cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Mi última lágrima
Reflexiones |
19.01.17
  • 4
  • 0
  • 822
Sinopsis

Si quieres llorar… llora. Si quieres reír… ríe. Si quieres gritar… grita. Si quieres ser feliz… se feliz. Solo ten la osadía de escoger con quien compartes este recuerdo que nunca existió el cual llamas: … “vida”.

Mi última lágrima

 

- “Que sonido tan irritante. ¿Acaso ustedes no lo escuchan?”- preguntaba Cristóbal mientras acariciaba los tres pelos que le quedaban, en aquella calva que desnudaba el techo.

- “No, yo no escucho nada”- respondía Roberto meciéndose en su sillón.

- “¿Qué vas a escuchar, si perdiste el vendito aparato?”- le reclamaba a su hermano – “¿Y tú Andrea, lo escuchas?” –

- “No Cristóbal, no escucho nada, déjate de estupideces. Yo no sé qué pinto aquí”-

- “No empieces Andrea”- le rogaba mientras pegaba la oreja en la pared opuesta de la chimenea.

- “Tú sabes muy bien que desde que te quedaste con la herencia de tu padre no te había dirigido la palabra” –

- “Andre deja tranquilo a Cris. ¿Ganamos algo con abrir las heridas del pasado?”- paraba de mecerse- “Además, es tu padre también”-

- “Claro, pues de eso no se acordó cuando redactaba el testamento” –

- “¿Qué quieres Andrea? ¿Quiries la finca o la casa del abuelo?” – aquel sonido, una vez intermitente y ahora continuo, retomaba fuerzas en su oído izquierdo – “Sabes que nunca quise ni un puto centavo de esa herencia”- 

- “No la querías, pero te quedaste con ella igual. Aunque ahora la conciencia te pase factura sabes que es muy tarde”-

- “¿Cómo que muy tarde?” – preguntaba Cristóbal arrugando el ceño.

- “¿Puedes creer esto? ... No sabe ni que hace aquí.” – exclamaba con desprecio – “Ya le tocó a Roberto recibirme una vez… y a ti, como eras el niño mimado y llegas tarde hasta a tu propia muerte, pues nos toca recibirte.”-

Su cuerpo yacía en el centro de un salón de operación, rodeado de 2 médicos y sus asistentes con los guantes ensangrentados.

- “Hora de muerte 9:33PM”- decía el más agitado de los dos.

- “¿No podemos hacer nada más doctor?” – preguntaba una enfermera, al ver como una lágrima escapaba los ojos de Cristóbal, cerrados con cinta adhesiva.    

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Vive tu vida sin prejuicios, utiliza todos los ingredientes que desees en ese plato maestro del cual solo tú eres el chef y solo tú serás capaz de saborear.

    Si quieres llorar… llora. Si quieres reír… ríe. Si quieres gritar… grita. Si quieres ser feliz… se feliz. Solo ten la osadía de escoger con quien compartes este recuerdo que nunca existió el cual llamas: … “vida”.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta