cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

9 min
luz y oscuridad
Fantasía |
15.02.12
  • 0
  • 0
  • 1006
Sinopsis

inspirado en un juego de rol online.

 Yo Me encontraba asustada entre las sombras de aquel bosque. Avanzaba despacio entre los árboles, esos árboles siniestros y terroríficos que proyectaban sus amenazadoras sombras sobre mí. Todo estaba oscuro.

Sentía mucho frío con aquella fina toga de tela que no parecía abrigar mucho en aquel bosque frio e inhóspito. Me sentía perdida y aturdida en un lugar que no conocía. Había despertado soñolienta y con la cabeza embotada en aquel bosque en el que no había estado nunca. ¿Cómo había llegado hasta allí?  Eso no lo sabía; no recordaba nada, algo debía haberme llevado allí pero ¿qué? de pronto sentí algo extraño a mis espaldas como si unos ojos siniestros me observaran, un ser amenazador presto a atacar. Debía huir de allí lo más rápido posible pero estaba paralizada por el miedo y no podía moverme. Lentamente me gire para inspeccionar en esa dirección a ver si conseguía ver algo pero no veía nada más que oscuridad y sombras amenazadoras. Retrocedí un poco temiendo hacer ruido, un sonido que alertase a lo que fuera que me acompañase. Acerque mi espalda a un árbol con la intención de protegerme de algo no sabía el que. Me movía despacio con el miedo de que el crujido de una rama o una hoja seca alertase de mi presencia a ese ser que yo empezaba a sospechar que no era humano.

Gire la cabeza a mi izquierda y vi algo que me lleno de miedo, me aterrorizo en lo más profundo de mi ser. Frente a mi tenía un ser terrorífico, en su cara asomaban los huesos en los que su carne se había ido descomponiendo.

De pronto sentí un aliento asqueroso y putrefacto en mi cara que me provocaba nauseas. Parecía presto a atraparme y devorarme debía huir de allí antes de que oliese mi presencia. Empecé a retroceder poco a poco cuando lo que yo mas temía ocurrió una rama seca crujió bajo mis pies y lo alerto de mi presencia allí. Un gruñido escapo de su garganta y, de pronto, ruido de ramas rotas a su paso me decían que venía hacia mí. Paralizada por el miedo vi Como se acercaba a mí mirándome con sus ojos vacíos. Sentí como abría su boca, una boca con unos dientes putrefactos.

Huir, eso es lo primero que pasó por mi cabeza. Pero no conseguía moverme de allí, iba a devorarme en cualquier momento.  Solo unos pasos lo separaban de mí. Si no obligaba a mis piernas a moverse me atraparía en cualquier momento. Puse en práctica mis torpes y escasos conocimientos de magia que había aprendido en la escuela hasta ese momento pero tenía serias dudas de mi seguridad ante ese ataque. Me gire de pronto y escape de su alcance utilizando un teletransporte,  pero me seguía de cerca. Podía sentir su aliento en mi nuca. Corrí todo lo que pude tropezando con todo lo que encontraba a mi paso en la oscuridad y sin querer volver la vista atrás con miedo de lo que podía ver detrás de mí. Huir solo eso llenaba mi cabeza de pensamientos; alejarme de ese bosque cuanto antes y volver al calor de mi hogar. Piensa rápido tienes que hacer algo me obligaba a mi misma pero mi mente estaba paralizada por el miedo. De pronto recordé que podía congelarle y así fue le congele y me dispuse a atacar con mi pobre magia, reuní todo el valor y concentración necesaria para ello. Lance una de mis más poderosas bolas de fuego para ver si con eso podía hacerle daño pero solo era una simple principiante que se enfrentaba al más experimentado pícaro que se haya visto jamás. No le había hecho daño. Huir, solo eso me quedaba. Corrí con todas mis fuerzas pero mis cortas piernas no podían más y me iba ganando terreno a pasos agigantados.

De pronto encontré a mi paso una rama enorme que me hizo perder el equilibrio y caer al suelo. Mi caída provoco un ruido estrepitoso. Lo que lo alerto de mi situación.

No podía moverme, me había torcido el tobillo, era incapaz de levantarme. Ese era el fin, toda mi corta vida paso por delante de mis ojos como si de una película se tratase. Había llegado mi fin y no podía hacer nada, solo rezar. Sentía su aliento en mi cara. Estaba a solo unos centímetros de mí. Sentía sus garras hundirse poco a poco en mi suave piel, mi fin había llegado.

Me estaba desgarrando la piel y sentía un dolor insoportable. Estaba preparada para lo peor cuando de pronto en la oscuridad del bosque se dibujo un rayo violeta que atrajo  a mi atacante separándolo de mí. Alguien había venido en mi ayuda, alguien con una  enorme y brillante espada. Que de un solo tajo le arranco la vida a ese ser. Era un caballero. Pero entre las sombras no pude distinguir sus rasgos solo su silueta.

Poco a poco fui perdiendo fuerzas agotada por la concentración, el esfuerzo físico y las heridas sufridas en mi cuerpo. Estaba muy débil, intente levantarme con mis escasas fuerzas para darle las gracias a mi defensor cuando caí al suelo. Todo era muy confuso y lejano para mi, solo sentía rumor de pasos lejanos como si hubiera metros de distancia entre nosotros. De pronto sentí como unos brazos fuertes y bien formados por la batalla me levantaban y me llevaban no sabía a dónde. Intentaba enfocar la mirada pero no era capaz, estaba demasiado débil. Mis ojos se cerraban solos y no escuchaban las órdenes de mi cerebro. Fui entrando poco a poco en un profundo sopor y de pronto todo se oscureció como si todo mi ser hubiera caído en el más profundo de los agujeros negros. Había perdido el conocimiento.

 

Vagaba en ese mundo en el que todo parece real e imaginario al mismo tiempo. Sueños que me revolvían de miedo, angustia y dolor por las heridas sufridas por mi atacante.  Oía pasos cercanos, ¿quién es? ¿Dónde estoy? No podía abrir los ojos, mis parpados pesaban una tonelada. ¿Sería mi salvador? Otra vez dolor,  ese dolor que me consumía por dentro y no me dejaba descansar en paz.

De pronto note sobre mi piel unos brazos fuertes. Humm, reconocía esa sensación, ese era mi salvador. Tenía que darle las gracias, ¿qué tal en ese momento? Envié la orden a mi cerebro para hablar pero no lo conseguí, mis labios no se movieron ni un solo centímetro. En realidad todo mi cuerpo estaba paralizado ¿qué me pasaba? ¿Acaso no era mi salvador y era otra vez mi atacante que volvía desde el más allá  para buscarme? No podía ser, mi atacante estaba muerto. Yo misma vi relucir la espada que acabo con su vida en el mismo momento en que mi vida estaba pendiente de un hilo. Quizás fuese una ilusión, un deseo. Las ansias de que alguien viniera a rescatarme de ese ser abominable. ¿Estoy muerta? Pero en ese caso ¿pueden los muertos sentir dolor? Creo que no.

El dolor me está matando, quien será y que me está haciendo. Que pare pronto este dolor por favor ya no puedo soportarlo más. Por fin un poco de calma eso me alivia, me gusta. Siento como poco a poco van abriendo mis labios, por mi garganta se desliza un liquido viscoso y amargo que me hace caer en un sueño tranquilo y relajado hasta que por fin vuelvo a caer en ese mundo de oscuridad que poco a poco se está volviendo mi refugio, mi balsa de aceite, el único sitio donde me encuentro segura.

 

Otra vez ha venido mi salvador, creo que intenta curarme las heridas causadas por ese monstruo. Me está quitando los vendajes, me pregunto cuando me veré libre de esta tortura y me recuperare totalmente. Pero no puedo ver todo está oscuro. ¿Qué pasa? Que alguien encienda una luz por favor, no puedo ver nada. Esta vez estoy segura es mi salvador. Me ha traído algo de comida pero no puedo distinguir que es, no reconozco este sabor.

Creo que ya es hora de probar a mover los labios un poco a ver si puedo hablar. Intento emitir algún sonido pero mi garganta parece dormida no quiere responder. Ahora lo oigo, puedo oír el sonido de mi voz solo que no parece la misma, es tan rasposa, tan áspera ….. Mmm creo que tengo la garganta dañada, intento decir gracias pero en su lugar suena algo que ni yo misma puedo reconocer como podrá saber lo que le digo? Otra vez ese liquido amargo no por favor. Quiero estar despierta, quiero hablar. ¡¡ No!!

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • nunca pensé que el seudónimo que uso para registrarme y publicar diera nombre a una de mis protagonistas ni a uno de mis relatos. esta incompleto. como siempre espero vuestra opinión gracias.

    presentación de un proyecto que me traigo en mente. la mayor parte de las historias publicadas por mi tienen que ver con este proyecto. agradezco vuestras criticas sean buenas o malas. si te apetece leer adelante, se bienvenido y no olvides dejar tu critica sobre todo con aquello que no te ha gustado, qué redactarías de otra forma, qué añadirías, qué quitarías...Piensa que todas esas cosas me ayudan a crecer y expresarme mejor, gracias.

    espero tu critica gracias

    espero vuestros comentarios

    inspirado en un juego de rol online.

    inspirado en un juego de rol online.

    recuerdos de un pasado feliz.

    aprendiendo a vivir p.d.: corregido gracias por vuestras opiniones si veis algo mas decirmelo

    Dedicado a la unica persona que creyo en mi, me apoyo, me animo a escribir y ademas me dio mis primeros votos. Gracias.

  • 12
  • 3.65
  • -

De vez en cuando me gusta sentarme a escribir y en esos momentos es cuando comparto mis relatos con los demás con el fin de que me hagan criticas. a los lectores de mis relatos les pediría que por favor tengan paciencia pues solo soy una aficionada a la escritura, no soy una profesional ni aspiro a serlo jamas; esto para mi es solo un hobbie mas. si lees mis relatos espero tu opinión, sobre ella aprendré a ser mejor haciendo lo que mas me gusta, pero sobre todo os pediría criticas constructivas que me ayuden a avanzar, es decir, acepto las criticas tanto buenas como malas pues de ellas aprendo. las criticas destructivas solo desaniman a la gente, como criticas destructivas entiendo tales como deja de escribir no vales para eso o aquí venimos a escribir no a expresar nuestros sentimientos. bienvenido a mis relatos y gracias por criticar.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta