cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Nosotros que anhelamos la vida
Varios |
07.06.05
  • 3
  • 1
  • 1341
Sinopsis

“Pues mientras nos falta lo que deseamos, nos parece que supera a todo en valor; pero cuando fue alcanzado, se presenta otra cosa, y así siempre estamos presos de la misma sed, nosotros que anhelamos la vida.”

Lucrecio, De rerum natura, III, 1095


1. GALILEA

El comienzo siempre es lo más duro, sobretodo cuando has fracasado una y otra vez; y encima, y eso no es lo peor, jamás te has dado cuenta de los errores cometidos y careces por completo de tiempo para poder enmendarlos.
Ella se fue un día de mi vida, harta de crueles y despóticas mentiras de buitre carroñero. Se quejaba una y otra vez de mi impenetrable e imperturbable vida de perdedor acomodado, algo que había aguantado durante unos cuatro años o cinco años, qué más da, qué sé yo la exactitud de mi partida peor jugada; una partida donde puse exceso sin corazón, crueldad sin sentimiento, una larguísima huelga de mí mismo.
La conocí por casualidad, si se le puede llamar así; ya que creo que cuando conoces a alguien, esa persona está dibujada de antemano en tu destino, en tu mapa del mundo. Pues bien, ella estaba insertada en mi alma desde el día en que nací. Cuando miré sus oscuros y enigmáticos ojos negros creí que me iba a ahogar ante tanta belleza; podía volar alrededor de su rostro con sólo mi imaginación. Por la noche recordaba a cada segundo mi primera conversación, nuestro primer y fortuito encuentro. Creo que ya la había conocido, no exactamente lo que se dice conocer; pero mi alma ya llevaba una porción de su ser.
En aquella época yo dirigía una tienda venida a menos, un videoclub con más agujeros que el Prestige, ya que tenía más acreedores que deudores, más ilusiones que beneficios; todo tan ficticio como mi propia imagen: la de un alopécico muchacho que poseía más de trescientas combinaciones estilísticas para ocultar su cráneo. Conocía a perfección donde debía enclavar cada uno de mis teñidos y despoblados mechones para ocultar una galopante calvicie que me asfixiaba en un mar de asquerosas inseguridades. Recuerdo que, por aquel entonces, cuando alguien me miraba fijamente la cabeza me las ingeniaba para empezar a hablar como un loro; con un nerviosismo que hacia que mi diálogo fuese tan patético como incoherente. El nerviosismo me condenaba a divagar entre miles de estúpidas frases de calvo acomplejado.
Mi primer vacío craneal se produjo a finales de los noventa, yo era un tipo joven majo que se engominaba su preciso y precioso cabello largo colocando una goma estratégicamente a modo de recogido. Mi cabello me hacia sentir tan orgulloso como Sansón antes de tropezarse con Dalila.
Pues bien, yo me tropecé con mi propia Dalila, con esa parte de mi alma que me daba esa luz que no había visto en nadie más. A partir de ahí, con cada soplo de amor que sentía, con cada brisa de su amor, se me iba cayendo poco a poco cada uno de los pelos que poblaban mi cabeza; lentamente iba agonizando hasta que tuve una especie de visión en un programa de la cadena estatal, era uno de esos reality show donde varios chicos se encerraban en una ficticia academia para revivir viejos éxitos de cantantes desafortunados en su progreso hacia la fama.
Durante esos épicos días se pusieron de moda los pañuelos y diademas que los aprendices de estrellas del rock lucían por la preparada academia de cart&

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta