cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Main Capitulo 8
Varios |
27.09.21
  • 5
  • 0
  • 142
Sinopsis

El agua caliente cayendo sobre mi cabeza es todo lo que está bien en este mundo. La primera ducha del día siempre me sirvió para liberar la tensión psicológica que llevo

El sonido de los truenos me despierta, los relámpagos iluminan mi habitación. Estoy sola y tengo mucho miedo. Abrazando a mi muñeca, salgo y comienzo a caminar por el largo y oscuro pasillo que lleva a la sala principal. A pesar de que solo tengo 4 años, tengo un gran coraje

- ¿mamá? ¿Papa?

Pego un par de saltos por los ruidos, pero sigo caminando. Llegó a la sala y esta vacía. Mis ojos se llenan de lágrimas, la sensación de soledad me invade

- ¿Mami? ¿Papi? ¿Me dejaron? – mi voz comenzó a quebrarse – Voy a ser buena mami… pero no me dejes- rompí en llanto

- ¿Hija?

Me doy vuelta y mi papá estaba parado en el pasillo. Sin dudarlo, corrí a sus brazos

-Pensé que me habían dejado- me aferré a su pecho

-Jamás te dejaría mi niña- acariciaba mi cabello

- ¿Y mi mami?

-Tuvo que salir…

Sabía lo que eso significaba, solo que yo no escuche nada gracias a los caramelos que ella me daba

- ¿Va a volver?

-Seguro hija- se levantó y me extendió su mano- Ven, vamos a tu cuarto

Regresamos a mi habitación, me acosté en mi cama y sostuve la mano de papá con fuerza

-Por favor, no te vayas

- ¿Quieres que me quede contigo hasta que te duermas?

Asentí

-Está bien- sonrió

Comenzó a contarme un hermoso cuento y los turnos, aunque aún sonaban, ya no se escuchaban, mi miedo había desaparecido y la luz de los relámpagos había sido opaca por otra luz, la de mi papá… papá es paz, papá es amor

Salgo de la ducha y me dirijo al ropero. De entre las remeras, saco mi pequeña caja de madera, aquella en la que guardaba todo lo que, para mí, era importante. Luego de sacar el dije y la maderita (ambos con mi nombre) llego a la foto de él. Mis ojos se llenan de lágrimas y una triste sonrisa se forma en mis labios

Si tan solo no te hubieras ido… quizás todo sería diferente

Pienso mientras acaricio la imagen

Dustin era un hombre alto y corpulento, pero lleno de bondad y amor. Fue la única persona que me mostro el “lado bueno” de la vida, si hay una pizca de decencia en mí, sin dudas, es gracias a él. Perderlo fue lo peor que me pudo pasar, aun mas que todo lo que viví después de su muerte

- ¡Es igual a vos!

Solían decir los parientes cuando nos veían juntos y la verdad es que tenían razón, herede el color de sus ojos y cabello, además de su capacidad para seguir adelante a pesar de todo o mirar hacia otro lado, para no afrontar la verdad

- ¡NO SOPORTO MAS ESTO! – grito

-Puedes irte si quieres- respondió desafiante

- ¿Y dejar a mi hija contigo? NI LO SUEÑES

- ¡SOY SU MADRE!

- También una drogadicta y prostituta

El sonido de la cachetada retumbo por toda la habitación

- ¡REPITE ESTO! ¡ANDA, REPITELO!

Me asome y vi a papá tomándose la cara, jamás olvidare la expresión de derrota en su rostro. Mama era una adicta a la cocaína y era capaz de hacer cualquier cosa por conseguir una bolsa, incluso entregar su cuerpo. Al principio papa intento ayudarla, pero ella nunca hizo caso, por lo que él solo se resignó a verla llegar totalmente perdida, con olor a alcohol y su ropa a medio poner. Con el tiempo las salidas de mamá fueron cada vez más frecuentes y a cualquier hora, por lo que papá, además de trabajar, cuidaba de mí. Durante el día solía estar en la escuela y luego en la casa de la abuela Olga, hasta que él pasaba a buscarme

- ¿Qué haces parada ahí niña? – me dijo

Antes de que pudiese responder, ella se acercó a mí con una mirada llena de odio, yo cerré mis ojos, esperando el golpe, pero papá la tomo del brazo

-La tocas y te mato – dijo seriamente

Ella retrocedió y salió de la sala. El solo se puso en cuclillas y me abrazo

-Tranquila, no pasa nada- susurro- Mami está muy alterada, pero te quiere mucho

Sacudí la cabeza ante el recuerdo y guardé todo. Luego de cambiarme, le escribí a Chad

-En 15 estoy lista

Su respuesta no tardó en llegar

-Genial amor, no aguanto las ganas de verte

-Y yo a ti

Oficialmente, hacia una semana que estábamos en una relación. Luego de la última noche que pase con Aron, decidí apresurar las cosas con Chad, antes de que se me escapara la oportunidad, sin embargo, Aron no se había dado por vencido, aún seguía buscando la forma de contactarse conmigo, al parecer, bloquearlo de todos lados no bastaba

Me mire en el espejo y estaba satisfecha con el resultado, mi largo y sobrio vestido negro, contrastaba fielmente con los tacos aguja plateados que llevaba puesto y, a su vez, estos combinaban a la perfección con el dije de diamantes, con mi nombre, que llevaba de colgante, para completar el glam de mi look, el pelo negro estaba recogido en un elegante rodete, no quería opacar, con mi cabello, el tapado blanco, de piel sintética, que me había regalado Chad para conocer a su familia

Estas a un paso de la vida soñada Main, no lo arruines

Pensaba mientras retocaba mi neutro maquillaje

Si no puedes ganarte a su madre, intenta con el padre, solo necesitas a uno de tu lado

Suspire y espere pacientemente a que Chad llegara. Lo único que sabia (y me interesaba) de su familia, era que eran millonarios, amén de algunas advertencias que Chad me dio cuando acordamos ir a cenar a su casa

-Ellos pueden ser un tanto…

- ¿molestos?

-Exigentes- respondió mientras revolvía su café- Para mi madre ninguna chica es suficiente… ya sabes, cosa de madres

- ¿Y tu padre?

-Está demasiado ocupado en amasar fortuna como para que le importe con quien salgo o que hago de mi vida- tomo un sorbo- Mi madre se encarga de eso por los dos

-Genial, será una velada fantástica- dije en tono irónico

-Oye- tomo mi mano y sonrió- Yo te quiero y eso es todo lo que necesitas

-Lo sé- sonreí- También te quiero

-Casi lo olvido- se reclino y su expresión facial se contrajo- Mi hermano, Green, puede ser bastante odioso cuando se lo propone

Recordé la foto que Dakota me había mostrado. Green era todo lo opuesto a Chad, era de piel blanca, casi pálida, rubio y de ojos azules, desentonaba totalmente con la familia Rethfford, quienes eran de piel un poco más castaña

-Él no se parece a ninguno de tus padres

-Es porque es adoptado, su madre era rusa y era nuestra sirvienta- trago saliva- murió cuando él aún era un bebe y mama lo acogió como a su propio hijo

-Vaya, que gesto tan noble

-Créeme, el color de su piel tuvo que ver- suspiro- Dudo que hubiese hecho lo mismo si hubiera sido negro

La llamada de Chad me devuelve a la realidad. Tomo mi pequeño bolso y salgo de mi departamento

Esta noche cambiara mi vida para siempre

Pienso mientras subo al ascensor

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 80
  • 4.64
  • 12

La escritura, mi salvación

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta