cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Nubes lila-carmesí
Varios |
27.04.14
  • 4
  • 0
  • 1677
Sinopsis

Son días de carnestolendas, y como para purificarme un poco de su empalagosa algarabía...

Son días de carnestolendas, y como para purificarme un poco de su empalagosa algarabía busco refugio en mi terraza, ya allí me abandono a la contemplación. Densas nubes se agolpan en la bóveda celeste. Lucen inmóviles pues son pesadas al viento, y todas forman un heterogéneo certamen de tamaños y formas disímiles. Un grupo de ellas me sugiere supremacía en altura, aunque no en densidad, pues son ralas y dan un aspecto moteado a su ámbito; éstas se distinguen por su color albo límpido. Otras, las más horizontales y quizá las de menor altura, son coposas y se distinguen por su color arrebolado, que presagia la inminente puesta del sol. También se distingue un tercer grupo, éstas serían las de medianera altura y son lóbregas; si lloviera, éstas serían las culpables. Las otras son indiferentes a mis ojos y no cumplen más función que de relleno. El panorama es acogedor, y así como nosotros, ellas también viven su propio carnaval de formas y colores. De pronto, algo nuevo surge en el seno mismo de esa frondosidad nubosa que me hace recordar que la atmósfera y todos los fenómenos meteorológicos que alberga, no se nos presentan como imágenes congeladas de cámara fotográfica sin opción al cambio, sino que son volubles y a la par del tiempo demudan en las más inimaginables y exóticas apariencias y tonalidades. Lo que veo ahora ha surgido por solapamiento y a mis ojos es lo más hermoso que se puede contemplar en un atardecer desde mi terraza, apoltronado en mi diván. La conjunción de nubes arreboladas con las grises generó un menudo cuarto grupo, la de las nubes lila-carmesí. Dejo llenar mi mente, corazón y alma con su celestial perspectiva, como para que me acompañe el resto que queda del día. De regreso, al bajar por las escaleras, me veo urgido a contemplar el imponente ocaso, y ya me da curiosidad saber qué nuevos matices coloridos impregnará en las nubes venideras, en los majestuosos vellones del próximo atardecer. Adiós.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 58
  • 4.26
  • 625

Me considero una chica liberal, con una mente abierta al mundo, acorde con lo que exige una sociedad de estos tiempos.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta