cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
microcuento
Reflexiones |
01.03.11
  • 3
  • 9
  • 2929
Sinopsis

microcuento para filósofos de tapeo y cervecitas.

Érase un hombre que había nacido pensando en un problema, y siguió pensando en ese problema toda la vida , hasta que encontró la solución: murió entonces.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Benditas las preocupaciones que nos tienen la mente ocupada. Si no correríamos el riesgo de empezar a pensar en cosas importantes... en hacer cosa simportantes... y todo estallaría
    Casi da qué pensar, pero algo falta...
    En una ocasión, vi un graffiti en una parada de metro de Madrid donde ponía: Hay vida antes de la muerte?. Podría ser la respuesta a esa pregunta el problema de ese hombre?
    Me parece original. Pocas palabras, pero con mucho fondo y mucha ironía.
    Mmm, ya es una cuestión de esfuerzo -demasiadas veces el esfuerzo es vano- creo que es más de concepción primaria. A veces vienen así, pese a ser buenas ideas, y no sabemos sacarles todo el brillo que tienen. Interesante, pero claro, nos tienes acostumbrados a mucho más.
    No le falta una coma!
    Hombre, hay que esforzarse más...
    Por lo que entendi, si la unica solución a ese problema, era morir, entonces mejor olvidarse de ese problema. Talvéz mi comentario fue muy obvio... pero igual comento.
    Escribe tus comentarios...
  • Viajé subido sobre tus labios a un pasado de leche tibia y sudor.

    La plañidera lleva en sus labios el amor de tus muertos

    Una oda a mi cuerpo. Eso que soy yo. Eso en lo que vivo. Y en lo que muero. Mi cuerpo. Reloj de carne. Medidor del tiempo.

    Laputas modernas o ítacas volantes donde los amores líquidos se vierten y derraman en las efímeras y agónicas existencias de los contemporáneos.

    "A POR ELLOS, OE"

    vuelvo a publicar truñacos aquí.

    Recupero un texto de hace dos años y lo modifico un poquito en las formas, pero no en el fondo.

    Revisión de un antiguo texto que he decidido publicar con otro título para que la mayor parte de la gente lo disfrute y sepa que no tengo abuela (la pobre murió con 102 años hace doce meses y medio, la única que conocí)

    Somos objetos obsolescentes. Corazones obsolescentes. Almas obsoletas. Recuerdos. Si acaso.

    Un ejemplo muy ilustrativo de cómo los animales se sirven también de las Matemáticas para sobrevivir.

  • 166
  • 4.08
  • 683

No sé si me podré definir con 180 caracteres, tengo más de 180 carácteres.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta