cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Opinión
Reflexiones |
09.09.20
  • 4
  • 2
  • 146
Sinopsis

Escribo esto a pesar de la pereza que me invade y me persigue cada vez que miro cualquier fuente de información incluyendo ponerme por primera vez a escribir al respecto.

Escribo esto a pesar de la pereza que me invade y me persigue cada vez que miro o leo cualquier fuente de información incluyendo ponerme por primera vez a escribir al respecto.

Tirando de refranero, al margen de las libres creencias de cada uno: Si esto es normal que baje Dios y lo vea.

Bueno, al tema, hace más tiempo del que me gustaría soporto atónita la conformidad con la que más personas de las que me hubiera podido imaginar jamás obedecen sin rechistar y lo que es peor sin hacerse preguntas sobre esta situación en la que vivimos en el mundo en general y en nuestro país en particular.

Todo empezó ,encabezamiento perfecto para tantas historias que son contadas ,un mes de marzo de este mismo año, cuando las autoridades sanitarias y el gobierno empezaron a advertir de un virus letal que cerraba colegios, negocios, empresas de todo tipo ,en fin, lo que viene siendo una auténtica pandemia llamado coronavirus o sars cov 2, como prefieras.

Muchas personas, entre las que me incluyo, lo calificábamos de especie de gripe porque supongo que oiríamos campanas provenientes algún sitio. O tal vez fuera una especie de pensamiento colectivo, vete a saber…

La verdad es que hoy en día da tanto miedo aseverar algo sin que te tachen o de escéptico, negacionista o todo lo contrario que ya aterra pensar sin ser juzgado.

 

Bien, en mi ilusa realidad llegué a creer que vivíamos en una democracia o a lo más optimista libres y con derechos propios. Desgraciadamente el tiempo me ha llevado a pensar todo lo contrario, sé que escribo en una página que, en su mayoría, a excepción de algunos cobardes que siempre tienen cabida son personas inteligentes y por eso doy por supuesto que recordareis como yo que cuando nos confinaron a todos solo era obligatoria la mascarilla en lugares públicos, supermercados, centros de salud…

En ese entonces contábamos con innumerablemente más contagios y por ende más muertes que ahora pero aún así la mascarilla no era obligatoria en espacios abiertos.

Sé que no estoy diciendo nada que muchos de vosotros no estéis pensando ya pero todo esto me lleva a una cadena de preguntas sin respuesta.

-¿de que sirven los test PCR si hoy te lo haces con resultado negativo y mañana puede ser positivo?

-¿ por qué decían que el virus no se contagiaba por el aire y ahora que sí?

-¿ por que que los niños eran los principales focos de contagio y ahora que son los que menos transmiten el virus? ¿ porque empieza la etapa escolar irremediablemente y con ella se activa el sálvese quien pueda?

- ¿que seguro que la economía en este país no aguanta otro confinamiento y por eso pasamos todo por alto?

-¿ por qué en otros países hay menos contagios sin la necesidad de usar mascarilla por la calle?

-¿ quien nos asegura que el uso de las mascarillas re-utilizables es lavado con asiduidad y con las desechables se desechan cuando es el momento y son conservadas con las condiciones óptimas de higiene?

- ¿ quien asegura que las condiciones de higiene personales son las adecuadas al tocar cualquier cosa al alcance de todos o al llegar a casa?

En fin, que nunca se ha podido tapar el sol con un dedo y soy consciente que para estas preguntas habrían respuestas políticamente correctas pero no por eso convincentes.

 

Tengo la impresión de que esto es una estrategia más para mantenernos todos con la sensación de que todo está bajo control, pero nada más lejos de la realidad.

Para mí la única realidad es que esto se ha gestionado mal, se sigue gestionando peor, que tengo serias dudas de que otros partidos políticos lo hubieran hecho mejor, que posiblemente estaríamos hablando de lo mismo con menos libertades y que una vez saboreas el poder es muy difícil soltarlo.

Y todo esto sin entrar en teorías conspiratorias que hoy en día ya no me parecen ni tan descabelladas como un tiempo atrás…En resumen todo triste, lamentable y volviendo a tirar de refranero, la realidad supera a la ficción.

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muy bien Saludos (:
    Saludos Nora, felicitaciones!! una excelente reflexión, todo un mar de confusión, y yo como vos, estoy llena de interrogación.
  • Escribo esto a pesar de la pereza que me invade y me persigue cada vez que miro cualquier fuente de información incluyendo ponerme por primera vez a escribir al respecto.

    A veces definitivamente siento que ya no puedo hacer más. Que lo único que me queda es alejarme ,que a veces el dolor es tan asiduo que te acostumbras a el de una manera que cuesta dejarlo marchar

    A veces la tristeza nos visita sin motivo aparente, o tal vez ya estaba allí

    Si tuviera alas volaría, volaría tan lejos que me perdería, me perdería y no podría volver nunca más.

    La tristeza que me invade es tan grande que me asusta.

    No vuelvas porque me desordenas la vida, y es curioso porque eres con diferencia, la persona más ordenada que conozco.

    Abrázame fuerte, déjame llorar sin consuelo en tus brazos, no ser nadie por un rato, que el tiempo se pare y sienta la quietud de mi alma.

    Siento muchísimo haberte hecho daño, siento las lágrimas, los temblores, el desasosiego que te causé. Las ilusiones rotas, los esfuerzos en vano, las dudas, las noches sin dormir, los cigarrillos de más, las charlas infructuosas, mi mirada perdida, mis pocas ganas de seguir, mi melancolía, mi tristeza, los dolores de cabeza.

    El sueño, parece no querer abandonarme, ha vuelto el letargo a apoderarse de mí. Es la sensación de estar en un receso momentáneo de los días, de las horas, de la vida…

    Por fin ha llegado el día, por fin me encuentro conmigo misma y con mis palabras de nuevo...

  • 33
  • 4.49
  • 324

Escribo cuando me arde el alma y las palabras apagan mi fuego.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta