cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Moraleja viajera
Varios |
31.07.18
  • 4
  • 44
  • 1509
Sinopsis

Desde aquel primer libro para contar del uno al diez en la lengua de Shakespeare, siempre deseé viajar a Londres y aprender ese idioma. Tras años de esfuerzos gramaticales y superar exámenes por escrito. El reto de demostrar mis conocimientos en inglés ha comenzado. Ya sobrevuelo el Canal de la Mancha.

Mientras pregunto en el aeropuerto cómo llegar al hotel con mi particular fonética, una joven plagada de pecas y casi albina, entre risas me explica con un castellano nítido que pronuncio el inglés como un japonés hablando andaluz. En las rutas de turista por la ciudad confirmo mi torpeza ya que nadie entiende las pocas palabras que emito, aunque salgo airoso en cada lance gracias a mi extenso repertorio de mímica.

El día de regreso llega el problema más enrevesado, a la hora de pagar el hotel mi tarjeta de crédito es rechazada y el dinero en efectivo no me alcanza. El paquistaní de recepción llama a la policía. ¡Albricias! un agente en un español bastante correcto, me tranquiliza y sonriente me acompaña a una sucursal del banco Santander, confiesa por el camino su admiración por las playas de Alicante y las tapas de Granada. Estoy en racha, una mujer de trato arropador y en mi lengua materna, ya que nació en Salamanca, me soluciona aquella pesadilla monetaria. Toca correr, los aviones no esperan, y agotado como si hubiese terminado un maratón sin hidratarme, embarco de vuelta. Debo apuntarme a inglés de conversación mañana sin falta. Siempre me quedará el mimo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Exacto Noah, poder entenderse con todos los habitantes del planeta. Gracias por comentar, saludos
    Gracias Carla, me alegro te entretuviese. Saludos
    Gracias Paco por tu comentario tan divertido. saludos
    Me divirtió como narraste esta experiencia. Sigo esperando un traductor universal insertado en las cuerdas vocales que me permita comunicarme con esquimal o un chino mandarin con tan solo apretar el botón adecuado.
    Está muy entretenido, merece la pena.
    Tu divertido e ocurrente relato reafirma algo que es bien sabido: para hablar una lengua extranjera, lo mejor es pasar una temporada en el país en cuestión; tratar, como hace el protagonista, de poner en práctica la teoría aprendida conduce al fracaso más absoluto. Eso sí, parodiando la famosa frase de la película, podríamos rematar diciendo que "siempre nos quedará la mímica..." Saludos, Pablo (ya ves que domino la fonética...creo que estoy preparado para visitar la pérfida Albión.
    Gracias Sandra, pues espero leer tu experiencia. Yo metí algo de ficción y exageración en el mío. Saludos
    Jajaja, a mí me pasó algo parecido, ya tendré oportunidad de relatarlo. Excelente Peibol, me gustó mucho : )
    Muchas gracias Lisa. Saludos
    Gracias leando, beto y Chapa. Saludos
  • Lo más parecido a un cuento de navidad, que he escrito.

    Me importa y valoro mucho cada comentario sincero y personal. El ranking me resbala, y no mantendré más de 10 relatos o poesías y así no figuro en ningún puesto que impongan los trolls (mentes grises y envidiosas) que hacen y deshacen en esta página al amparo de los administradores.

    Como el ranking manipulado de los trolls me resbala, quité 70 relatos y sólo dejé 10, y cuando publique borraré, así no figuro en puestos, a mí me interesa cada comentario y aprender, mejorar y disfrutar cada día con mis escritos. Y a modo de protesta ante la apatía de los administradores que consienten esta injusticia de los que no brillarán nunca con luz propia.

    Microrrelato partiendo de una frase fija dada.

  • 10
  • 4.63
  • -

Nací en un pequeño pueblo de Cuenca. Siempre me gustó escribir cosas y ahora disfruto y me divierto escribiendo poemas, también cartas de opinión a periódicos y sobre todo relatos breves, microrrelatos. Y quiero escribir de toda mi vida desde pequeño sobre todo para mis hijas.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta