cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Márchate
Amor |
26.04.11
  • 4
  • 6
  • 1395
Sinopsis

Quizás a través de estas letras sepa cómo decirme que no puedo seguir pensándote...

 

Lo que quiero es olvidar lo que sentí y a la vez quiero describirte. Deseo con todas mis ganas, las pocas que me quedan, analizar tus movimientos acompasados a los míos para que no mueras. ¿Quieres que te hable de esas pocas noches juntos o de esos largos años unidos con intermitencias?. No es simple, es complicado.

Porque tú eres un ser impredecible, ambiguo y raro. Porque a veces parece que me necesitas y otras, que no soy nada.

El tiempo debería haber hablado ya, y sigue mudo. Y yo con él sigo callada anunciándole a tu olvido que yo también estoy en ello, que yo antes que tú y premeditadamente me he decidido a alimentarlo.

Rechazo tus limosnas, la pobreza en el amor nunca existió para mí, antes de tus reapariciones. Era rica, y tú me has hecho sentir vagabunda del sentir y desamparada de besos que no consigo volverlos a su origen despreocupado, no consigo acallar lo bellos y hermosos que fueron.

No quiero besarte en mis sueños, no quiero soñarte besándome, porque por más que me dijeras que estabas deseando hacerlo, pronto te cansaste. Relajado y ensimismado te dejé, comprometido únicamente contigo mismo y aliviado con un adiós a tiempo, sin complejos.

Márchate ya y déjame volver a ser rica en amor, deja que recoja mis dignidades.

Mientras te grito para que desaparezcas, tengo la triste convicción de que esos besos nunca me los dieron así, de que nunca sentí que me envolvía dentro de ellos, de que ningún otro beso, ninguna otra rozadura en mis comisuras me estremecieron hasta el punto de olvidar dónde y con quién me encontraba; con un espejismo que todo lo desplaza, que cambia el universo hasta ese día averiguado y pronto a recorrer. Hasta que un buen día hiciste renacer lo que se murió por desidia y lo conseguiste alimentándolo de tal modo que desfallece por momentos, que desea encoger su morbilidad.

Me has desbordado el sentimiento, me has ahogado a besos, me siento hundida con todas mis pertenencias en este naufragio.

Y lo peor de todo es que todo lo has hecho sin querer hacerlo.

Tan en el fondo caí que no he asomado la cabeza ni una sola vez para coger el aire de tus pulmones, para describirte y analizarte en tus movimientos, ahora desacompasados de los míos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • dios, que profundo... pq tanto tiempo sin escribir?
    Des-ga-rra-dor.Tus palabras consiguen transmitir lo que sientes. No creo que sea brillante buscando consuelo, simplemente es lo que siento cada vez que veo la sonrisa de mi mujer. Siento que nunca la perderé. Y no deja de ser una faena que quien no te rompe el corazón y esperas (os esperais?), no vuelva a llegar sino con la eternidad... Pero no hay que dejar de vivir! Ojalá tu dolor se transforme en alegría. Al menos, ya es excelente prosa. Un saludo
    Vivira contigo por que asi es el amor...
    Increíble relato lleno de sentimiento. Me ha calado, de verdad. Felicidades. Sobran las palabras
    No lo olvidarás, porque le llevas dentro, como una mancha en el alma que ni con lejía se quita. Pero podrás convertir ese sentimiento en textos como este, abismalmente profundo. Me gustó que me leyeras, y agradezco mucho tus valoraciones, espero ver que publicas más textos de calidad como este ehh. un saludo jeje
    Escribe tus comentarios...Uno duda entre aceptarlo como relato o como lamento de desamor. Pero asoma un prosa desgarradora muy interesante.
  • El último pensamiento que me cambia

    Quizás a través de estas letras sepa cómo decirme que no puedo seguir pensándote...

    Es una despedida con metáfora. Una tristeza que se adorna para no mostrar la crueldad de un adiós sin retorno.

    Todas las verdades del mundo caben en esta mi cabecita. Todas las verdades pero tamizadas bajo mi limitado prisma.

    Quisiera volver a ser otra persona porque no me siento, no me encuentro por ningún sitio. De tanto disfrazarme, se me ha enganchado la jodida careta. Y ahora dudo entre desenmascararme o seguir a ella sujeta como una lapa que se acomoda a su rutina, q está tranquila, relajada, pero aburrida e infeliz, carente de emociones que le hagan vibrar, sentir, embriagarse de momentos de éxtasis… que bello era vivir cuando no pensaba en vivir sino que me limitaba a sentirlo.

  • 18
  • 4.28
  • 491

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta