cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Otro trabajo bien hecho
Suspense |
09.12.17
  • 4
  • 7
  • 794
Sinopsis

Mientras avanzaba con sumo sigilo por las oscuras habitaciones de la casa, iba echando un vistazo. La casa era bastante lujosa, propia de una familia acomodada en un barrio alto de la ciudad. Despedía un gusto refinado por parte de su propietario. También me di cuenta de que había muchos crucifijos e imágenes de vírgenes y santos adosando las paredes. Deduje que el dueño debía ser un hombre bastante religioso. De todas formas, a mí eso me importaba un bledo, tenía que matarlo y punto. Era mi trabajo y lo más importante para mí era hacerlo bien.
Escuché una respiración pesada proveniente de la habitación que había al fondo de un largo pasillo. Seguramente mi víctima estaría durmiendo. Avancé con decisión. La oscuridad de la noche era mi aliada, me ocultaba entre sus sombras.
La puerta estaba entreabierta y entré sin hacer ruido. La luna dejaba pasar una luz lechosa a través del cristal. Pude ver así la silueta del hombre, rechoncho, de ralos cabellos grises. Dormía con un pijama de color púrpura.
Dudé entre matarlo sin más o despertarlo antes. No sé bien porqué pero opté por lo segundo. No era crueldad por mi parte. Más que nada era que me pareció triste que muriese en medio del sueño, sin siquiera saber que lo habían matado ni poder ver a su asesino. Sus ojos me miraron fuera de sí, aunque no tardaron en comprender. Imagino que ya sospechaba que vendrían a liquidarlo. Le dije que yo personalmente no tenía nada contra él, que solo era un encargo más, cuestión de trabajo. Le pregunté que si quería hacer algo especial antes de morir. Rezar, me dijo.
Así pues una plegaria fueron sus últimas palabras. Luego un disparo amortiguado por el silenciador y las sábanas manchadas de sangre. Otro trabajo bien hecho.
 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 19
  • 4.15
  • 651

Lo mío son los relatos oscuros

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta