cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Muerto tú.
Poesía |
22.12.20
  • 4
  • 2
  • 450
Sinopsis

Muerto tú, viviría al menos nuestro amor.

Me he bebido el café de tus ojos y sigo sin perder el sueño.

El sueño de reencontrarte pronto en mis senderos,

de retomar caminos que sean más hermosos que inciertos.

 

Te llevo preso en mi memoria como una cárcel del olvido,

te rondo con cautela a la espera de una amnesia que no llega,

creí ser carcelaria de la prisión de tus deseos,

y eres tú, mi viejo amante, quien me besa, toma,

y al cabo de las horas tira lejos, oh muy lejos, la llave y mis intentos.

 

¿Habrás visto tú desde el comienzo este final?

¿Habrás sabido tú que nuestro eterno amor no era fuerte ni inmortal?

 

Y es que hoy siento que le escribo a un fantasma, 

que te has muerto, que no vives,

aunque muy vivo yo te siento cuando lloro,

si te lloro cuando siento hasta los huesos.

 

Al menos, muerto quedaría un poco de esperanza,

tomaría un rincón de mi habitación helada,

alimentaría el dolor y la absurda añoranza,

que emanando me desangra el corazón y las entrañas.

 

Al menos, muerto, corazón,

alzaría un altar para brindar en tu nombre,

para honrarte muy dolida mientras te llamo aún mi hombre,

sería este el santuario y te honraría aquí,

y a estas ganas mías de saber que alguna vez fui yo de ti.

 

Al menos muerto, corazón, tendría yo esperanza,

de toparme contigo algún día en el más allá,

en el paraíso de tus miedos, 

en el infierno de tus recuerdos,

con tu mano sobre mi mano y tu boca en mi boca,

cantarías las canciones que hoy a otra tú le tocas.

 

Avivaría ya sin vida el sonido de tu voz,

y hablaría de los sueños que aún nos quedan por cumplir.

 

Muerto tú, amor mío, amor de mí...

Muerto tú, viviría al menos mi esperanza hoy,

pues muerto tú, culparía a la vida que nos alejó,

y no esa indiferencia tan tuya y tan mía,

que sin querer queriéndonos mucho

mató con cordura nuestra intención,

de cuidarnos y amarnos, de ser puesta y ser Sol.

 

Pues en este lecho tuyo, donde no mueres tú ni yo,

muere la esperanza de lo que alguna vez vivió.

 

Muere y agoniza, tiembla en las cenizas,

este fuego azul, esta llama ardiente,

que aún piensa que te tiene,

que no sabe que te pierde,

que no sabe que se enciende,

que no sabe ser caliente...

 

Y es que muerto tú, corazón, 

viviría al menos nuestro amor.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta