cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

8 min
Nemats 1*parte
Reflexiones |
04.09.13
  • 4
  • 7
  • 2254
Sinopsis

Algunos seres humanos pueden dejar de serlo

"Nadie ha llegado nunca al final de ese sendero,creeme muchacho, te lo dice una anciana curtida por muchos inviernos. El Sol se te oculta lentamente y el cielo se vuelve gris, bajo las  hojas de las zarzas, el viento serpea para buscar las entrañas de la tierra por donde corren tus pies. La mirada de quien se adentra allí,no percibe las peligrosas presencias que se ocultan rápidamente tras su andar.

...Todo parece fundirse en la bruma cuando la luz se escapa de esa manera, una bruma oscura que cubre al anochecer las sombras de esos cañaverales y esas aguas verdosas, donde se esconde el olor de la hierba mojada, bañada por las lágrimas de esos ojos que todo lo vigilan.

Sólo las aves nocturnas saben lo que pasa cuando el círculo se cierra y quien fue allí ya no regresa.En el largo caminar a través del sendero de los pantanos, cuidate de la fragancia embriagante de las plantas acuáticas, y del vuelo de inséctos que no has visto jamas.Son las primeras señales de que debes abandonar con destreza esa senda y alejarte de los pantanos del bosque de Nemats para siempre.

Nadie ha regresado nunca de ese sendero .¿Lo entiende Signore Renzzo?

 El joven italiano, huésped de los Von Hassen,sonrió a la vieja sirvienta,como si no le importasen demasiado sus advertencias y volvió a encerrarse en sus pensamientos.Había llegado no hace mucho desde Italia,enviado por su madre la condesa di Maglia ante la alianza de su país con la Alemania nazi y la amenaza de una inminente guerra.Pensó que su hijo estaría seguro aquel verano en casa de sus tía, la Baronesa Edda en Hungría.El Baron Von Hassen fue pariente lejano de los Maglia,dueño de todos aquellos territorios, mayormente pantanosos y antes de morir había pactado con las emergentes fuerzas del Reich,una neutralidad para sus feudos que fue interpretada por los alemanes como una anexión,ya que la família Von Hassen procedía de un linaje alemán que se apropió de aquellas tierras hungaras a finales de la Edad Media, aunque siguieron siendo católicos a pesar la escisión de otros principados alemanes que se hicieron protestantes siglos después.

A Renzzo solo le preocupaba el desarrollo de la guerra, si los acontecimientos seguían precipitandose hacia un caos general en Europa como estaba sucediendo, siendo el primogénito de los Maglia y estando ya muerto su padre hace muchos años, sería llamado a filas por la dictadura que se había apoderado de su país y se vería obligado a luchar por unas ideas que aborrecía.

Para olvidar sus verdaderas preocupaciones se entretenía mirando el jardín, con su laberinto de setos y sus largas hileras de tílos grises, y más allá de ellos imaginaba la leyenda que se extendía cubriendo con su manto de magia perversa el sendero que conducía hacia el bosque de los pantanos.Habiá mostrado varias veces a los Von Hassen su interés por tan temidos parajes,obteniendo una prohibición expresa de adentrarse allí por parte de la Baronesa,sin embargo esta le permitía nadar en el pequeño lago de aguas límpidas que rodeaba el lado este de la finca ,justo bajo los aposentos de la aristocrática dama.Cada amanecer,Renzzo se desnudaba y se adentraba en las aguas,aún cubiertas por la niebla matinal,echando hacia atrás sus cabellos negros, largos hasta los hombros como otros jovenes nobles italianos de su edad.Su piel tenia la pulidez del marmol y cada movimiento,cada musculo era tan perfecto como la imágen de un Apolo en la plenitud de sus veinte años.La baronesa Edda Von Hassen no podía evitar desvelarse antes de que saliera el sol y descorrer las cortinas de la ventana de su cuarto para espiar el baño de Renzzo.Ella tempranamente viuda, acariciaba sus brazos,sus senos, aún firmes con sus propias manos imaginando que eran las manos de él, que la envolvían,dejaba escapar un largo suspiro y se aferraba a los barrotes de su cama con deseperación,luego se sentía sucia y hundida,sacaba un viejo látigo del armario de roble junto a su lecho y se flagelaba la espalda con el para expiar la sensación de culpa que arrastraba.

A pesar de la prohibición estricta que Renzzo tenia de no internarse en el sendero que conducía al bosque de los pantanos,cada día mientras desayunaba,él no podia evitar deslizar su mirada, traspasando el jardín hacia esa senda oscura y fantasmal que descendía su nivel hacia las ciénagas de la llamada,misteriosamente, región de los Nemats.No sabía porque aquellas historias tan arraigadas en la tradición seguian siendo el único entretenimiento de aquellas gentes rústicas.

Pensando en ello se dirigió al salón principal. Andrina la hija de la Baronesa, tocaba el arpa con una delicadeza felina mientras le observaba.El conde era verdaderamente apuesto,alto, de cabellos abundantes y oscuros peinados hacia atrás y profundos ojos color azabache.

Andrina de apenas diecisiete años se había percatado de su belleza desde el primer momento en que le vio.Ella sin embargo no era nada especial. Pálida,delgada hasta el extremo de parecer enferma,tenia el pelo rubio oscuro,largo y ondulado donde destacaban hebras de plata blanquecina.Demasiado mayor para tener un cuerpo de trece años y demasiado joven para tener canas,opinaba Renzzo.

Sin embargo la muchacha hacia todo lo posible por gustarle y hacer su estancia en la mansión mucho más agradable.

Sus largas manos huesudas y pecosas se entretenían tocando para él ,cuando no el piano,el arpa, y en ambos instrumentos era muy virtuosa.A veces también leía poesía en voz alta para entretenerle, aunque últimamente empleaba más su tiempo en perfumar con Liliums sus incontables pañuelos de seda,y consiguió que toda ella desprendiese un fuerte olor a esta planta.

Ella consideraba el Lilium una flor sagrada ligada a la castidad y los pensamientos que le inspiraba Renzzo di Maglia no debían de ser muy castos cuando se esmeraba tanto en reprimir su deseo a espaldas de él. Andrina era una devota creyente.Acudía diariamente a misa en la capilla anexa a la mansión.

Esa mañana dejó de tocar el arpa y se dirigió a su huésped italiano:

-Estoy segura de que nuestra ama de llaves, Bettiana ya te ha puesto al corrriente de que no debes insistir en ir a los pantanos,no son sólo simples supersticiones como puedas pensar, allí hay realmente algo maligno.-

-Bettiana es una mujer verdaderamente inculta-comentó él- muy supersticiosa además, y en lo que se refiere a mi intención de ir a los pantanos,voy a hacerlo igualmente-

La joven escuálida empujó con violéncia el arpa y salió muy seria del salón.Odiaba que le llevasen la contraria y la sola idea de ver partir a Renzzo hacia tan pavoroso lugar la ponia increíblemente nerviosa.De algún modo una parte de su corazón se había enamorado platónicamente de él.

El conde de Maglia por su parte subió a la torre principal y solo bajo a la hora de cenar.La tensión se palpaba en el aire.

Él no sabía la relación que podía tener ese sendero con lo que la família Von Hassen deseaba ocultar, pero era evidente que no decían la verdad ni ellos, ni sus criados,ni la gente de la aldea.

Al servir la cena, la vieja Bettiana no pudo esconder su mirada hacia los labios perfectos del joven mientras rozaban el filo de una copa de vino que ella acababa de servirle, sintió un fuerte deseo hacia él que encendió sus macilentas mejillas y se alejó pronto para disimular la perturbación que le causaba.

A quien si le costó esconder sus verdaderos sentimientos fue a Renzzo,por no ofender a sus anfitrionas,cuando estas empezaron a defender las invasiones alemanas y el inicio de la guerra en general, de sus bocas solo salían palabras sedientas de violencia,lo cual le puso enfermo y pidió permiso para retirarse a su habitación.

La tarde siguiente,el conde preparó su mochila y se dirigió,cruzando el jardín hacia el desnivel que se escondía bajo tupidos árboles.Andrina le vio salir.

-¡No vayas!-exclamó desde la puerta con un sollozo-¡No vayas o sólo desaparecerás!En este pueblo todos sabemos lo que vive en esos humedales, pero nadie te lo dirá ¡Encontrarás algo terrible! ¡No vayas por favor vuelveee!!!!-

Él la ignoró

-Si vas nunca más regresaras y tu viaje no servirá para que descubramos nada que no sepamos ya- dijo finalmente rindiendose abatida junto al portico central.Entonces Renzzo,ligeramente conmovido por sus lastimero llanto dió vuelta atras,llegó hasta ella y acarició su mejilla, en ese momento casi parecía bella y sus ojos suplicantes le sedujeron lo suficiente como para que intentase besarla, pero la altiva muchacha le cruzó la cara con una bofetada-¡No me toques!-gritó- ¡Los hombres no sois más que seres sensuales y lujuriosos, el pecado siempre acecha estando cerca de vosotros! ¡Apartate de mi!-

El muchacho se volvió,  marchandose sin un adios, ni tan siquiera la miró al irse, y aunque continuó escuchando gemidos tras él  ya no se giró.

Cuando estuvo a unos pasos del sendero vio que este se torcía a la derecha y bajaba en una especie de escalones penetrando en la espesura, la alfombra verde que revestía un enorme cañón,bajo el cual fluían los pantanos en la oscuridad.

 

                                                     Continuará

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • He visto originalidad y buen desarrollo de la trama en ambientes muy bien definidos, estoy deseando saber como acabará.
    Bello
    No soy mucho de relatos ambientados en otras épocas, pero he de reconocer que el lenguaje que utilizas engancha y está muy bien expuesto en cuanto a la ambientación. No dudes que te voy a seducir ¿o tal vel sea al revés? Besos a una profesional de las letras y las artes.
    Gracias a todos por vuestros comentarios, se que los que me leéis de costumbre soléis comentarme, pero también me alegra mucho encontrar gente nueva que me lee y me comenta, solo deciros que en la distancia os quiero y os respeto muchísimo a todos por esto advierto que si alguien es muy tradicional, o reacciona mal ante algunos aspectos de la naturaleza humana no lea la segunda parte, pues no deseo ofender ni herir suceptibilidades.Ese no es el objetivo de mis historias,sino solo contar la vida,este o no de acuerdo con lo que hacen mis personajes y esto incluye contarla sin tabúes.Un saludo
    Una narración intrigante,el protagonista se ve rodeado de pasiones secretas de todas las mujeres que le rodean y luego está ese misterioso viaje que nadie quiere que emprenda, me ha gustado mucho la descripción de ambientes ¡voy a por la segunda parte!
    Quería leer la historia completa antes de puntuar,me gusta el contraste entre el ambiente represivo de la primera parte y el contraste con el final.Enhorabuena
    Te seré sincera. No pensaba que la belleza se equipara al talento literario, ni que una modelo tuviera las neuronas para escribir algo bello... Ahora veo lo equivocada que estaba. Un precioso relato y te felicito por ganarnos a todos y estar en el primer lugar del ranking, aunque no olvides que esa es una victoria efímera y que sólo importa leer y ser leído
  • Lo que esconden las sombras.

    "Quiero verte llorar " a ese poema que me dedicó un escritor de esta web.

    Visiones retrospectivas del tiempo en un mismo espacio.

    ¿Quién es quién en este juego de apariencias e identidades?

    El misterio de una noche sin final

    Juegos de la mente

    Chicago, años 20, mafias, un amor imposible, una encrucijada sin salida y un final impredecible.

    La fuerza femenina

    A mi madre, que cuando vivía solía decirme que nunca perdiera la esperanza de encontrar algún día, un corazón que entendiese a mi corazón. A ella, donde quiera que esté.

    Un simple, pequeño pero significativo milagro.

Joven pintora y escritora. Estudié un Grado superior en Geografia e Historia en la UNED, y realizé también estudios de Artes y oficios. Hace años publiqué un libro de relatos "El espejo de oro" y me gustaría publicar más, trabajo como modelo, eventualmente. Pero escribir es mi verdadera pasión.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta