cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Moondream night
Poesía |
12.05.13
  • 5
  • 1
  • 1554
Sinopsis

Sombra de almendro altivo

frente a una primavera erigida.

El sonido ausente

de una golondrina arrebatándonos el cielo

-De la luna de Mayo,

el espíritu hibernado despierta!

y una escueta brisa se abre paso

entre el rigor del ruido

en una urbe que muere con el día.

 

Vuelve del exilio

el mártir reflejo del mar

y los elementos indescriptibles de la vida

danzan con su vuelta.

 

Se sumerge un cuerpo solitario

entre humos que chirrían

tras un alba que no arria.

...

Hay algo mas profundo 

que esa soledad infinita...

-Se pregunta quien es,

como sigue con vida.

 

La primavera le da de cara

mientras huye de sus propios latidos.

Una madreselva le escala siseante y sinuosa

y el viento le alcanza,

pues el fuego mudo

de un reflejo eterno 

acantila en sus goznes.

 

El puente, punto eterno

entre mente y cuerpo

cae piedra a piedra

y lo arrastra a la nada

el siempre fluido río Olvido.

 

él se deja llevar

por este cielo inconforme

y a sus pies caen

los engranajes del cielo,

su ancla al suelo.

 

El cielo ahora gira

Dios de si mismo

y en sus manos arraiga

los tallos de esa flor...

su flor de grito oprimido,

su flor de grito esclavo...

 

Solo un grito insonoro y torturador en su silencio.

 

Inundan sus ojos

los rocios danzantes y dolientes en su verdad

de este cielo nocturno,

y tras sus pasos respiran

unas cenizas de pasado queridas,

con su fugitiva necesidad de ser olvidadas.

 

Pero no se olvida que anida en la insomne ciudad

un ruido eterno de fraguadas en contacto,

como el barranco eterno

del sueño de una golondrina,

como el punto muerto

en un cementerio de albas perdidas,

donde ya no hay marcha atras,

donde ya no consuelo ni despedida.

 

Asoma timida la luz

del reflejo de una luna en un charco de lágrimas 

que atesoran una vida encarcelada.

Y tierno el astro

le da su abrazo materno a la noche,

a la frenética ciudad y a sus ruidos

y se adormecen tranquilos

entre espirales de estrellas

hasta el suelo fértil,

reposando en el suelo

lo divino de un pétalo caido

en un sueño insomne,

 

...

 

Posando en el suelo

lo más infinito del cielo. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta