cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
LOS VIEJOS AMIGOS 2
Reales |
07.08.18
  • 3
  • 0
  • 102
Sinopsis

- Yo también la recuerdo. Se parecía a una princesa de un cuento de hadas. Dulce; rubia, con

los ojos azules... Hacíais muy buena pareja - dijo Ramón.

A César se le ensombreció el rostro.

- Sí. Y cuando le presenté a la esperpéntica, a la desgraciada de mi familia, ella no dudó en

dejarme tirado en la cuneta como a una colilla, y casarse con un hijo de papá millonario-

expresó César-. Desde entonces, me juré luchar a brazo partido para conseguir una buena

situación económica sin andarme con remilgos de ninguna clase. Pues yo siempre he

sabido que si quieres que te respeten, aunque seas un cabrón, tienes que ganar dinero. De

lo  contrario por muy sabio y buena persona que seas, si no ganas pasta todo el mundo te

desprecia.

- ¿Sabes? A mí me dolió nuestra roptura - le dijo de pronto Ramón a su viejo amigo-. Yo te

apreciaba.

- Bueno. Es que tú no tenías demasiada iniciativa porque vivías bien. Eras un señorito. Y tú

y tu familia os hacíais los buenos con nosotros, lo cual no me gustaba. Pero repito. Si

entras a trabajar para nosotros te tendrásque poner las pilas, y romper con tu glorioso

pasado.

- ¿Y este empresa fabrica objetos de regalo? - preguntó Ramón un tanto suspicaz ya que

había advertido en su amigo un acento bastante desvergonzado, y sobre todo enigmático.

- Bien... sí.... Pero también comerciamos con otras cosas... digamos que nada ortodoxas

que son las que en realidad nos dan grandes beneficios.

Ramón sintió una punzada en su estómago que le hizo ponerse en alerta.

- ¿Qué cosas? ¿A qué te refieres? - quiso saber Ramón.

- Cocaína.

Ramón sintió que el grato recuerdo que sentía por su amigo al asociarlo a su infancia se

desmoronaba estrepitosamente, y se le agrió el gesto. Pues aquella empresa de objetos de

regalo no era más que una tapadera para disimular actos delictivos.

- No pongas esa cara, hombre. No es tan horrible - le dijo César regodeándose en su sillón-.

La sociedad en la que vivimos es estúpida e hipócrita. Mientras que por un lado se persigue

alal tráfico de droga, por el otro lado muchísima gente, incluso muchos políticos le da a la

cocaína.. Y si hay alguien que juega con su salud, allá él. Es su problema. La dignidad

humana es mjy frágil, y a lo que muchos les importa más que nada es el placer a cualquier

precio. Si quieres salir del agujero laboral  en el que estás metido, y recuperar la estima  de

tu familia, o si no seguir malviviendo como hasta ahora, eso depende de tí. Tú tienes la

última palabra.

Ramón se quedó pensativo. Pues la elocuencia con la que le había hablado su viejo amigo

César le había hecho tambalear sus principios éticos.

Sin embargo le vino a la memoria la imágen de muchos jóvenes de la edad de su hija

enganchados a la droga, y sintió pena y asco.

- Adios César - se despidió Ramón apesadumbrado.

- Muy bien, chico. Como tu quieras. Pero te advierto. Si se te ocurre hacer de James Bond

denunciándonos a la Policía, lo pagarás caro.

Pocos días después de aquella entrevista, Ramón se enteró por los periódicos que su viejo

amigo de la infancia había sido asesinado a tiros en su despacho por unos sicarios en un

ajuste de cuentas.

Entonces Ramón tuvo la convicción de que la nostalgia era un error; no se puede mirar hacia

atrás en el tiempo, porque las cosas, las personas cambian constantemente. Lo que antes

nos parecía blanco, ahora es negro, y no hay más remedio que vivir el presente con todo lo

bueno y malo que pueda tener.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta