cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Main Capitulo 12
Varios |
28.09.21
  • 5
  • 1
  • 475
Sinopsis

Sonó el despertador, siempre intento levantarme dos horas antes de entrar a mi trabajo, y al apagarlo, siento la tensión en mi cuerpo, lo que me indica el tipo de día que voy a tener

Otra vez no, por favor

Me siento en la cama y una leve presión en el pecho me invade, intento controlar mi respiración. Luego de masajear mi cabeza y un largo suspiro, me levanto

De camino a la cocina comienzo a notar todas las fallas de mi departamento, fallas que, en días normales, no me molestan, pero en mis días oscuros, sí. Me preparo un té y me siento en la pequeña mesa, la presión en mi pecho aumenta y comienzo a sentir un malestar, sé que cualquier cosa que ocurra, por más mínima que sea, puede llegar a desencadenar una guerra. Trato de no agarrar mi celular, tengo la suerte de que Chad no está conmigo, pero no puedo zafar del trabajo. Intento levantarme y me golpeo levemente con la mesa, inmediatamente mi cuerpo se pone rígido, mi respiración se agita más y puedo sentir el ataque de nervios llegando a mí, lo siguiente que veo es la mesa volar y todo lo que había sobre ella, roto a lo largo del departamento. Grito sin emitir ruido, golpeo la pared con mi puño, golpeo mi cara, me tiro los pelos, arrancándome algunos mechones, parezco poseída

¿Por qué no soy normal?

Pienso mientras mi cuerpo se va aflojando, mi respiración baja considerablemente, mi corazón late tan fuerte que parece que golpeara mi pecho, mis piernas ceden y caigo al suelo. Lagrimas inundan mis ojos, miles de recuerdos malos aparecen, uno tras otro, por unos minutos perdí todo control de mí, por unos minutos estuve bajo el mando de lo que sea que está en mi cabeza, y así me quedo, sentada contra la pared, llorando

Basta… por favor… quiero una vida normal, no pido nada mas

Susurro mientras los latidos de mi corazón bajan. Varios minutos después, las sensaciones se esfumaron y solo queda el miedo, este ataque no fue el primero y sé que no será el último, mi vida sigue y, lamentablemente, tuve que aprender a convivir con esto… mis día a día se llenan de preguntas, intentando averiguar de donde viene, porque o cuanto tiempo va a pasar hasta que me vuelva a ocurrir

Me levanto y voy a cambiarme, siento como si no hubiese dormido en semanas, mi cuerpo está agotado, mi mente es un desastre. Me miro en el espejo, termino de secar mis ojos, ensayo una sonrisa y, luego de un suspiro, me voy a trabajar

………………..

-Oye pss Main- susurro Dakota detrás de la puerta

- ¿Qué pasa? – digo levantándome de la cama

- ¿Estas bien? Digo… no es normal verte en el hotel sin hacer el aseo

-Si… si, solo que, no descanse bien- sonreí

- ¿segura que no necesitas ayuda?

-No amiga, no te preocupes

Asintió y siguió su camino. Suspiré y seguí tendiendo las camas. Cuando fui a abrir las cortinas, la presión en mi pecho me abrumo nuevamente

Otra vez no por favor… aquí no

Si bien estoy acostumbrada a estos ataques, no es conveniente tenerlos en el trabajo. Intento controlarme, pero cuando volteo y derramo la cubeta con agua, mis ojos, inevitablemente se llenaron de lágrimas, sentí la necesidad de destrozar todo en el cuarto, pero solo me limite a sentarme en el suelo a llorar

- ¡Ven toma mi mano! – dijo estirando su brazo

- ¡No llego Tyler! – voltee a mirar al perro que nos perseguía

-Si puedes, tú puedes todo en la vida

Sonreí y apuré un poco el paso hasta alcanzar su mano. Corrimos unos 100 metros hasta escondernos dentro de un contenedor de basura

-Eso estuvo cerca- rio

-Si- reí- Gracias por lo que dijiste

Tomo mi mano y sonrió, yo apoye mi cabeza en sus hombros y cerré mis ojos

-Me siento tan segura contigo

-Siempre voy a protegerte

Tyler era el único que trataba de entenderme y no juzgarme, el único niño que no me dio la espalda en la escuela, mi único amigo en el mundo

-Eres el mejor

-Lo sé- respondió pícaramente, sacándome una risa nuevamente

Sentí la presencia de alguien parado frente a mí, por lo que separe mi rostro de las rodillas y levante la cabeza, sorprendiéndome con la persona que estaba ahí

-Green…- susurre, sin obtener respuesta, obviamente

Su mirada estaba vacía, como de costumbre, como si estuviese mirando una pared o un mueble, pero no apartaba sus ojos de los míos

-Yo… yo, lo siento- intente romper ese incomodo silencio- A-ahora voy a volver a mis tareas

El estiro su brazo, dándome su mano. Me sorprendió nuevamente y, por un segundo, no pude reaccionar, hasta que el tomo mi mano y me ayudo a ponerme de pie. Quedamos frente a frente, a una distancia prudente por supuesto, pero, aun así, no pude evitar recordar nuestro primer encuentro en el baño de su casa

¿Qué es lo que hay detrás de esos hermosos ojos Green?

-No estás sola, Main

Me quede helada. Las pocas veces que hablamos, solo hostilidades habían salido de su boca, pero esto claramente, era una especie de consuelo. Mis ojos se llenaron aun más de lágrimas y la fuerza que hacía para no seguir llorando, se me estaba saliendo de control

-Estoy aquí contigo

Jalo mi mano y me abrazo lo más fuerte que pudo, yo me aferre a su espalda y me rompí por completo, y así nos quedamos, abrazados, como si fuésemos las únicas personas en el hotel, como si fuésemos las únicas personas en el mundo

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 80
  • 4.66
  • 10

La escritura, mi salvación

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta