cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Mi lado oscuro
Reflexiones |
14.11.16
  • 5
  • 2
  • 1089
Sinopsis

Necesito ese lado atrevido, oculto y oscuro para que la luz que llevo dentro, brille con más intensidad.

       Quiero reírme de mi misma, quiero salirme de este cuadro de seriedad que me acompaña casi todo el tiempo. Y digo casi porque si ha habido ocasiones en que puedo reír y vivir espontáneamente y tomarme todo a la ligera y esas ocasiones son cuando estoy....bueno, pues….ligeramente tomada. O sea, que me hecho unos alcoholes y listo! Fuera inhibiciones, fuera preocupaciones! y fuera calzones, porque pa’ que hacernos.

        Qué pena! Pero qué pena ver de todo lo que me he perdido por ser tan apretada y santona. Qué pena que solo unas cuantas horas de mi vida se consideren bien vividas pero verdaderamente vividas sin pudor alguno. Con lo rico que es vivir así!

        Quiero, quiero, quiero, nuestra palabra favorita junto con necesito. Esto no tiene fin, porque ya que conseguimos esto queremos lo otro, y cuando satisfacemos una necesidad, nos nace otra.

        Yo no quisiera regresar el tiempo ni volver a tener veinte ni treinta. Lo vivido, vivido esta y punto. Lo que si quisiera es empezar a vivir el momento presente, con soltura, con alegría, con inocencia y con picardía a la vez. Pero yo misma soy mi prisionera, mi carcelera y mi juez. Y ya hice rima otra vez! Chato...

        Quiero contarme un nuevo cuento, cantarme otra canción y cortar las ataduras de este cuerpo que a gritos pide una renovación más que nada “interna”. Porque aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Y sin cambios internos, valgo cacahuate puro!

        Quiero sacar de mis adentros, desde lo más recóndito de mis entrañas esa “Rosario” que ha vivido en la oscuridad, no para aniquilarla sino para abrazarla e invitarla a vivir. Que salga! La invoco, porque si no lo hace, soy yo quien va a morir. La necesito para poder seguir.

        No, no todo es bueno en mí y me alegro que sea así. No soy diferente de los demás.  Todos tenemos un lado oscuro. Y el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. No’ mas sin descalabrar!

        Aquella oscuridad a la que muchos tememos y que pocos nos atrevemos a aceptar en nuestra propia psiquis. Este, es el verdadero campo de batalla. La noche oscura del alma. Es aquí donde se te aparece el chamuco psicológico y te convierte en su títere, haciéndote proyectar en otros tus propias manchas, y tú ves “manchados” por todas partes.

        Después de que nos intoxicamos con actos, pensamientos y sentimientos non gratos, viene la cruda moral que hace que nos jalemos los de arriba y los de abajo y queremos borrarlo todo con un simple sorry con excuse me, perdón, me equivoque. 

        Y para muestra, un botón:

        “ En donde esta "esa" que ve todo con sabiduría y amor? Estoy que trueno! Ellos, ellos sacan lo peor que hay en mí y veo que hay algo en mi ser que necesita ser corregido. Solo en los momentos oscuros aflora eso que está escondido, que se disfraza de lo que sea para no ser descubierto. Es en estos momentos, que sale la fiera, la perra, la bestia que se encuentra dentro de la selva de mi subconsciente. Es una bestia que sale rabiosa  a defender su territorio, jadeando, con los ojos saltados y la mirada llena de odio, celo, rabia, dispuesta a destrozar a cualquiera que se le ponga enfrente. Y dispuesta a justificar cualquier ataque con la escusa de que fue provocada. Poniéndose su traje de oveja para engañar NO a otros, sino a ella misma. Para después esconderse rápidamente en su madriguera y recuperar fuerzas para el próximo ataque o provocación.”

        Como decía mi abuelita: “ Ay nanita! Hasta yo misma me espanto de las cosas que hago, digo y pienso, “a veces”. Como se puede ver, esto no tiene nada de hermoso, amoroso ni pacifico. Tal es la naturaleza animal que llevo dentro.

        Y como estamos en la casa del jabonero, el que no cae, resbala y el que no, pues, lo empujan. O sea que, de cualquier manera, Juan te llamas. Lo importante de todo esto es el poder ver lo que uno es, usando esos momentos oscuros para ver lo que llevamos dentro y limpiar nuestra casa interna. Así enmendarnos y salvar del ahogado, aunque sea el sombrero.

       Estoy convencida de que necesito de mis ángeles y de mis demonios para poder discernir entre lo bueno y lo malo, templar mi carácter, definirme y darme cuenta de lo que soy y de lo que no soy.  Necesito ese lado atrevido, oculto y oscuro para que la luz que llevo dentro, brille con más intensidad.

¡Chiquiti bum, a la bim bom ba,

Chiquiti bum, a la bim bom ba,

A la bio, a la bao, a la bim bom ba!

 ¡Rosario!  ¡Rosario! ¡ra ra ra!

 

A ver si hechándole porras sale la condenada...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Interesante análisis psico-sociológico... supongo que es como bajarse de la azotea e inspeccionar el subsuelo, y el sótano, y el subsótano, y las catacumbas, y ver a dónde llevan aquellos túneles misteriosos... muy bueno, y saludos...
    ¡Wow! - pocas mujeres aceptan dicho trance que describes... una de ellas fue mi abuela, cuando niño me dijo: mhijito... no hay mal que de mujer no venga... nosotras las mujeres somos cabronas, méndigas; pero también somos santas, benévolas.. Otra es mi madre, hace décadas cuando dejé su casa para formar mi hogar, me despidió en la puerta principal de su casa, me dio de herencia una cobija, entonces mirándome fijamente a los ojos me dijo: "no te creas de la mujer que llora"; nada dije, pues en aquel tiempo yo no entendía el significado. Cerró la puerta en mi nariz, y adentro se escuchó un grito de alegría: ¡yupi, ya me liberé de este wey, solo me restan ocho! Gracias por escribir.
  • Encuentro cercano del tercer tipo. Sueño, realidad o fantasía?

    A todas partes y a ningún lado.....

    Hay una montaña (...no hay montaña) luego, es solo una montaña.

    "A veces las transformaciones duelen, pero una vez cambiados nos damos cuenta de que el proceso era necesario." ~Paulo Coelho~

    El que busca....encuentra ; )

    Soy el ser mas desconocido para mi misma.

    Escrito 08/26/2015, editado 12/10/2017. Porque todo cambia.

    Que te puedo dejar, si todo lo tienes; que te puedo decir, si todo lo sabes; y que te puedo pedir que no me hayas dado ya. ~NAMASTE~

    El proceso de la búsqueda espiritual...Porque estamos en la espiral de la evolución y en la linea del tiempo, todo se repite. Nota: Encontraras las ilustraciones para este articulo en mi cuenta de Instagram: orbe.azul

    Este relato lo escribí hace algún tiempo atrás, inspirado en un suenio que tuve, pero quizás, no fue solo un suenio......

  • 67
  • 4.57
  • 49

Soy el Ser mas desconocido para mi misma.......GRACIAS! Por leerme <3....... Instagram: orbe.azul

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta