cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Mundos ajenos
Drama |
08.06.15
  • 5
  • 4
  • 678
Sinopsis

Un asunto de conciencia

No tendría más de doce o trece años, pero el terror se reflejaba en todo su ser. Especialmente en el rostro, siempre el terror se refleja mejor en el rostro. Debería estar prohibido que un niño tan pequeño experimente esa carga enorme de pánico. Pensé que tanto miedo no cabía en un ser tan pequeño y mal nutrido. A pesar de sus escasas fuerzas, se le notaban bien las costillas, el pequeño corría y corría por el poblado, agitando todo su cuerpecito negro, perseguido por hombres, también de raza negra, que esgrimían bastones y gritaban. El niño estaba casi desnudo, los perseguidores lucían lamentables harapos.

Les advertimos que las imágenes que van a ver a continuación pueden herir su sensibilidad. Eso había dicho el presentador del telediario para asegurarse de que no íbamos a cambiar el canal de televisión. Yo tenía delante una lata de cerveza bien fresca y algunas gambas para acompañar la cerveza. La imagen me cogió de forma inesperada. No soy tan cabronazo para que lo que realmente me molestara fuese que me había echado a perder ese momento de relax. Cuando el niño recibió el primer bastonazo, cambié de canal. No fui a vomitar, ni hice ninguna de esas cosas que se suelen contar en plan cliché. En la televisión Mickey Mouse, tenía problemas con una foca que se había introducido en su casa.

Me quedé sentado, abrí la cerveza y pegué un buen trago. La terrible culpa de ese niño, por la cual había sido apaleado hasta morir, estaba seguro que mientras Mickey sacaba de la bañera a la foca, el niño negro era muerto a bastonazos en el otro canal, fue pertenecer a una etnia o religión distinta. Me pareció ilógico que ese niño muriese a golpes. Mickey, ajeno al otro canal, ideaba un plan para desembarazarse de la foca. Pluto estaba ayudando de forma torpe. En eso llegó mi esposa.

Entró y sin hacer caso de Mickey, se puso a contarme, muy preocupada, que el coche hacía un sonido raro. Un click, click, metálico. Le pregunté en que parte del coche sonaba ese click, click. En la parte trasera. Bueno, el motor está delante. De todas formas, mañana, aunque domingo, no suelo coger el vehículo los domingos, daría una vuelta en el coche para escuchar ese sonido raro. Mi esposa entró en el dormitorio para cambiarse, ponerse cómoda.

No podía olvida el rostro de aquel niño negro corriendo. A pesar del click, click de mi coche. Yo tenía otro click, click en la mente. Definitivamente Mickey había resuelto su problema, creo. Yo no.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Licenciado en Filosofía y Letras (Málaga) Ha publicado relatos cortos en varias editoriales

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta