cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
No puedo dormir…
Reflexiones |
08.08.20
  • 5
  • 4
  • 263
Sinopsis

No puedo dormir…

Me cuesta tanto, descansar mis párpados caídos.

Caídos por la erosión de los difíciles tiempos.

Tiempos hostiles, donde el descansar  solo se está  permitido, si es  sobre un lecho de engaños, en sabanas de mentiras.

No puedo dormir…

He visto mucha tristeza,  en los ojos de una extraña niña, y esta imagen se ha congelado en mis retinas. Se han transformado en una película, de título  nunca jamás,  donde aún inconsciente, puedo sentir su tristeza endureciendo mi semblante,  pero no puedo llorar.

No puedo dormir…

Hoy he visto a un ser,  que de lejos  parecía una cosa plantada en el suelo.  Invadida por la  curiosidad, me acerque un poco más, y la cosa ya se asemejada  a un animal.

Aún dudosa, sin confiar en mi percepción,  me acerque unos centímetros más,  cuando he podido certificar,  que no se trataba de una cosa y  tampoco era un animal. Solo era un hombre hambriento,  que usaba cartones viejos por vestiduras, con unos pies  sufridos rellenos por  callos, en forma de historias imposibles de esconder, pero fáciles de fingir que nada hemos visto.  

Me pregunte a mí misma, de forma retorica;

- ¿Cuantas huellas habrá dejado este hombre, sobre sus lágrimas y miserias?

Como puedo dormir…

El mundo se aploma como plomo, que en su elasticidad molecular, no explota, pero nos hace estañar.

Como flores perfectas, que llegan a las manos de depredadores  inconscientes.   Flores que luego serán  desnudadas cobardemente de sus pétalos,  por un tradicional capricho, donde  uno  busca el saber, si es querido,  al despojar una majestuosa flor de sus vestimentas reales.

Como dormir, en un mundo donde cooperamos con la destrucción, de todo lo que es bueno, sin el permiso del  que todo lo ha creado, y aun sabiéndolo, no somos capaces de decir;

  • ¡Perdón Maestro!
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Me toco ser SAL y no AZÚCAR, aunque sea un fabricante de ilusiones pasado por letras. Guardo mi Fe Todo depende de mi corazón: Cuando alegre compongo e canto, pero cuando me entra la tristeza o nostalgia, solo se desahogarme a través de las letras. Y aunque me falte mucho por aprender, dando tumbos me levanto y aprendo. Gracias a cada uno de vosotros, por la visita y comentario. Para mí la única estrella que tiene valor, son las que iluminan en los cielos.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta