cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Mi viejo reloj
Reflexiones |
05.12.17
  • 5
  • 1
  • 45
Sinopsis

Qué maldito es el tiempo que hay que estar luchando contra él constantemente para evitar que desgaste lo que tanto tiempo costó conseguir.

Hoy me compré un reloj. Llevaba tiempo necesitando uno nuevo. No soy coleccionista ni siento especial predilección por ellos. Simplemente lo uso por necesidad. Toda mi vida usé el mismo, uno que tenía desde hace muchos años. Me lo regalaron y desde el primer momento me encantó. Lo llevaba siempre puesto. Me lo quitaba escrupulosamente para ducharme y para dormir, pues lo cuidaba con mucho cariño y quería que siempre estuviera como el primer día. Cuando la batería empezaba a fallar lo llevaba al relojero para que la cambiara y lo limpiara por dentro, a pesar de no ser un reloj excesivamente caro como para tener esos cuidados. 
Pasó el tiempo y la maquinaria empezó a fallar. A pesar de tener la batería nueva, las agujas empezaron a moverse sin motivo alguno un poco más lento de lo debido. No era un retraso constante, sino puntual. Así, lo ponía en hora y seguía funcionando hasta que pasadas unas semanas me percataba que el reloj volvía a estar atrasado unos minutos. Mis impuntualidades empezaron a ser más constantes a la par que las imprecisiones de mi viejo reloj. Aún me seguía gustando. Cuando los problemas que me ocasionaba no saber que hora exacta era fueron mayores, mi cariño por el reloj se fue perdiendo. De vez en cuando me duchaba con él o si me echaba la siesta después de comer en el sofá no me molestaba en sacarlo de mi muñeca. Esto provocó lo más lógico, y es que el reloj sufrió algún que otro golpe, y empezó a lucir por fuera igual que funcionaba por dentro. Aún a pesar de seguir llevándolo conmigo, ya apenas lo miraba y alguna vez veía que anunciaba la hora correcta con ilusión, para luego darme cuenta que el reloj estaba parado y solo la casualidad me había llevado a mirarlo justo en la hora que marcaba las veinticuatro horas del día. Desde hace unos meses, cuando paso por delante de la relojería me paro a mirar un reloj que, aunque es más económico y tiene menos prestaciones que el mío, me parece bonito. Y además funciona. Casi todos los días le dedico unos segundos a observarlo, y regreso a casa pensando como de bien luciría en mi muñeca. 
Hoy al pasar por delante me decidí y entré a la relojería. Hoy me compré el reloj. Y metí el viejo en un cajón.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • La verdad es que esperaba algún tipo de conclusión moral o reflexión metafórica, pero, sí señor, natural y lineal como la vida misma.
  • Qué maldito es el tiempo que hay que estar luchando contra él constantemente para evitar que desgaste lo que tanto tiempo costó conseguir.

    Tarde o temprano, con más o menos intensidad, el frío siempre llega. Es algo con lo que hay que lidiar.

    ¿Cuánto tarda en curar una herida?

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta