cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Mi club de lectura
Varios |
02.03.21
  • 5
  • 5
  • 188
Sinopsis

Eso, que me he apuntado en un club de lectura

El otro día dije que, si no me pasaba nada digno de contar, me quedaba aquí callada sin más. Pero, pensando pensando, he caído en que siempre pasa algo por tonto que sea: que si dos vecinos se han peleado por la linde de sus fincas; que si el ayuntamiento ha subido la tasa de basuras; que si otro vecino, con los años que tiene, ha salido del armario y vete tú a saber lo que hacía dentro…

Y de cualquiera de esas pequeñas tonterías se puede, aunque hace falta gracia, escribir un relato. Lo que pasa es eso, que hay que tener gracia; o arte o un no sé qué. En fin, que como además quiero escribir bien me he apuntado a un club de lectura a ver qué aprendo.

Pero ya me estoy liando porque lo primero es explicarlo todo desde el principio. Porque ya he dicho que si no te pasa nada, ¿para qué escribir? Y algo sí me ha pasado. A mí y a mis amigas. El caso es que una de ellas, Magdalena, nos mandó el jueves pasado por whatsapp una foto de un anuncio que había visto en el tablón de anuncios del ayuntamiento, allí donde ponen los bandos, el calendario de los impuestos municipales y cosas así. Y en el anuncio decía que un maestro de la escuela quería organizar un grupo de lectura y que los interesados se pasaran a hablar con él. Y allá que fuimos el viernes cinco de nosotras. Dicen ellas que el maestro es muy guapo con su barba y todo y, bueno, sí, aunque yo sólo tengo ojitos para mi marido. Total, que nos dijo que eso va de que todos nos leemos un libro y luego nos reunimos el último jueves de cada mes para contamos lo que nos ha parecido.

Ah, que, además, preocupado él porque no tuviéramos que gastarnos dinero comprando libros ya procuraría escogerlos de modo que nos los pudiéramos bajar de internet. Y que, para no asustarnos, empezaríamos por algo cortito, un cuento de un escritor argentino de mucho renombre, Jorge Luis Borges. Dicho y hecho: el sábado por la tarde nos mandó por correo electrónico un enlace al cuento, que se llama ‘El otro’, y ya lo tengo en la tablet.

Empecé a leerlo el domingo por la noche en la cama. Ya conté aquí hace tiempo que mi marido se lee un libro diferente cada mes y todos los años igual. Por eso, el domingo, como era primero de marzo, cambió de libro y se puso con un poeta latino que se llama Horacio. Ahí estábamos, pues, los dos en la cama. Él con su Horacio y yo con lo mío. Y ya he dicho que el cuento era cortito. Pues no me quedaban más que dos páginas cuando veo que él cierra su libro, lo deja en su mesita de noche y me mira. O sea, que tuve que dejar yo también la tablet en la mesita de noche porque entonces, claro…

Y me quedé sin saber qué pasaba al final aunque a cambio… Pero lo acabé anoche. Y es de mucho pensar. Resulta que el escritor, Borges, se sienta en un banco de un parque y a su lado se sienta un chico que le dice que es él mismo cuando era joven. O al revés, no me acuerdo. Pero es de mucho pensar porque si el escritor viejo se encuentra a él de joven, el joven, cuando se vuelva viejo, se volverá a encontrar otra vez a él de joven y así hasta el infinito, que no sé si me explico bien. Y la risa que rne daría a mí ir por la calle y que una ancianita me dijera: ‘Antonia, yo soy tú de vieja’. La risa o el susto.

Ah, bueno, que ya he dicho que ayer sólo me quedaban dos páginas para acabar. ¿Y qué hice cuando acabé? Porque donde las dan, las toman. Pues dejé la tablet en la mesita de noche y miré a mi marido.

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • ¿Qué tal va el Club de Lectura? También hay Cinefórum, en el que se juntan unas personas en torno a un moderador, y tras ver una película cada uno dice lo que le ha parecido.También vale la pena. ¿De dónde eres si se puede saber? ¿De Madrid tal vez? ¿Qué tal van los sábados?
    Hola, gracias por vuestros comentarios. Francesc: sí que me gusta escribir aquí y ya conozco algunos de tus relatos, al menos una cosa que hablabas de cine y otra de humoristas aparte del de la novia que te quería atrapar quedándose preñada. Jovato: sí, los hombres son más de jugar a las cartas o ir al bar en su tiempo libre; y Borges sí que es algo complicado o de hacer pensar.
    es clavado que a los clubes de lectura van mas mujeres que hombres.....como compatriota de Borges te digo que es un tipo complicado y con muchos laberintos... no creo que sea adecuado como primera lectura.....
    Pero si te fijas también hay REFLEXIONES, y como ves también escribo ensayos sobre cosas que pasan o pienso. Esto da lugar a que el lector o lectora expongan lo que piensan, que es una forma de diálogo. Como los artículos de un periódico. Pero tras la lectura de un libro, va bien practicar el amor... ¿no crees' jajaja.
    Estupendo, mujer. Yo he estado agunos años llevando un club de lectura en un Club Náutico del pueblo en el que stoy, y es algo muy bueno,porque a través de lo que lees, tu mente analiza, reflexiona y te planteas aspectos de tu vida. Y verás que se dicen cosas muy ineresantes. También fui a otroclub de lectura en una Biblioteca, que al final me marché porque era no me gustaba el ambiente; era demasiado nacionalista.A veces en el club vienen los autores y la reunión brilla más. El Borges esu autor muy especial que juega con el realismo mágico; es mirarse en un espejo y especular sobre si mismo y las cosas. ¿Te gusta escribir en esta página? Yo también tengo relatos en ese lugar.
  • Aunque ahora me acuerdo de que cuando iba al colegio escribí unos versitos muy monos: Eres como el sol: De día te veo pero de noche, no.

    Eso, que me he apuntado en un club de lectura

    Aquí, aburrida que está una

    Es que lo que quiero contar no tiene sinopsis

    Cosillas del vecindario

    Sin ir más lejos, lo que me ha pasado esta mañana

    Lo que nos ha pasado más o menos a todas tal día como hoy

    Mis devociones de Semana Santa

    Más de lo mismo

    Cosas de la vida normal

  • 29
  • 4.49
  • 324

Ufffff...

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta