cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
ocho de marzo
Reflexiones |
07.03.07
  • 4
  • 17
  • 3903
Sinopsis

Lejos, pero no mucho, queda el tiempo en que la mujer fue autorizada a llevar pantalones en las oficinas como una concesión magnánima, que más adelante pudo viajar al extranjero sin permisos del padre o del marido y las leyes se hicieron mas justas. He sido testigo del cambio en España.

Hoy es el día pertinente para expresar mi miedo a que nuestro país imite la manera de andar de los cangrejos y, todo cuando ha evolucionado para que nuestro sexo tenga los mismos derechos, empiece a derrumbarse por sentir que defender nuestros ideas, rechazando costumbres extranjeras, pueda parecer racismo.

Mi amiga trabajaba en la pequeña sucursal (solo son dos empleados) de un gran banco, en el barrio donde esta situada, se instalaron varios paquistaníes, que abrieron cuenta en su entidad, la primera vez que rechazaron ser atendidos por una mujer, Inés, mi amiga, sintió el desprecio de una aptitud machista y fuera de lugar, este hecho no le resultó tan grave como los acontecimientos que se han ido desarrollando con posterioridad.

Supo que uno de sus nuevos clientes había tenido una discusión con varios vecinos, porque le afearon que en plena calle diera una bofetada a su joven esposa, la cual no quiso denunciarle, es sabido según ella, que si el marido no te pega es que no te quiere.

La bigamia no esta permitida pero cuando dos mujeres jóvenes, han facultado al mismo varón para sacar dinero de sus cuentas, sin figurar de titular, por no perder las ayudas a madres solas, cuidando de que los depósitos se abran en sucursales distintas y alejadas entre sí, no hace falta ser un experto para comprender los lazos que les unen.

Sea por altruismo o por antipatía, Inés puso en conocimiento de las autoridades sus sospechas y lo que ha conseguido es el traslado a otra sucursal, por extralimitarse en juzgar la vida y costumbres de otras razas. Que una mujer molestara a los clientes, por el mismo hecho de ser mujer, no lo han mencionado, pero han enviado a un compañero.

Cuando mi amiga nos explicaba su experiencia recalcando que esto esta pasando en nuestras ciudades, recordé la vez que siendo adolescente visité el pueblo de mi abuela.

Sombras vestidas de negro de la cabeza a los pies, cuya única distracción era llevar flores al cementerio y, sorprendentemente para mí, hablaban defendiendo la autoridad del marido en forma de agresión, como una muestra de amor. Ninguna de las que emigraron de ese pueblo, que yo conocí, mantuvo esa tesis en la ciudad.

Actitudes que no se han archivado como pasado, se reactivan en nuestro presente, sigue siendo más difícil conservar que conquistar.


Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • las mujeres no lo tenemos todavía nada fácil en este mundo, situaciones como las que describes son vistas como "respeto" cultural por algunos y eso es inaceptable, yo también lei hace un año un artículo que decía eso de que la agresión es señal de amor, se confunde machismo con cultura y muchos se quedan tan tranquilos, pero hay que quejarse y denunciarlo, porque sino a dónde iremos...
    Creo que no me queda mucho más por añadir, han ido saliendo ideas que comparto
    La adaptación al medio siempre es difícil y mucho más cuando lo que intentas es exportar tú antiguo medio al nuevo medio. Yo por desgracia lo veo cada día. Miles y miles de horas de esfuerzos tirados por la borda, pero en definitiva, se tiene que seguir luchando para que las siguientes generaciones sean mejores, y aquí no me excluyo yo.
    Estupendo relato.Y frente al trato q estamos teniendo con la gente q viene de afuera, creo, q pesa mas el miedo a q nos tachen de racistas q el sentido comun o defender q son ellos los q vienen a un pais q no es el suyo,y creo q como nuestros abuelos y padres hicieron cuando emigraron,tuvieron q adaptarse,y no sin dificultades a esos nuevos paises a los q con el tiempo supieron amar y respetar como al propio.Seran capaces los que llegan aqui de hacer lo mismo ???
    Y muchas mas mujeres en la universidad que hombres
    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Depende de vosotras el que las cosas cambien para mejor. Yo sostengo la tesis de que el día en que las mujeres dominen en política, las cosas sera, de otra manera. El camino está trazado, ya hay más juezas que jueces, por poner un solo ejemplo. Animo. Os respeto y admiro
    Es tan grande la disparidad de pensamientos y lo permisivo en cuanto a conductas que estamos recorriendo un camino de final incierto, en el que unos caminan hacia un sentido y otros lo hacen hacia el totalmente opuesto. Dicen que la mezcla enriquece, esperemos que el tiro no salga por la culata... porque de las diferencias surgen los extremos.
    La hipocresía y el cinismo, siempre a la vuelta de la esquina...
    La mentalidad de las personas va cambiando. Somos más abiertos de mente que nuestros padres, aún lo serán más nuestros hijos, o eso espero; pero ser abiertos de mente no significa eliminar nuestros criterios. No podemos ser tan tolerantes que toleremos lo intolerable, puesto que unos derechos se superponen a otros. El derecho a la igualdad con el derecho de los inmigrantes a preservar sus rasgos culturales. Y en cuanto a lo que de mujer me toca, me alegro de haber nacido en occidente, pero aún no hemos llegado.
  • Como el agua se escapa entre los dedos, el alma huye del Alzheimer

    ancianos

    Embriones de sentimiientos, agujeros negros en el universo del alma

    beber la vida con dos cubitos

  • 38
  • 4.49
  • 395

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta