cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
No es por tí es por mí
Amor |
17.08.10
  • 4
  • 6
  • 1617
Sinopsis

El título, como habréis notado, es la clásica contestación que se ofrece ante la impotencia de no poder o no saber cómo dar más de sí mismo a alguien que lo da todo. Es mí toque irónico a un tema serio. Solo es un título.

Todavía no entiendo muy bien quién eres y aun así, despiertas en mí la mayor de las admiraciones. No hay capricho, ni arrebatos en tu mirada. Solo un mar en calma, tildado con reflejos verdes, ansiosos por plagiar mis angustias azules, para hacerlas tuyas y disiparlas. Tus arrugas son mis lamentos. Ese optimismo los endulza, los mitiga y los convierte... para hacerlos tuyos. Mi peso, mi arrogancia, mi juventud... en tus manos.

No se de dónde naciste. No se tantas cosas... detalles, retazos de tí, aparentemente sin importancia... pero todos tú, grande... eterno y sencillo. Siempre consecuente, siempre servicial... Sin nada a cambio, solo... mi sonrisa. Una mueca sin relevancia para nadie... y sin embargo para tí, tantas vidas.

Te veo descubrirme a cada gesto, maravillado en esa complacencia de abrirme el alma con tus bromas que quitan hierro a mis sarcasmos. No temes perderte, si con ello me encuentras... no temes. Te daría igual morir si es preciso, bien pagarías ese precio por escudriñarme cada tarde, ahí a lo lejos, en ese sillón que hago taciturno, a un metro, callada, absorbente de un espacio que deseo silenciar y que tu procuras hacer cantar. Impuesta la distancia que tu limitas con la caricia de un niño, ansioso por jugar, por compartir... tan atento a mis latidos, enamorado de mi respiración. Tan seguro de mi permanencia, de tu paciencia, de mi futuro, de tu sueño, de nuestros hijos.

No ves pasar el tiempo y si hace falta, lo detienes para mí, incrédula de su inexistencia. Entonces, fotografías el instante como si fuera único, inmutable, perfecto. Con mis rizos caoba cayendo sobre mi pecho, vacilantes ante la luz, entre cobre y fuego. Quemando tus retinas con el recuerdo de mi rostro al sol de la tarde. Con la mirada perdida y la mente... en el único lugar al que no puedes acudir para rescatarme. Y aun así, a mis pies, esperas... esperas a que regrese para conformarte con un abrazo torpe y un beso en el aire que no acierta en tu mejilla. Sin pedir explicación de donde estuve o de qué es aquello que me arrebató un poco mas de esa ilusión que una vez viste en mí, cuando era joven, hace tres minutos.

Estas... pero yo no estoy. Me amas... pero yo no recuerdo como amarte...
Y lo sabes... Y te duele... Y te mata... pero no juzgas. Solo... estas... gimiendo un suspiro cansado que toma mi mano como en un reflejo, mientras en un murmullo quieto, me dictas esa verdad que tiene el amor, cuando todo lo es, todo lo da y nada le falta...
- No me importa.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Escribe tus comentarios...
    hola, tienes razon es muy parecido nuestro titulo y la verdad veo que tu tmb compartes mi dolor y sentiemiento, me ha gustado bastante un saludo
    Whoa! te puedo asegurar que si te vuelves a leer con la Nocturna de Chopin como fondo, comi hice yo mientras leia tu relato, queda precioso
    me gusta las frases que utilizas que dan peso y personalidad a un escrito, tales como "angustias azules""retazos de ti" entre otras, un saludo y sigue escribiendo. Gracias por valorar! :)
    todo lo da pero cuantas veces todo lo quita. Muy bueno
  • Este es un giño a toda esa literatura femenina dedicada a hombres y escrita por hombres. Siempre se ha dicho que la mujer es complicada. Está bien. Pero ¿Cuánto de complejos podéis llegar a ser los hombres? Sin ánimo de ofender, ofrezco abiertamente lo que la mujer siente y no dice con respecto a ese tema. En este texto se habla generalizando. Evidentemente hay hombres maravillosos que no pecan de ninguno de mis argumentos. Mi relato es un “intento de literatura” masculina, dedicada a mujeres y escrita por una mujer.

    Somos así de ilogicos. No le encontramos sentido a un encuentro "fortuito" que rompe esquemas y pretendemos encontrarselo al deseo de ocultarlo entre los recuerdos carentes de sentido, porque nos llega al alma.

    El título, como habréis notado, es la clásica contestación que se ofrece ante la impotencia de no poder o no saber cómo dar más de sí mismo a alguien que lo da todo. Es mí toque irónico a un tema serio. Solo es un título.

    Cuando la muerte llega, lo hace sin avisar. Si alguna vez teneís dudas sobre el por qué o el para qué estais aqui, preguntadle a alguien que conozca su fecha de caducidad. Quizás os sorprenda averiguar que no es precisamente esa persona a la que preguntais la que se muere.

    Formas parte de él y él de ti, pero la mayoría de las veces, no lo ves... ya sea porque me descubres o porque te despides de mí.

    Mucho que decir y poco con lo que contar para expresarlo... Lo intenté... pero... prefiere seguir siendo anónimo... y yo... respeto su voluntad. (Dedicado a unos amigos que saben ver más allá de sus narices) F-L para vosotros, porque veis donde todo lo es y nada lo parece.

    Es lo que debe ser y en ello encuentro el camino para decidir no ser ejemplo. No pienso permitirme ser de acero y fuego. He encontrado la salida a este infierno y aun sin piernas, arrastraría mi esperpento olvidando mi sangre sobre tu alfombra, con tal de demostrar que en mi debilidad soy fuerte e innegable como el viento. Porque la duda no atiende a razones. Somos tu víspera, tu llegada y tu espera, síntomas de un complejo engaño que nos zarandea… pero también somos tu aliento… y en su aroma despierto, encuentro la fortaleza para luchar por ser aguja en un pajar lleno de escamas.

    Es verídico, el sol no sale todo el año por el este y se pone por el oeste. Reconozco que resulta ser una hermosa visión metafórica, pero es más que eso, es una realidad, una peculiaridad de nuestro continuo movimiento en el espacio... un espacio que no dominamos, un movimiento al que estamos sometidos :-)

    Cree lo que necesites creer. Si supone un esfuerzo olvidar es que vives tu presente en un recuerdo.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta