cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Micros hechos...
Varios |
23.10.13
  • 4
  • 16
  • 14302
Sinopsis

Tener pájaros en la cabeza, que te lleven los demonios o brillar por su ausencia...

Tener pájaros en la cabeza

Subírsele el éxito a la cabeza

Tener la cabeza bien amueblada

Se veía venir. No había que ser muy listo para predecir esta explosión craneal que ha dejado las paredes de la habitación, totalmente pringadas de materia gris. Primero, fueron los pájaros. Cientos, miles de pájaros…Después, los muebles. Amueblada de arriba abajo pero…Lo que provocó el incidente mortal fue el éxito. Se le subió e intentó acomodarse entre los pájaros y los muebles…

No había espacio para todos y, al final, la cabeza explotó.

 

Se me llevan los demonios

Socorro. Necesito ayuda. Noto como esa ola de rabia empieza ascender, de pies a cabeza. No la puedo controlar y sé que mi furia rebosará el límite y se derramará en agrios borbotones. Y entonces…vendrán y se me llevarán. Los oigo.

Son los demonios. Vienen a por mí.

 

Costar un ojo de la cara

Hace unos años te hubiese dicho que yo jamás pagaría esa cifra astronómica… Me parecía absurdo. ¿Tanto por tener un techo bajo el que cobijarse? Discutí con los tuertos, los juzgué y los condené hasta que fui yo el que lo perdió todo. Todo.

Esta es la última noche que duermo bajo las estrellas. Esta es la última noche que miro las estrellas con mis dos ojos. Nunca hubiese pensado que me tocaría a mí pero…Se acerca el invierno.

Mañana, dormiré bajo un techo. Protegido del frío y el peligro de la noche.

Mañana, una de mis cuencas oculares estará vacía.

Ese es el precio.

 

Brillar por su ausencia

La ausencia se ha convertido en presencia. Lo ha hecho de una forma lenta. Muy suave. Primero, se han aclarado los tonos. Después, la luz se ha ido tamizando y haciéndose más blanca. Más pura. Más luminosa si cabe.

Ahora, está en todos los lugares en los que al mirar, no está. Ocupa los espacios sin ubicarse en ellos.

Y brilla. La ausencia brilla salvajemente y con ese fulgor, se convierte en presencia.

Y brilla.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 92
  • 4.55
  • 85

Mujer, Acuario, Blogger, Marketing... Adoro a George Clooney.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta