cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Mi novia abstracta
Fantasía |
22.08.07
  • 3
  • 2
  • 2124
Sinopsis

A Elizabetha que tachó mi última idea,
de no ser especialmente sorprendente:
es lo que tienen las historias romanticamente
realistas.

Cuando la mire aquel día, lo último que me esperaba es que me disparase a bocajarro.

Era un cuatro de Agosto, y hacía un calor que mataba las aceras de agonía. Yo estaba solo, viendo en la televisión un programa, donde dos hombres y tres mujeres se empeñaban en llevarse el bote de 5.000 euros del concurso. Estaba tumbado en el sofá, fumándome un porro, medio dormido, abatido por el tiempo que hacía que no hechaba un buen polvo. Mi novia se marchó hace dos años. Salió por la noche a dar una vuelta con sus amigas, y las inconscientes borrachas me contaron al día siguiente, que mi chica había olvidado que me quería al tomarse dos copas de más y se había largado con un inglés afrancesado.
Algunos dicen que estoy pasando por una depresión, otros que me estoy volviendo loco, pero lo cierto es que hace mucho que no hablo con nadie. Llevo metido aqui una semana sin salir. Y solo me levanto del sofá para ir a por comida a la cocina, para defecar, orinar, o para ir a por algo que cuando me levante a por comida a la cocina, a defecar, o a orinar, no pensé que necesitaría. Por lo demás tengo suerte. No tengo a nadie que se preocupe por mí, por lo que no tengo que levantarme a abrir la puerta ni a coger el teléfono. Lo cierto es que admito, que el salón huele mal. Hace mucho que no limpio el piso, pero...total, si no va venir nadie. Para mí está precioso y precisamente adecuado a mis necesidades, que ahora mismo...no tengo. Si hubiera alguien aquí, viéndome, sabiéndo mi situación, probablemente se deprimiría al verme. Soy una foca depresiva que caigo a nivel de segundos en un pozo sin fondo. Estoy seguro de que si alguien me viera, se preguntaría por mi chica.
Se preguntaría seguramente, si esto que me ocurre es por ella, porque se ha ido. Pues lo cierto es que...no lo sé. Ahora mismo me siento sumido en una niebla, en un saco nuboso que me produce una profunda apatía. En pocas palabras, ahora mismo me es indiferente el mundo. Me dedico a...permanecer. Siento los defectos de los días que pasan, sus condiciones sobre la tierra, y solo me afectan en la poesía que inducen a mis dedos...poesía que es solo aire, y no deja huella material en tinta. Me prometí dejar de escribir, la vez que me descubrí escribiéndola una carta de amor. ¡Ahora, que ya no hay amor!.
Pues justo en el momento en el que el concursante gay levantaba las manos y mostraba el rastro de sus axilas cantantes en la camisa a cuadros, justo en el momento en que mi ano gruñía con una petulancia maloliente, justo en el momento en que el sol parecía exprimir con violencia su vehemente mirada ámbar, justo en ese instante entró por la puerta mi novia abstracta.
Con un vestido de manchas de barro, pútrido, putrefacto, caminó potrosa hasta la televisión y se puso delante de ella. Y yo lentamente me erguí en el sofá y me senté sobre el cojín roto.
- ¿Me has puesto los cuernos, verdad?- yo abrí los ojos escandalizado, estaba confundido, me dolía muchísimo la cabeza- ¿Fue con la vecina, con mi amiga, con mi hermana, con mi madre? - dejé el porro sobre el cenicero, y me encorvé para sentirme más protegido, ella parecía...enloquecida...drogada- Hijo de la gran puta...Sabía que lo harías...¡Lo sabía!- de repente, de una brazada desnudó la mesa tirando el mando, el jarrón de porcelana, el cenicero, el porro, el whisky...todo al suel
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 47
  • 4.05
  • 704

leer, escribir, pensar que hay algo más, creermelo de verdad, y al volver a pensar, reír decepcionado

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta