después de mi nacimiento, mi madre no pudo tener más hijos, le diagnosticaron algo que ella no me quiso decir pero lo cierto es que no le deja tener a  otro descendiente.

Siento que cargas con esa culpa todo el tiempo, el recordar al yo pequeño cada noche arrodillándome a rezar por un hermanito menor, ¿quería ser como aquel cuento recuerdas? Aquel hermano mayor que sostenía en sus brazos una hermanita de un lazo rojo en la cabeza.

Cada día me encontrabas a mi arrodillado esperando que un milagro pasara y tener alguien con quien compartir, jugar y a lo mejor no tendría mis gustos musicales, o mis gustos personales pero sé que hubiera podido aunque sea crecer conmigo.

Quizás podría decirse envidia o llamarse celos, el ver que todos mis compañeros de clases hablaran de hermanos y hermanas, verlos como aquellos incluso iban a buscarlos al salir de la escuela, el recordar cada día llegaba corriendo lanzando mis cosas a cada lado y colocar mi oreja sobre tu abdomen esperando que algo me dijera que por fin llegaría ese hermanito deseado, pero nunca llego.

Seguramente fue el impacto  contra el suelo tan grande de la gran realidad que me saco de esa ilusión, no todo es como lo leemos en los libros, pero alguien nunca me dijo que los hermanos no son únicamente de sangre.

Con el tiempo fui creciendo el fallecer de alguien importante destruyo mis esperanzas, mis fe hacia las religiones, mas nunca volví a rezar y si desde ese día solo le pedí ayuda a dios cuando estaba en aprietos y lo reconozco simplemente por no tener a quien aferrarme.

Aun así intentaste  darme aquel hermano, pero ya era inútil, no sería lo mismo, No era la misma emoción, sería como ver aquella criatura tan pequeña y frágil sin poder hacer las cosas que me gustaban en esa actualidad, caíste en una depresión muy grande fruto de no poder dar lo que tu único hijo quería, el sentir que cada día envejecías y que tarde o temprano  yo tendría como dicen “Abandonar el nido”.

Es curioso, la gente me dice que debería alegrarme que como soy hijo único las cosas solo vendrán a mí y tendré la mayor parte de  herencia, y es algo que me molesta ver a la familia como una posesión material o estar al tanto de cuanto tendrás si fallecen, es uno de los errores más grandes del ser humano ver a la mano que te cuido y te dio de comer de esa manera.

A la final, no tuve hermanos, pero si amigos, muchos amigos, que poco a poco se esfumaron y solo quedaron los verdaderos, los que me han apoyado día a día, los que me han visto llorar, reír, caer y levantarme, y que considero mis hermanos por el simple hecho de soportarme con todo y mis defectos, hay quienes llegan a mi casa y saludan a mi madre como si fueran sus hijos también, están con los que he dejado de comer para compartir con ellos.

Los hermanos no siempre son de Sangre, pueden provenir de otra familia, pero al fin y al cabo son Hermanos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Gracias a ustedes por tomarse el tiempo de leerlo y valorarlo!
    La sangre es tan poderosa que cambia con quien consideremos digno de hermano. Es un texto sincero y triste a su modo, lleno de verdades. Gracias por compartir, me gustó.
    Exacto, lo se muy bien porque tambien tengo esos amigos que de entre el monton que se esfumaron, quedaron ellos. Son tan pocos que me caben en los dedos de una mano, pero son ellos, mis hermanos.
  • Nada más entre y te vi enredada, entre las sabanas con otro, Pero como me importas poco, solo supe sonreír mientras veía tu rostro,

    Si Ríes, Reiré contigo, Si lloras, Llorare contigo, Si Sonríes, Sonriere contigo, aun así poco a poco pierdas la memoria, y cada día para ti ya no sea tu hijo… Sino un completo desconocido.

    He pasado Tantas sonrisas y te quiero falsos,tantos abrazos y besos plásticos, tantos encuentros sin sentimientos, tantos fracasos que terminan en "Lo siento".

    Corto, Inspirado en una leyenda urbana.

    Comienzan a caer las gotas que avisan la llegada de la tormenta, y corre a refugiarme bajo una choza vieja que me saca de mi trance.

    Deje de creer en ti y en tus falsas esperanzas, como aquel niño que crece y deja de creer en los cuentos y fabulas.

    “El verdadero y cruel asesino siempre viste elegante para sus víctimas”- Joseph P. Wallace

    "Y pienso que el culpable fui yo, Al tratar de revivir eso que ya murió, Y por momentos mi cabeza se hundió, Entre los recuerdos de un adiós."

    "-¿Cerraras tu libreta?, ¿o las dejaras ser libres por este mundo como algunas de las mías? -Estas merecen ser libres."

    "A la final, no tuve hermanos, pero si amigos, muchos amigos, que poco a poco se esfumaron y solo quedaron los verdaderos, los que me han apoyado día a día, los que me han visto llorar, reír, caer y levantarme"

  • 39
  • 4.77
  • 26

Lo escrito proviene de mi alma, yo soy su simple marioneta.. "La maldad me llama, yo le respondo con mis balas directo a lo mas profundo de su ser"

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta