cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Ojo por ojo I
Terror |
04.06.09
  • 4
  • 5
  • 1779
Sinopsis

La carretera formaba meandros artificiales que serpenteaban cruzando aquel puerto de montaña.
Cada día Miguel hacía ese pesado camino hasta su casa después de una larga jornada de trabajo en la oficina.
Aquella noche se había entretenido con unos compañeros y las horas se consumieron rápidamente, como si el reloj suspendido en aquella pared de aquel bar se hubiera comido con hambre de tiempo, al menos, un par de horas de más.
Los ojos se le cerraban lentamente como si se tratara del telón de un viejo teatro, se golpeó dos veces en la cara dejando una marca sonrojada en su mejilla. El viaje se estaba siendo demasiado pesado y pensaba que lo mejor hubiera sido pasar la noche en algún hotel de la zona.
Mientras subía el puerto la niebla se hacía mas densa, un mar de finas lágrimas se alojaban sobre el cristal de su Ford Mondeo.
Cerró por un instante los ojos, sus manos abandonaron por un momento el suave cuero que forraba el volante, cuando los abrió, una sombra golpeó su parabrisas, frenó bruscamente y bajó de su coche con el alma aún conmocionada.
Una figura yacía en el asfalto dibujando una silueta terrorífica que parecía formar parte de aquel tétrico lugar.
Miguel no quería tener problemas, subió de nuevo a su coche y se alejó derrapando los neumáticos de su Mondeo.
Cuando llegó a su casa, Isabel, su mujer le esperaba recostada en el sofá mientras se entretenía viendo uno de esos “programas basura” que cuentan las penurias de personas aún más “basuras”.
- ¿As visto la hora que es? me tenias muy preocupada -. Preguntó su mujer con inequívoca voz de preocupación.
Miguel la miró con la vista perdida, solo podía visualizar en su retina la imagen de aquella persona ocupando el negro asfalto.
La noche parecía no querer abandonar el dormitorio del matrimonio, ya hacía horas que Miguel intentaba dormir pero no podía pegar ojo.
Una extraña fuerza amparada en la oscuridad lo hizo mirar al pie de la cama, una silueta se alzaba inerte, intentó levantarse pero era imposible, estaba totalmente inmovilizado como si una pesada roca lo sepultara sobre el colchón. La figura que parecía flotar y elevarse sobre la cama se inclinó hasta que se colocó a la altura del aterrorizado ejecutivo. El rostro de aquel ser nebuloso miró fijamente a Miguel, a escasos centímetros de su cara desencajada. Ese ser parecía tener un bozal de alambre que casi llegaba a tapar sus ojos ensangrentados
De pronto la tenebrosa sombra se desvaneció, su cuerpo salto de la cama como un resorte, por su espalda resbalaba un río de sudor helado, se volvió y observó a su mujer placidamente dormida. Agarró el reloj de su mesita de noche, los dígitos destellantes marcaban las dos y cuarenta y cinco de la madrugada.
A la mañana siguiente Miguel se levantó temprano como siempre para ir a la oficina, se preparó un café y se sentó delante del televisor a ver las noticias.
Un accidente de tráfico, una victima más en la carretera. Ese tramo de vía le era familiar, si, no había lugar a duda, allí fue donde se le atravesó esa cosa.
- El cuerpo fue hallado con vida aunque su corazón dejó de latir mientras la ambulancia se dirigía al hospital más cercano, la muerte oficial fue exactamente a las dos y cuarenta y cinco de la madrugada -.


CONTINUARÁ...
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Buen inicio, si señor. El ambiente de tu relato es denso, acogota y atrapa al lector. Voy a por el siguiente, UN abrazo
    Vaya... estás reflejando una historia, que por desgracia nos resulta muy familiar... si tu personaje, hubiese parado para ayudarle ¿aún seguiriía con vida? buenisima historia que iré continuando... ay dichosa conciencia nuestra... Un saludo.
    Me ha gustado. Espero la continuación...
    Me encanto, un saludo.
    La conciencia humana... , u otros mundos en interferencia con el nuestro para canalizar el sufrimiento provocado .Me ha gustado.., saludos
  • Hola de nuevo queridos amigos, echaba de menos eso de volver a escribir, y ahora que encontré el momento no pude ni quise evitar la oportunidad de volver a pisar mi templo literario. Os saludo a todos y espero no pasar tanto tiempo fuera de aquí.

    Este relato lo he recuperado para volverlo a publicar, le tengo un especial cariño. Antes del relato esta la sinopsis que escribí en su día. Un saludos compañeros

    Saludos compañero, aquí os dejo una pincelada después de una pequeña ausencia . Un saludo a todos

    Rescato este relato que escribí hace un tiempo para que podáis leerlo los que en su día no pudisteis, aquí os dejo la sinopsis original en el mismo relato ya que aquí no me cabe. Un saludo

    Bueno perdón por mi ausencia durante este mes pasado, pero el trabajo me ha absorbido jaja, bueno aquí os dejo una pincelada de locura. Un saludo compañeros. Esto se lo dedico a Stavros por su punto de locura literaria jaja. Un saludo compañeros

    Bueno este relato lo escribí hace algún tiempo, lo vuelvo a reincorporar porque creo que muchos compañeros se quedaron sin leerlo. Espero que os guste.

Soy Algecireño y Gaditano aunque actualmente vivo en México, soy empresario y mi mayor afición es escribir, llevo haciendolo desde que tengo 12 años y los géneros que más me gusta escribir es la poesía y literatura de terror, aunque la verdad cuando viene la inspiración escribo de cualquier tema. He vuelto a TR y esta vez para quedarme jajaja

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta