cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
#UNAMAS Parte 26
Suspense |
10.02.21
  • 4
  • 2
  • 247
Sinopsis

Genaro

No podía dejar de pensar en Julieta… ¿Estará bien? ¿Necesitara algo? Tenia muchas ganas de tomar mi auto y dirigirme al hospital, pero debía terminar con Macros

-Bien hijo… me dijo Julieta que mentiste sobre el robo de tu celular ¿no?

-Si señor- bajo la mirada- Tenia miedo de que se dieran cuenta que estaba saliendo con Vanina

- ¿O estas ocultando algo más?

-No señor, lo juro

-Bueno, en ese caso, supongo que no tendrías problema en entregarme tu celular

-Lo haría, si no lo hubiese tirado al rio

Julieta tiene razón, este niño puede ponerle los pelos de punta a cualquiera

- ¿Acaso tu tienes idea de lo perjudicial que puede ser esto para ti?

-Ahora sí señor, pero si usted me lo permite, mañana puedo ir al rio y ver si lo encuentro

Comencé a reír, como el viejo malvado que soy, pero debo confesar que me enterneció un poco eso

- ¿Y por que se supone que debería creerte? – pregunte entre risas

-Porque soy inocente- respondió seriamente

Incrédulo y sorprendido, decidí darle una última oportunidad

-Esta bien- me ergi sobre el asiento- Tienes hasta mañana a las 20:00hs, si para cuando yo llego no estás aquí con el celular, tendrás grandes problemas muchacho- lo intimide, solo para probar si podía confiar en el

-Si señor, estaré aquí con el celular- dijo con total seguridad

Lo deje ir. Ya había estado mas de una hora hablando y sentí que no tenía más para decir, o al menos eso me pareció

¿Por qué tardaran tanto?

Recordé lo que ella me dijo antes de desmayarse, “Tenia miedo por su hijo”, ¿Acaso nos estábamos perdiendo una parte de la historia?

Me prendí otro cigarrillo (debería dejar de fumar, mis pulmones me lo agradecerían) y camine hacia la celda de Raúl. Para mi sorpresa, estaba despierto, sentado en el piso y de muy mal humor

- ¿Qué quiere? – pregunto en un tono desafiante

-Escuchar su versión de la historia

Noté que lo sorprendí porque enseguida se puso de pie y sus manos corrieron a abrazar los barrotes

- ¿Usted me habla enserio? – asentí – Oh muchas gracias, no sabe cuánto necesito hablar de esto

-Lo escucho

-Sandra- suspiro- Ella es una mujer tan complicada…tan consumida por el dolor y la ira… no sé en qué momento se convirtió en lo que es ahora

- ¿Puede ser un poco más específico?

-Cuando yo la conocí no tenia nada, solo a Nadia y un trabajo que solo le permitía ganar para comer… vivía con la madre, la que siempre le recordaba la vergüenza de tener una hija siendo soltera… Yo fui su salvación, o al menos eso me decía

- ¿Y qué paso?

-El dinero… la edad… Usted sabe que yo le llevo diez años de diferencia, bueno, al principio no le importo, pero estos últimos años si… descubrí que me es infiel hace rato…

Ella dijo que él era el infiel

-…creo que tiene la edad de Julieta, no estoy seguro

-Y usted ¿nunca la confronto?

-No- antes de que pudiese preguntar el porqué, se adelanto- No quiero perder a mi hijo y separarme de ella, implicaría eso- suspiro- En fin, la mujer tierna de la que me enamore desapareció y en su lugar mostro un lado preocupantemente posesivo… comenzó a revisar mi celular, mi ropa, mi cuenta bancaria… Creo que, como ella me estaba engañando, tenia miedo de que yo le hiciera lo mismo… me celaba por todo, hasta con Nadia

-Disculpe ¿Cómo que lo celaba con Nadia?

-Si… decía que como estaba creciendo, seguramente yo la estaba mirando con otros ojos y que ella, para experimentar, buscaría acercarse a mi

Esto se está poniendo jodidamente preocupante

-Desde que ella murió tengo miedo… tengo un mal presentimiento, al comienzo estaba convencido de Marcos, de hecho, ella me decía todo el tiempo que este chico maltrataba a Nadia y yo le creía… pero después de que cremaron el cuerpo…

- ¿Cómo que lo cremaron?

-Si, la misma tarde en que se lo entregaron, de hecho, yo me entere cuando llegue a casa esa noche y le pregunte porque no había ido a la juguetería en el día… Creo que inconscientemente asumí que estaba con su amante- rio- Pero no, cremo el cuerpo de su hija y no fue capaz de decirme nada- sus ojos se llenaron de lágrimas- Yo la crie ¿sabe? No tenía mi sangre, pero era mi hija…

Yo estaba fuera de mí, necesitaba ir corriendo al hospital y contarte todo esto a Julieta ¿Acaso la asesina de Nadia estaba más cerca de lo que pensábamos?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 51
  • 4.57
  • 9

Soy nueva en la plataforma :) Amo los libors y amo escribir, mi primer obra es en honor a la serie que me lleno el alma cuando era niña... Club Winx Segunda obra: #UNAMAS una problematica muy actual que se refleja en una historia de ficcion

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta