cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Mentir nos sienta tan bien
Reflexiones |
09.02.11
  • 5
  • 6
  • 2668
Sinopsis

Un relato de mentira

Sinceramente, nunca voy a dejar de mentirte. No, en serio, créeme. Va a ser una mentira tras otra. Es que,…nos sienta tan bien el engaño,… ¿que para qué engañarte?, me gusta no decirte la verdad.

 Mentir nos engrandece. Nos coloca. Nos pone cachondos. Y me pasa a mí y te pasa a ti, todo lo que necesitas es una dulce ficción que te haga olvidar por un instante la certeza de que no vas a ninguna parte, que envejeces y no tienes rumbo, que necesitas hacer de tu vida un teatro que te haga olvidar la verdad, la verdad de que no eres ni la mitad de lo que dices ser.

Y sin más, y envuelta en esta inesperada oleada de verdades en tu mente, te entra el mono necesitando tu dosis diaria de mentiras, y yo me acerco, y te susurro suavemente al oído, que eres fuerte, que eres grande, que no he conocido a nadie como tú. Pero túque te conoces bien, sabes que te miento como el peor de los villanos, y sin embargo eres feliz, con la única farsa que de mí pretendías. Ya tienes tu ración de engaño…

…Y es que te ves tan guapa cubierta de mentiras que, ciertamente, de ser verdad, lo sería. Cuando resulta que realmente, no eres más que aquello que pareces ser, da igual si es una verdad o una mentira la que te abriga.

 Sabe tan bien el engaño cuando creo que soy para ti el único, que aunque te agarre fuertemente de los hombros, gritando y exigiendo la verdad, tú me miras con rabia, y me mientes dulcemente pronunciando mi verdad, la única verdad que quiero oír, aquella tan cierta como para parecerse a las mías en el blanco de los ojos, aquella verdad que viene como un guante a todos mis engaños. Y lo sé yo, y tu sabes que lo sé, pero es que el engaño nos sienta tan bien.

Podría mentirte el resto de mi vida y tú no lo sabrías, o quizás si, e intentarías hacerme creer que me crees, talvez para no sentir culpa cuando te tocara a ti hacerlo, y fuera yo el que pretende sabiamente hacerte creer que te creo.

 Sinceramente, cielo, nunca dejaré de mentirte, así que créeme, no me creas.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 64
  • 4.56
  • 97

Aficionado a dibujar, escribir, cantar, y comer, sobre todo comer.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta