cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

4 min
Nacerás en Mogadiscio
Reales |
18.05.18
  • 4
  • 4
  • 110
Sinopsis

"Quiero vivir"

Recuerdo el instante preciso en el que decidí irme a Mogadiscio. Estaba sentado en la cama mirando mis pantalones llenos de vómito en el suelo de la habitación.

Era una mañana de verano y un viento más o menos fresco entraba por la ventana removiendo el pestilente ambiente de la estancia.

Me había corrido la enésima juerga con mis amigos intentando llenar el vacío que tenía dentro; pero allí, con la cabeza a punto de estallar y sintiendo asco de mí mismo me di cuenta que jamás lo iba a llenar. El estrés de un buen trabajo, un sueldo alto, extensa vida social, mujeres… lo tenía todo; pero no tenía nada.

Sólo un gran vacío que me devoraba por dentro. La muerte de mi padre tiempo atrás me dejó sin un referente moral, él era mi faro, y cuando se apagó, el relativismo entró en mi vida barriendo todo a su paso como un maremoto. El contacto con el poder debido a mi trabajo lo había acentuado, y no sólo eso, si no que había descubierto que todo es un engaño, el sistema, la política, la religión…acababa de descubrir que la miserable condición humana lo impregnaba todo, manchando el mundo con sus miserias. Todo era una auténtica porquería. Y yo estaba allí, sentado con cara de estúpido, sin saber de qué cojones iba esto de la vida, o mejor, habiendo descubierto de qué iba y dándome cuenta que no me gustaba, pensando si me tiraba por la ventana y acababa de una puta vez con todo.

Hundí mi cabeza entre mis manos, el sudor de la resaca me caía frío por la espalda. Fui a la cocina a prepararme un café. Encendí la televisión instintivamente, sin darme cuenta de que lo hacía y empecé a dar sorbos al café, mirando despreocupado las imágenes que salían de la pequeña pantalla. Las miraba, pero sin verlas, aturdido por los efectos de la resaca. El café me caía caliente por la garganta, produciéndome una sensación de calidez. Una niña gritaba, estaba desnutrida, miraba a la cámara con rabia, mordiéndose los labios entre lágrimas, “quiero vivir, quiero vivir”, leía en los subtítulos que decía, detrás de ella un hombre de edad avanzada discutía con un militar, detrás se veía un Jeep lleno de sacos de comida. Mientras ocurría todo eso la voz de la presentadora hablaba de una nueva hambruna en el cuerno de África. Las imágenes pasaron sobre mí como un huracán sobre una maltrecha casa. Después comenzaron a dar los deportes. Di otro sorbo al café. Me levanté y miré por la ventana. La ciudad se extendía ante mí, con su actividad frenética, gente yendo y viniendo concentrados en sus asuntos, coches, ruido, ajenos a esa niña. “Quiero vivir…” Había dicho.

Descolgué el teléfono y llamé al Director General de Cooperación Internacional, me debía un par de favores de mi etapa en el Ministerio, me dio el teléfono de un misionero que trabajaba en Somalia. Antes de eso llevaba una parroquia de un barrio obrero de la ciudad. Me cité con él allí, en su vieja parroquia. El hombre imaginó que querría hacerle alguna donación para ayudar en África. Aún recuerdo su cara cuando le dije que me quería ir a Somalia a ayudar, en lo que fuera. Tras la sorpresa el religioso me miró, en su mirada ya no había sorpresa sino realismo.

- Tú no tienes ni puta idea de lo que es Mogadiscio…- me dijo antes de empezar a narrarme  cómo funcionaba su organización allí.

 

(continuará...)

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muchas gracias por vuestros comentarios. Si Chus, el Cerebro de Broca de Carl Sagan me hizo ver el mundo, y más concretamente al ser humano, de otra manera. Saludos!
    Muy bueno. Se me hizo cortito. Estoy esperando la continuación. Saludos
    Estos puntos de inflexión se dan, sólo hacen falta que concurran una serie de circunstancias que nos hagan ver la realidad desde un ángulo distinto y un punto de locura para dar el salto al vacío... espero la continuación Ivan Por cierto, me has generado curiosidad por "El cerebro de broca"... :)
    Una resaca crítica, en el sentido que lleva al protagonista a una crisis existencial que busca salidas al vacío actual. No siempre se encuentra la propia vía desde la desesperación, eso sí. Buen texto, narrado con fluidez.
  • "Quiero vivir"

    "Quiero vivir"

    De donde yo soy nadie lo sabe; pero dicen que la tierra es roja como el sol del atardecer.

    Somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras; pero a veces un silencio puede marcarnos toda una vida.

    Un relatito de novela negra...

    Catarsis...

    ¿Os imaginais entrar a tomar unos vinos a un mesón aragonés en plena guerra de la independencia española? Estais invitados, adelante...

    En un pequeño rincón olvidado de la constelación de Canis Maior, a más de 8 años luz de la Tierra, un pequeño planeta llamado Becerro orbita lenta y pausadamente en torno a su estrella binaria, Sirio. Es allí donde el joven funcionario Jarik está a punto de descubrir algo que puede cambiar el destino de la galaxia para siempre...

    Algunas personas llegan a amar con todas sus fuerzas; pero las parejas con las que compartieron sus pasiones, fueron incapaces de entender el amor que les brindaban, incapaces de comprender su propia tragedia.

    No sabemos ni el día...ni la hora...

  • 34
  • 4.7
  • 133

Me gusta contar historias.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta