cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Orgullo herido
Reales |
29.09.20
  • 5
  • 1
  • 205
Sinopsis

No le resultó muy difícil a Ricardo seducir a aquella joven en la discoteca...

No le resultó muy difícil a Ricardo seducir a aquella joven en la discoteca. Ella no disimulaba una pizca sus ganas de marcha y él, tras una bien regada cena con los compañeros de oficina, iba lanzado. De modo que tras compartir bromas, bailes y demasiadas copas decidieron rematar la noche en el apartamento de Ricardo.

Ya casi amanecía cuando ella acabó de vestirse. Llamó a alguien por teléfono para que viniera a recogerla y después dijo:

—Son trescientos euros.

—¿Cómo que trescientos euros? —respondió perplejo Ricardo.

—Que son trescientos euros. No me dirás que no me los he merecido.

—Oye, tú has venido porque has querido. No dijiste nada de dinero.

—Mira. Es mi trabajo. Y cobro trescientos por noche. Así que dámelos y nos olvidamos del tema.

—No te pienso dar ni un euro —se revolvió Ricardo herido en su orgullo.

—Oye, no trabajo sola. Tengo socios. Sabemos quién eres, dónde vives, que tienes mujer y un hijo. Así que si no quieres que se enteren de esto, dame el dinero y tan contentos los dos.

—¡Eres una zorra! ¡No te pienso dar nada!

—Si salgo de aquí sin el dinero, tu mujer se va a enterar.

—¡Vete a la mierda, puta!

—Por última vez, ¿me das el dinero?

—¡Lárgate, zorra de mierda!

—Tú lo has querido.

No tardó mucho en llegarle a Ricardo una denuncia por violación. La chica aportó testigos, fotos y detalles, que hacían verosímil la denuncia. La esposa de Ricardo no perdonó la infidelidad e inició de inmediato los trámites del divorcio.

—¡Total, por trescientos euros! —se lamentaba Ricardo derrumbado.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta