cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
Noche de supervivencia (parte 2)
Terror |
17.05.17
  • 4
  • 2
  • 101
Sinopsis

Continuación de Noche de supervivencia (parte 1). Carlos y Laura se han separado de su grupo, están perdidos en un pueblo desconocido y acorralados por Z hambrientos. No les queda otra que sobrevivir hasta que todo pase.

No podemos retroceder. Tampoco podemos ir al punto del codigo. Subimos la calle y vemos que se divide en dos: una calle conecta con la plaza y la otra, a su vez, se divide en una escalera y otra calle que no sabemos hacia donde van. En medio de la intersección hay un gran monumento de piedra. Se oyen gritos y pasos que vienen de la plaza. Nos escondemos tras el monumento. Laura apoya la espalda en el. Yo vigilo cuando es prudente salir. Oigo ruidos extraños detrás mia. Dos adolescentes estan, como se suele decir, pelando la pava. Supongo que es un gran momento para ellos. Los infectados acechan y ellos solo pueden sentir su amor y su excitación. Una mezcla entre muerte y vida. O quizas solo estan cachondos. Miramos la calle de la que hemos huido. No hay peligro. Volvemos para  ver si nuestro equipo está allí. No hay nadie. Saco el móvil para ver si han hablado en el chat grupal.

~Fran

~Rubiooo donde estas?

~Han attrapado a uno

~Quien?

~Los militares

Debería haber apuntado sus nombres. Ahora no se quien es quien.

~Laura y yo nos hemos perdido. Donde quedamos?

No contestan. Guardo el movil.

-Dicen que han pillado a uno.

-¿A quién?

-No lo se. Creo que a Fran. Pero dicen algo de los militares.

-Fran es quien puede descifrar los codigos.

-Lo se. ¿Estás bien?

-Odio que me persigan. Me da ansiedad.

Me rio ante lo obvio que me parece.

-Piensa que es como jugar al pilla-pilla –cojo su mano acolchada por un guante casero. -Venga, movamonos.

Como es inutil que vayamos a por el codigo ya que ninguno podemos analizarlo, nuestro objetivo ahora es sobrevivir hasta que volvamos a reunirnos con el resto. Seguimos bajando la calle. Le damos un gran rodeo a la plaza. Giramos hacia la izquierda. Detrás nuestra van unos militares. Cuando se acercan nos preguntan por una direccion. Son solo chicos disfrazados. Aunque van bien preparados. Han perdido sus mapas. Nosotros llevamos dos. A cambio de uno les pedimos su protección. Les seguimos. Pero no por mucho tiempo. En la siguiente intersección veo a un grupo huyendo.

-Laura. ¡Laura corre!

El grupo y los militares huyen hacia abajo, nosotros hacia arriba. Los Z han salido de la plaza y ahora estan todos por las callejulas. Nos llevan hacia el mismo monumento. Ahora no esta la pareja, hay tres chicas, una de ellas se mira la mano dolorida. Asomo la cabeza sobre la piedra y veo a un Z persiguiendo a alguien calle arriba. Miro de nuevo el movil.

~Ya tenemos el segundo codigo

~Donde estais?

~Joder casi me pilla un z

~Nos vemos en el segundo codigo?

-¿Qué dicen?

-Ya tienen el segundo codigo. He dicho de quedar allí.

Laura saca el mapa. Esta sin aliento y muy asustada.

-No podemos llegar hasta alli. Hay Z en todas las calles.

-No nos queda otra. O nos quedamos aquí para que nos atrapen o salimos y al menos tenemos una oportunidad.

Guardamos el mapa y el movil. Dejamos que las chicas vayan en la vanguardia mientras nosotros miramos hacia atrás. He pasado tantas veces por esta calle que me parece a ver estado toda la noche en ella. Las chicas salen corriendo. Miramos alrededor. No hay nada. Nos han despitado. Llegamos a la calle principal del pueblo. La gente pasea tranquilamente. Al parecer por ahí no hay nada peligroso. Vemos un grupo bajando la calle. Le preguntamos por la calle Piedra Gorda, donde esta el segundo codigo. Nos dicen que esta hacia arriba, pero que tengamos cuidado porque esta plagado de Z. Andamos un poco y le preguntamos a unos niños que parecen ser del pueblo. Dicen que vamos en direccion contraria. Nos han engañado. El grupo de antes ha desaparecido. Decidimos descansar en esa calle que parece protegida. Saco mi botella de agua. Laura saca su chuches. Me ofrece, pero las rechazo para guardarlas para mas adelantes. Tranquilamente vamos hacia el segundo punto. Al parecer todos los Z del primer punto se han reunido alli. Nos refugiamos en un bar cercano. Nos encontramos con las tres chicas de antes. Al parecer una se cayó huyendo de un Z y se arañó toda la mano. Laura hace alarde de sus guantes acolchados caseros.

-Yo no aguanto mas. Estoy reventada –dice la chica de la mano herida.

-Yo creo que me rendire tambien –contesta Laura.

Las chicas se van. Llamo al movil de Fran. Me contesta Adela.

-¿Dónde estais? Nosotros en Casa Chico. ¿Podeis venir?

-Carlos, toda esa zona esta infestada de Z. No podemos ni acercarnos. Estamos en el tercer código.

Nos fiamos de su palabra, aun asi, damos un pequeño rodeo para llegar a esa calle. No hay nadie por esta calle, pero no puedo fiarme. Miro hacia atrás constantemente. Cuando llegamos a la tercera plaza vemos a nuestro grupo discutiendo para descifrar los codigos y a un grupo de civiles observando el espectaculo. Compartimos nuestra hasta el momento. La mayoria son iguales: perseguidos y acorralados por Z y hordas. Al hermano de Pedro le dio un tiron en la pierna, pero puede seguir andando. Al poco tiempo llegan los militares falsos. Nos dan las gracias por el mapa. Por fin descifran el codigo. Debemos dirigirnos al lugar donde realizar nuestra primera prueba: el auditorio cubierto del pueblo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Está basado en un mundo donde los zombies son de lo mas corriente. Así que hay zonas protegidas y juegos con ellos.
    Pero no entiendo algo, por qué hay personas caminando normal en la calle! Si hay bichos diabolicos atacando a los humanos.. O la cuestion donde todos estan metidos es como un juego? Algo que si quieren se salen, como las chicas..
  • Continuación de Noche de supervivencia (parte 1). Carlos y Laura se han separado de su grupo, están perdidos en un pueblo desconocido y acorralados por Z hambrientos. No les queda otra que sobrevivir hasta que todo pase.

    Al fin ha llegado la Lucha Z a Gerena. Un espectaculo sangriento en el que un hombre lucha contra un zombie o infectado. La edicion de esta noche es especial. Buscan a nuevos talentos que se puedan unir, ya sean como luchadores o como infectados.

    Escribí esto como una especie de reto personal. Me daban un tema y debía escribir sobre eso. El tema era: "Durante toda tu vida, música que sólo tú puedes oír te informa sobre cómo te sientes o te avisa de futuros acontecimientos. De repente, "Somewhere Over The Rainbow" se detiene y cambia a “Duel of the Fates”…". Me lo planteé como si los dioses eligieran a sus campeones, les diesen poderes y banda sonora para hacerlo más divertido. Podéis leerlo mientras escucháis las dos canciones si queréis, no prometo que por ello sea mejor. Aún así, espero que disfrutéis del relato.

    Primero, si, el titulo está relacionado, pero doy permiso para que tú, el lector, uses tu imaginación con mi relato como te plazca. Escribiendo reflexioné sobre los sentimientos y sus formas de expresarlos, algo que para mí es algo complicado, dinámico y siempre desconocido. Pensé en las lágrimas y la tristeza, en como a veces no se relacionan. Muchos sabréis que éstas puede expresar tanto la alegría como la tristeza. En mi relato las lágrimas son de ira. No os cuento más, disfrutad.

    Tras la muerte repentina de Marcos, Ana, su cíber-amiga, viaja desde Madrid hasta Sevilla para conocer la ciudad que él prometió enseñarle. Allí conocerá a todas las personas relacionadas con Marcos: su hermana, su padre, sus amigos... Ana descubrirá toda la vida de una persona que jamás llegó a existir.

    Estaba viendo un capítulo de Orange is the new black en el que le preguntaban a las reclusas que era el amor para ellas. Me llamó la atención la respuesta de una de ellas: "El amor es dolor. Un dolor intenso. Del que nunca te cansas. Del que siempre quieres más y más". No está mal la respuesta, pero creo que se podría definir mejor.

    Esta historia la cree para un juego de rol "ambientado" en Las mil y una noches (entre comillas porque lo único que tienen en común son algunos nombres y que es en un desierto). Sin hacer mucho spoiler, siempre me ha gustado la idea de que Dios es un niño perdido.

    Debería entrar en reflexiones, ya que trata de una experiencia, pero es sobre el amor. ¿O quizás es sobre las parejas? Hay que saber diferenciar entre amor, enamorarse y pareja.

  • 10
  • 4.8
  • -

Tratando de dejar mi huella en el mundo. Ama mi caos, aunque sea ámalo desde lejos.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta