cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Noche Tras Noche
Drama |
01.10.12
  • 5
  • 2
  • 545
Sinopsis

Una mente atormentada quiere olvidar pero no puede

A estas horas de la noche, la barra del bar no es más que una pista cubierta de charcos de licor y vino seco. Sólo quedamos cuatro individuos sentados amenazantes sobre ella, y yo ahogo mis penas en silencio con el único objetivo de escapar de estos lúgubres recuerdos que me atormentan. Me gustaría poder decir que se pasará pronto y que no volveré a sentir el resquebrajar de mi cordura, pero no puedo, no puedo porque sé que tendré que soportar esta carga el resto de mis días.

Pasó las noches aquí sentado, junto a individuos que parecen no haber corrido mejor suerte que yo en la vida, hasta que me miro las manos y me digo a mí mismo que éste no es lugar para mí, que no es lugar para olvidar. Todas las noches igual, y siempre acabó levantándome del mugriento taburete totalmente ebrio, intentando buscar a duras penas la salida de este tugurio de mala muerte.

Salgo de la taberna y la primera ráfaga de viento arrastra su voz calle abajo, hacia la oscuridad de la noche. Mis ebrios pensamientos se activan, y me presionan la conciencia hasta obligarme a recordar. Rompo a llorar porque no hay nada más que pueda hacer. Mi corazón se anega de lágrimas dolorosas que me traen el recuerdo de Ella, y del olor a chapa humeante y neumático quemado. Mi mente se transporta al instante que revivo noche tras noche; cuando mi vida se desmoronó en aquel accidente de coche.

Camino calle abajo en la silenciosa oscuridad de la noche creyendo saber a dónde me dirijo mientras voy dando bandazos de un lado a otro. Una ráfaga de viento choca contra mi nuca y me susurra algo dulcemente al oído. Es Ella. No. Me doy la vuelta pero ahí no hay nada, solo oscuridad. Sigo mi camino errante y un atisbo de lucidez me hace pensar que ya he pasado por este lugar, pero eso ahora me da igual, solo quiero llegar a casa y contarle a mi almohada que la echo de menos una noche más.

Algo detrás de mí acaricia mi mejilla. Es Ella. No. Me doy la vuelta pero ahí no hay nada. Me asusto y corro. Corro por las calles oscuras hasta que un adoquín frena mi carrera y me hace caer al suelo. Aquí tendido, con los dientes ensangrentados, una vez más rompo a llorar, porque me doy cuenta de que mi mayor tortura no es el recuerdo, sino la muerte que me persigue para dejarme vivir.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta