cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Misterio en el tren-El doble
Ciencia Ficción |
29.03.14
  • 0
  • 0
  • 2654
Sinopsis

Mi cara demostró sorpresa cuando lo miré, me suscitó una reacción entre asombro y no creer lo que estaba viendo, Me miró de reojo, como si el pasar con sus ojos por mi cara fuera de paso hacia la ventanilla o pura casualidad.


Pocas veces imaginé que en un solo viaje se podrían cumplir muchos de mis sueños. Por ejemplo atravesar varios países en tren. Este fue un sueño largamente atesorado. y que me parece maravilloso y diferente.

El viaje en tren se presta para disfrutar del paisaje, amén de las anécdotas que se suscitan en transcurso del viaje mismo.

Así es que otra vez, instalados en unos cómodos asientos, yo me arrellano en el sillón de la ventanilla ventanilla, ya que me gusta mucho ver el paisaje a medida que avanza la locomotora, desplegando todos sus  ruidos.

Mirando hacia atrás, hacia la puerta que separa los vagones, sobre un costado, en la fila de enfrente, veo consorpresa a alguien parecido a Ale. Él es un amigo mío de la época en que yo actué en la política de Córdoba.

Con él recorrimos muchos kilómetros y hablamos con mucha gente, en nuestras etapas de mayor trabajoproselitista.

 Nos conocíamos el uno al otro, todos los gestos, el de cansancio, de bronca, de sueño. De esperanza o desesperanza. De tristeza por la impotencia de no poder ayudar a los que nos pedían un poco de lo mucho que otros tenían.

Y allí al frente de mis ojos, apoltronado, escuchando alguna música con auriculares, la fiel estampa de mi amigo,  que parecía mirar sin ver hacia algún lugar adentro suyo.

Mi cara demostró sorpresa cuando lo miré, me suscitó una reacción entre asombro e incredulidad sobre lo que estaba viendo.

El supuesto doble me miró de reojo, como si el pasar con sus ojos por mi cara fuera de paso hacia la ventanilla o pura casualidad.

Inmediatamente como una respuesta a su mirada, intenté enfocar la cámara de fotos simulando tomar el paisaje y a su cara  de camino hacia lo que captaba a través de la ventanilla.

Nos estábamos espiando el uno al otro, yo quería saber si era mi amigo o un doble y supongo que el querría  saber porque él me inspiraba curiosidad.

Por un momento me dije que sería mejor acercarme a él y preguntarle:

-¿Eres Ale?

Yo sabía que este él, no era El. Estabamos a trece mil kilómetros de donde mi amigo vivía. Y aquel extraño que habrá pensado? de ésta mujer que    lo miraba de reojo...Entonces quizás hubiera podido preguntarle...eres primo hermano, o tal vez gemelo de Ale? tu apellido por   casualidad, es Hernández?

Claro yo sabía que mi amigo tiene parientes en España pienso eso mientras estamos atravesando por parajes hermosos hasta que el tren paró creo que en Bilbao. Las casitas eran de ensueño, dibujadas sobre una campiña muy verde, en colores ocres y tierras dando bienvenida al otoño.

Hoy recuerdo que adentro mío había este dilema : Sigo indecisa, y si...se ofende? Pienso para mis adentros. y si me dice y a ud que le importa quién soy yo...?

 

 esto es posible, me decía una voz adentro mío. Entonces intenté leer en su cara, enmarcada por una barba recortada al estilo candado, igual que mi amigo. Si fuera amigable  como reaccionaria si yo le preguntara si tiene algo que ver con alguien que yo conocía que tenía rasgos demasiado parecidos a los suyos... 

La duda me mal-aconseja, y entre los", le hablo y le digo, lo espío me quedo con la impresión y le pregunto a  mi amigo si tiene parientes en Bilbao cuando llegue a casa...veo que "el supuesto gemelo había bajado del tren, y se  abrazaba efusivamente, con una pareja mayor...sus padres...parientes? no lo sé.

Conclusión: es bueno no dejar pasar, sin aclarar las dudas,  los momentos, ya que  difícilmente vuelvan y nos den una nueva oportunidad.

El miedo y la duda bloquean, paralizan no dejan seguir adelante con el camino que tenemos por vivir.
 

 

 

 

 

 

 


 

L

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 60
  • 4.65
  • 11

Me gusta escribir sobre las relaciones y vínculos humanos.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta