cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Nacionalismo ¡¡¡Uffffff!!
Terror |
04.11.19
  • 4
  • 3
  • 93
Sinopsis

¡¡¡Uffff, apesta... apestaaaaaaaa..!!! -"... Los radicales utilizaban piedras, barricadas y hogueras, mientras la policía se veía obligada a avanzar a golpe de porra. Las llamas iluminaron edificios ilustres... "

Separados por funestas discordias, los humanos se lanzan de nuevo, blandiendo cierto poder de radical adoctrinamiento, en los rompientes del oleaje mas destructivo de la vida: ¡el nacionalismo! El aprender de los testimonios amargos y nefastos de pasados tiempos no ha aumentado las inteligencias de las turbas. Y es que la vía de opinión no será jamás vía de conocimiento. Y por ello mismo, la vía de la opinión no es ni una segunda ni tercera vía. No vamos a descubrir que el engaño afecta al ser y al pensar. Y por ello es posible que en la mente humana se subjetivicen cosas que en realidad no están. Así, la opinión misma es mudable, puesto que casi siempre se funda en lo no real. Existe, por desgracia, el camino de la ignorancia. Y esta senda se abre ante ilusorios devenires que declinan los pensamientos sobre lo múltiple y beneficioso de que la humanidad acorte sus displicentes distancias. Meditar sobre nuestros recorridos en la única Tierra que conocemos y las cosas que en ella han sucedido y suceden no deberían concentrarse nunca en exhalaciones sombrías, que al exceder, generan odio y violencia, discordias y guerras.

*

Cada período del tiempo es consumido por un fuego cíclico que conocemos por vida. En ella, tras la lucha por el nacimiento, entramos en armonía con nuestro mundo. Luego, creciendo, aprendemos que para los mortales no hay garantía alguna de verdad, porque todos los actos  de nuestra existencia existen tan sólo en el nivel de la opinión. Y que es el camino de la persuasión el que acompaña nuestra siempre subjetiva verdad. Vivimos captados por una mente dualista que prevalece sobre las intenciones. Una, imaginamos, según la verdad, y otra según la opinión. 

*

No hay que guardar silencio para que otros griten. Cierto es que ningún humano se mueve en una región clara y pura, entre distancias proporcionadas. Ya hemos aprendido que todo lo que en el mundo sucede no depende de una acción divina. Y también hemos aprendido cuán catastrófica puede ser a veces la vía de la opinión, a la que, por otro lado, tenemos pleno derecho de tenencia. Lo contrario sería intolerancia y arbitrariedad. Pero ya que cientos de siglos pretéritos nos han demostrado dolorosamente que nuestras conductas, como los brebajes venenosos, no se descomponen si se las agita, lo justo es que el hombre cabal no afirme poseer más sabiduría que otros; que es de desear la existencia de un paralelismo sensato en nuestros juicios, y que nada ni nadie convierta esa enfermedad sagrada del pensamiento en objeto de rencor y odio.

*

La radicalización del nacionalismo abunda en la sinrazón. Y, como apuntó Aristóteles, "niega totalmente la coexistencia del lado de allá", y acepta la perversión. Se aferra, únicamente, a los razonamientos aplicables a la realidad que ha engendrado. El nacionalismo es como un dominio de lo contrario, que da cumplimiento a un lucro violento, con natural tendencia a la destrucción. Nunca escapa del empacho que acompaña la envidia y el resentimiento. Y logra inocular en el hombre el olvido de todo tipo de maldades y calamidades pretéritas. Jamás puede ir al país de la responsabilidad y la ley, porque su placer consiste en procrear una nueva interpretación de la concordia y la justicia, buenas tan sólo para su propósito. Y en consecuencia promete todo tipo de privilegios. Miente cuando sube a la tribuna y asegura que se basta con unas pocas cosas, porque lo hace para no participar de ningún tipo de solidaridad. Y tan profunda causa tiene, que no duda en asegurar que su vecino se dedica a la avaricia, y roba. 
 

*

El nacionalismo afirma saberlo todo, y la vista de otros es engaño. Su totalitarismo tiene trono. Se convierte en misántropo de las conductas ajenas. Pero se vale como maestro de la muchedumbre. Y al final afirma que para sus injusticias no hay justicia. El círculo de su comienzo y fin es uno. Es mejor ocultar la idiotez, pero si se está embriagado es difícil. Y cuando el nacionalismo insolidario se quita el estiércol de encima, sigue apestando.

*

 

................................... Stavros

                                   ----Certificado de Registro.

 

 

 

 


 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Aquí la gente se ha creído que la democracia es igual a hacer lo que a uno le de la gana, y eso no es verdad. Si ahora se piensa de ese modo, es que la gente es más corta de mollera de lo que se podía creer.
    Estoy completamente de acuerdo contigo. El mldito separatismo que padecemos, se alimenta de mentiras, que inciden en el lado emocional de la gente. Y es que ahora se glorifica a la emoción por encima de la razón. La grente no quiere pensar. Y muchos se creen que todavía estamos en el 1714 cuando ahora las cosas son diferentes. A partir de esta sugestión emocional se puede esperar cualquier cosa. Y como este rollo machacón del nacionalismo viene de los que mandan, la gente también tergivers las cosas. La Ley permite manifestarse, pero no destrozar una ciudad, ni cortar carreteras. Los políticos que están en prisión NO lo están por sus ideas, sino por saltarse la Ley a la torera.
    Relato comprometido, polémico, pero valiente, muy valiente. Que la opinión de cada cual no quede muda; aunque, yo, algo recalcitrantemente utópico, sigo empecinado en el arma de paz y concordia que supone el diálogo hasta el agotamiento. Gracias, kf.
  • ¡¡¡Uffff, apesta... apestaaaaaaaa..!!! -"... Los radicales utilizaban piedras, barricadas y hogueras, mientras la policía se veía obligada a avanzar a golpe de porra. Las llamas iluminaron edificios ilustres... "

    LOS NIÑOS TIENEN -CENSURADO- LAS NIÑAS TIENEN -CENSURADO- ¡¡OK!!

    Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. ¿Seguro?...

    Casi 5000 refugiados sirios y demás [entre ellos cientos de niños] ahogados en el Mediterráneo en lo que va de año. Asesinatos y bombardeos convirtiendo una parte del planeta en una escabechina. Miles de animales inocentes [galgos, etc, sacrificados en las perreras]... ¡Mi madre, y ahora todos a celebrar las Merry Christmas! ¡Cómo está el mundo, Facundo! ¡Increíble pero cierto!

    Saludos con humor, "compis", ahora que hemos vuelto a sufrir el anatema del "laburo" (quien lo tenga, claro está).

    Es una variante "más condimentada de mi viejo "TR ERRE QUE ERRE" que trataba sobre la obsesión de las estrellitas en esta web. He leído el texto de J.M. Bartolomé y me ha gustado, así como la valoración que le ha dedicado J.M.Boy. Los "blogs" proliferan, en efecto, y como más o menos dice Boy: son los nuevos monstruos que están devorando las cartas de nobleza de otros valores que antes nos enriquecían. El "bloguero", hoy, es el nuevo Erasmo, siempre a la espera de la lisonja comentarista. Y como dijo no sé quien: "el que espera desespera". ¿Blogs? ¡Sí! Comentarios a porrillo, sin ton ni son, ¡"chalaura" al canto! ... También es bueno tomárselo con humor, a fin de cuentas son los gajes del siglo XXI. ¡Saludos!

    ¡El tormento exquisito, jeje!

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta