cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Otro fin de semana más
Amor |
05.07.14
  • 4
  • 12
  • 3140
Sinopsis

Otro fin de semana más. La noche del viernes cubre su alma con la plácida incertidumbre de lo desconocido...

Otro fin de semana más. La noche del viernes cubre su alma con la plácida incertidumbre de lo desconocido, la incertidumbre de lanzarse a la aventura en aquella jungla de jóvenes cuerpos sudorosos y ávidos de hedonismo. Las luces de la discoteca tapizan su cielo estrellado con rosáceas supernovas y azuladas constelaciones, bañando rostros de mirada perdida y sonrisa embriagada, mientras la música machacona martillea oídos y corazones al compás del último éxito del momento.

Allí está ella, cual ángel solitario y bello, en otro infructuoso intento por transformarse en diablo. Ojos negros y profundos, en su mirada todavía asoma la candidez de la niñez perdida; su tez luce pálida, aún no acariciada lo suficiente por el sol de primavera, ignorante de todos los encantos que en su interior atesora. Unas furtivas caladas de maría aún la recorren las venas, el regusto alcohólico de una copa de ron se desliza por su garganta, adormeciendo por momentos su timidez escondida. No sabe bien lo que busca, o tal vez sí pero no puede reconocerlo, a riesgo de tener que salir de allí huyendo a toda prisa ante la imposibilidad de obtenerlo. En cada rostro, miradas henchidas de ternura, en casa beso, latir desbocado de corazones y amargos desengaños. Algunas veces, pocas, la complicidad de unas caricias y los embriagadores efluvios de la noche la animan a traspasar la delgada línea de lo prohibido, esa que todos hemos cruzado en alguna ocasión.

La densa atmósfera encerrada entre las cuatro paredes se cambia entonces por el más acogedor habitáculo de un automóvil, que como si se tratase de una lujosa suite se transforma en alcoba de improvisados achuchones, de besos pasionales aderezados con el sabor de la ginebra, de caricias infinitas regaladas sin recato, de gemidos de placer intercambiados con un casi desconocido que por unos minutos se convierte en su alma gemela, en el amor deificado de su corta vida, en un para toda la eternidad y hasta que la muerte nos separe, en un te quiero nunca dicho mientras él se deja la piel entre esforzados empellones que se clavan una y otra vez en su corazón, que trota resoplando por los intrincados vericuetos del placer.

Sus manos se elevan hacia el cielo intentando detener la roja bola de fuego que puntual acude a su cita matutina. Por mucho que lo intenta, siempre amanece, imposible contener el inevitable discurrir de los astros. Vuelta a casa, encerrada en el pequeño refugio de su habitación, el rimel corrido bajo los ojos, la pasión todavía a flor de piel, el ego escondido en sus zapatos. Acaricia con cariño la suave tersura de su único amigo, aquel que nunca la traicionará, el único al que se atreve a contarle sus intimidades. Abre el diario por la página del sábado, todavía luce impúdica su inviolada virginidad, mas no será por mucho tiempo. La tinta se desborda en un orgasmo incontenido, hilando las palabras a manos de una experta tejedora de sentimientos. “Otro fin de semana más. Nada especial que destacar. Sigo buscando”.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Un relato que como ha comentado Paco es fiel retrato de la juventud actual. Una juventud que no se ha encontrado aún a sí misma, que sueña, se deja llevar, vive, y también sufre, las más de las veces en silencio, como la protagonista, quien se desahoga con su diario. Me quito el sombrero ante el dominio del lenguaje que demuestras, el estilo de tu prosa destila lirismo y sentimientos a partes iguales.
    Elegía sincera a su mejor amigo, un diario. Las excelentes descripciones de ese fin de semana de una pubertad fueron de mi agrado. Se disfrutó la lectura. Saludos.
    Un fin de semana bien relatado en la vida de una adolescente que está buscando experiencias, sin saber muy bien qué hacer, y contándoselo a su adorado diario. Un saludo!
    Hola Lucio ante todo gracias por tu comentario,me ha hecho sonreir incluso antes del café.Y mira que es raro..jejejje Me ha encantado tu relato, describes perfectamente la búsqueda del amor a edades tempranas,cuando aún no se sabe que si se busca no se encuentra lo que en realidad quieres..Saludos.
    ...muy bien por esa noche, descrita con ese todo y estilo tan poético.
    muchas veces el proceso de busqueda de lo que sea llega a ser mas importante que encontrar o no lo que se busca
    Muy bueno.
    Bueno, tampoco he pretendido hacer un relato moralista, quizás la palabra hedonismo tiene connotaciones un tanto peyorativas pero esta usada principalmente como recurso literario. La adolescencia es a veces una etapa difícil en la que no siempre es fácil encontrarse a uno mismo, se nada entre la rebeldía como forma de reafirmacion del propio yo, que en ocasiones nos conduce a actos que pueden perjudicarnos, y la sumisión a lo que la sociedad nos dice que es lo correcto, que por desgracia muchas veces nos lleva a abandonar los propios sueños e incluso el espíritu crítico. Personalmente creo que una dosis de rebeldía bien encauzada es deseable. Un saludo.
    Impactante el retrato que haces de esa juventud hedonista y con poco seso que vive al día, mejor dicho, a la noche, como si no hubiera un mañana, columpiándose al borde del abismo, felices e inconscientes, tensando cada día un poco más hasta que la cuerda se rompe. Una prosa poética construye una historia notable. Saludos.
    El retrato de una búsqueda fallida en un fin de semana nocturno bien descrito y con fluidez, una busqueda de algo especial que no termina de parecer, quizás otro fin de semana distinto halla más suerte, un saludo.
  • Relato con el que concursé en la semifinal del torneo de escritores del mismo título. Felicitar a nuestro compañero Purple que compitió conmigo y nos ha brindado algunos de los mejores relatos del torneo. Igualmente felicitar a Paco Castelao y Ana Madrigal, que se midieron en una semifinal digna de los mejores.

    Versión revisada y corregida del relato para el Torne de Escritores, Duelo 29: "Elige un arma"

    Relato para el torneo de escritores, duelo 24 "Él ya sabía"

    El primer encuentro de la Humanidad con una raza extraterrestre está a punto de producirse. Pero esconde secretos que nadie hasta ese momento podría haber imaginado.

    Versión revisada del relato presentado al torneo. Aprovecho para felicitar a mi rival Noseque, que hizo un digno papel y contra quien fue un placer competir.

    الله ينظر الأيدي النظيفة ولكن ليس يديه الكاملة - سوريا المثل

    ¿Tú qué hubieras hecho?

    Relato escrito para el concurso de microcuentos "MICROTERROR IV" de una conocida web de autores

    A veces la realidad nos pega una bofetada, y no apetece poner la otra mejilla

    A principios del siglo XVI se suceden las pugnas por el trono de Castilla. Muerta la Reina Isabel y sus tres primeros herederos en la línea sucesoria, la corona recae en su hija Juana, de dudosa estabilidad mental y desposada con Felipe, apodado el Hermoso, cuya deslealtad a los Reyes Católicos es tan solo superada por su ambición de poder. Tras la muerte de Felipe prematuramente y en extrañas circunstancias, la Reina Juana abandona Burgos e inicia un peregrinaje por las tierras de Castilla arrastrando el cadáver de su esposo, con el propósito de darle sepultura en Granada. En este escenario de inestabilidad política los nobles se posicionan ante el futuro incierto que se avecina. Gonzalo de Esgueva, joven aspirante a caballero al servicio de un oscuro Señor, se verá envuelto sin quererlo en éstas luchas de poder. -- Relato largo para lectores pacientes, gracias anticipadas a quien se tome la molestia de leerlo entero.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta